Son rebeldes, retraídos e hiperactivos. No ponen atención a la escuela porque se aburren