El sexo en el reino animal

  • La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hace el humano, las especies EFE

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hace el humano, las especies animales lo hacen más y mejor. Desde la cópula teledirigida del calamar, las incubadoras paraguas de las medusas a los cinturones de castidad de algunos insectos y los burkas de los escarabajos. Entre

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    En las especies en que los machos son muy agresivos, hasta llegar a matar a las crías, las hembras toman dos caminos, o eliminarlos casi por completo al no permitir su reproducción, o se buscan un protector que ahuyente al violento. Así pasa con las leonas, elefantas y focas monje. En el caso de

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Cuando una especie necesita un valedor, el violento cada vez es más violento desde el punto de vista genético, de tal manera que la violencia lleva a atacar todo lo que se mueve. Es un ejemplo de que la violencia no engendra nada más que violencia en todas las especies. Foto: Una cigüeña en Samper

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Pasa igual entre los humanos, si se potencia un modelo agresivo, éste cada vez lo será más porque los genes de la agresividad se transmiten si se le va eligiendo para la reproducción. Se sabe que entre los carneros de Las Rocosas, los agresivos ya no se reproducen, las hembras les dejan que se

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Por otro lado, las tigresas usan al macho sólo para la reproducción y luego se van. Sus zarpazos son sonados después de la cópula, aunque puede volver a mostrarse atenta de nuevo al poco rato. Esas cópulas duran segundos. Foto: La tigresa llamada Krishna al cuidado de sus cachorros en el zoológico

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    El ideal de cualquier hombre sería ser león: Están todo el día relajados al sol, cuidándose la melena, y se hacen servir la comida. Las leonas eligen al macho con una buena melena y voz; les dan de comer aparte para que se nos acerque a las crías porque las matan. Foto: Una pareja de leones con sus

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Los tamaños y formas de los órganos sexuales de los animales son muy variados: Hay penes que tienen como ojos, otros tienen plumas, y más curiosos que se dividen en dos... El pene más grande es el del piojo, que crece 50 veces su tamaño. Foto: Imagen magnificada de un piojo visto a través de un

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    La mayor anarquía sexual se encuentra entre los chimpancés: La hembra en celo copula con toda una fila de machos que esperan pacientes su turno, sorprendentemente, sin pelearse. La chimpancé se asegura quedar preñada y provoca confusión en la paternidad de las crías; así, si un macho cree que una

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    En sus actos sexuales, los bonobos son los seres que se parecen más a los humanos. Tienen pinta de chimpancés pero desde el punto de vista evolutivo están más cerca del humano que del chimpancé. Tienen dos estructuras: En la horizontal de los machos, un dominante se acuesta rey un día y al

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Dentro de esa estructura de hembras hay parejas homosexuales, hembras o machos del mismo sexo que establecen alianzas de ayuda o defensa y tienen relaciones entre sí. Cuando los bonobos se enamoran se van a vivir juntos y tienen una cría, pero si la hembra sigue enamorada lleva el cachorro a la

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    En la especie animal, como la humana, cuando hay carencia de miembros del otro sexo, se relacionan con el mismo sexo. Pero hay elementos que eligen a su mismo sexo para convivir y copular. En el primer acuario que hubo con delfines en Florida, convivían sin problemas dos machos. Pero cuando buscaron

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    La bisexualidad en el mundo animal es muy frecuente, sobre todo en los primates superiores. Tienen una sexualidad muy activa que además les sirve para mantenerse relajados, para acabar con las diferencias, mantener el grupo unido, para que no haya tensiones, y... también para prostituirse. Foto: Una

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Lo que más trabajo cuesta conseguir es la comida. Cuando un ejemplar tiene una presa, otro la puede conseguir a cambio de favores sexuales. Hay casos de cabras en las que los machos le consiguen comida a la hembra a cambio de sexo. Foto: Una pareja de focas arpa en el Golfo de San Lorenzo, en

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    El colmo de la "prostitución animal" es que hay machos insectos que llegan a ceder la mitad de su masa proteínica a cambio de una cópula. Las funciones alimenticias y de reproducción en animales y plantas es muy parecida. La vida amorosa del mundo vegetal es tan compleja y divertida como la de los

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    En cuanto a las posturas, todos los animales que tienen columna vertebral tienen que colocarse encima de la hembra, el problema es colocar la cola para que no moleste. Muchos reptiles tienen dos penes dependiendo de la postura de la hembra. Foto: Una cría de foca arpa es amamantada en el Golfo de

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Hay también animales muy machistas: Hay insectos, por ejemplo, que fabrican para la hembra una especie de cera que sella el orifico sexual, como una especie de cinturón de castidad. Hay otros que rocían un líquido químico a la hembra para que repela a otros machos. Otros, como los escarabajos y

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    Los orgasmos en los animales no están muy estudiados, pues son difícil de medir. Se partió de la idea de la respuesta orgánica: Aceleración de la respiración y del ritmo cardiaco. La primera vez que se supo que un animal tenía orgasmo fue con una vaca en la Universidad Politécnica de Massachussets,

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

  • EFE

    El sexo en el reino animal

    La antropóloga y sexóloga Pilar Cristóbal, quien ha dedicado toda su vida al estudio del sexo entre los animales, asegura que el ansia de sobrevivir está grabada a fuego en todos los seres vivos y genera unas leyes. La sexóloga recalca que su intención no es comparar la sexualidad humana y la del

    El sexo en el reino animal

    La sexualidad de los animales no está lejos de la humana. Todo lo que hacemos, lo hacen. Practican hasta la prostitución y la homosexualidad.

Cargando