Gracias a la generosidad de Cantinflas, empleados de los medios tienen un retiro