Última Hora

A dos meses de Ayotzinapa, Peña reacciona con un megaplan contra la pobreza y la violencia

Gary Ridgway y el macabro placer de matar

  • 'Yo solo quería matar, matar y matar'. Las palabras pertenecen a Gary Ridgway, conocido como 'el AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    'Yo solo quería matar, matar y matar'. Las palabras pertenecen a Gary Ridgway, conocido como 'el asesino de Green River', quien durante 20 años asoló la zona de Seattle, en el estado de Washington, donde mató a más de 70 mujeres.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Ridgway fue apresado en noviembre de 2001, cuando salía de su trabajo en una fábrica de camiones en Renton, cerca de Seattle. Ridgway buscaba a sus víctimas, las estrangulaba y desparramaba sus cuerpos cerca del Green River. Durante veinte años eludió a la policía.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    El propio asesino ayudó a la policía a desenterrar algunos de los cadáveres de sus víctimas tras su captura. Los restos fueron desenterrados en las zonas boscosas de Seattle. Negoció con la fiscalía para decirles dónde hallar a mujeres asesinadas por él y que aún figuraban como 'desaparecidas', lo

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    En varias entrevistas con medios nacionales, Ridgway sorprendió con sus declaraciones. 'El placer de matar es que uno está en control de la situación', dijo el múltiple homicida, nacido el 20 de febrero de 1949 en Salt Lake City, Utah.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    La infancia de Ridgway fue problemática. En más de una ocasión fue testigo de violentos argumentos entre sus padres. De niño, se hacía pis en la cama, hechos por los cuales sería humillado por su madre.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Cuando tenía 16 años, apuñaló a un niño de seis años, quien sobrevivió. Más tarde, dijo: 'Siempre quise saber lo que se sentía al matar a alguien'. Mientras cursaba la secundaria, se unió al ejército y fue enviado a Vietnam. Se casó dos veces y se divorció debido a infidelidades en ambas partes. Sus

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Durante el juicio en su contra, Gary Ridgway estuvo frente a frente con los familiares de sus víctimas, quienes mostraban sus fotos, como Virginia Graham, quien le enrostró el retrarto de su hermana, Debra Estes.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Lo mismo hizo Metti Winston, madre de Tracy Winston, quien fue asesinada por Ridgway.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Durante el juicio fueron recreados los 48 crímenes de Ridgway, que ocurrieron mayoritariamente ente 1982 y 1984 en las ciudades de Seattle y Tacoma. La mayoría de sus víctimas eran prostitutas o jóvenes que habían escapado de sus hogares.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Los cuerpos de las víctimas eran abandonados desnudos en su mayoría. En algunos casos, Ridgway llevó los cuerpos hasta el vecino estado de Oregon para desorientar a la policía que lo buscaba intensamente.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Durante el juicio, que duró varias semanas en noviembre y diciembre de 2003, Ridgway se quebró varias veces y no pudo ocultar el llanto. Ridgway aceptó la culpabilidad en los 48 cargos por homicidio que enfrentó aunque se estima que mató a más de 70 mujeres.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Su 'modus operandi' era 'levantar' a una mujer, comenzar a hablar con ella y mostrarle una foto de su hijo para ganar su confianza. Y luego, tras tener sexo con ellas, las estrangulaba con sus manos. La mayoría de sus crímenes ocurrieron en su casa, su camioneta o lugares alejados.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

  • AFP

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    El 18 de diciembre de 2003, Ridgway fue condenado a 48 cadenas perpetuas, sin posibilidad de libertad condicional. Ridgway, quien una vez dijo que matar mujeres era su 'carrera', cumple su condena en la prision de Wala Wala, en el estado de Washington.

    Gary Ridgway y el macabro placer de matar

    Para más historias escalofriantes, visita Crónicas Rojas

Cargando