Disidencia cubana pide a la Cumbre de las Américas que siga excluyendo a Cuba

EFE | Apr 15, 2012 | 4:52 PM

Viajaron desde Miami a Cartagena

CARTAGENA - La resistencia cubana en el exilio y la disidencia interna reclamaron a los gobernantes que participaron en la VI Cumbre de las Américas que se abstengan de incluir a Cuba en las próximas cumbres hasta que el régimen de Raúl Castro garantice la democracia y los derechos fundamentales.
Representantes de Madres y Mujeres Anti Represión (MAR por Cuba) viajaron desde Miami a Cartagena de Indias para denunciar el "régimen totalitario y represivo" de Castro, en representación también de las Damas de Blanco y de los presos políticos.
La presidenta de MAR por Cuba, Silvia Iriondo, encabezó a este grupo de mujeres que difundieron en una rueda de prensa videos con testimonios de la disidencia cubana que no pudo salir de la isla.
"Estamos aquí porque los gobiernos electos de América Latina quieren incluir a Cuba, la dictadura, en la Cumbre de las Américas", afirmó Iriondo, quien agregó que incluirla "sería excluir los derechos fundamentales de los cubanos de la isla".
"Queremos señalar a los jefes de Estado y funcionarios de la Cumbre de las Américas que al mismo tiempo que los gobiernos están difundiendo una gigantesca campaña para que Cuba sea invitada a la cumbre, se recuerde la represión contra quienes luchan por la democracia en la isla", insistió.
"Reiteramos a los mandatarios que no permitan que el régimen se inserte a la cumbre porque en Cuba no hay democracia, porque la autoridad cubana no sólo no respeta los derechos humanos, sino que la única libertad que entienden es la de humillar al pueblo", reiteró Iriondo, en nombre de la disidencia cubana.
Porque "si se incluye a Cuba, Cuba debe ser libre y democrática", recalcó.
A nombre de las damas de blanco
La activista habló en un hotel de Cartagena rodeada de sus colegas, todas vestidas de negro como símbolo del luto por la represión, en un salón con varias sillas vacías, sobre las que tan sólo había fotografías de las Damas de Blanco, a que las que representó porque, dijo, no les permiten salir de Cuba.
"Estamos viendo unas sillas vacías, las personas que las ocupan (fotografías) y todo lo que está puesto en las paredes son historias de un crimen, de una víctima, de una violación, de una falta de derecho", explicó.
Porque, agregó, "la realidad de Cuba no es de la que se hablará aquí, en la cumbre, sobre inclusión. La realidad de Cuba son estas mujeres golpeadas, vejadas, cuyos derechos han sido violados sistemáticamente".
A continuación, recordó la muerte en 2010 del preso político Orlando Zapata Tamayo, "por huelga de hambre después de que lo retiraran el agua y lo aislaran en una celda helada", dijo Iriondo, quien lo calificó como "un mártir de la dictadura".
También recordó a Laura Pollán, la que fuera líder de las Damas de Blanco hasta su muerte en 2011, que, de acuerdo con la activista, se produjo "en circunstancia extrañas".
La voz de su sucesora al frente del movimiento, Berta Soler, fue una de las que se escuchó en esos vídeos: "estamos aquí para traer mensajes de la resistencia".
A su turno la también dama de blanco Sara Martha Fonseca afirmó que el movimiento se mantiene "muy firme" en una lucha "que ha costado la vida a muchos hermanos".
Fue liberado el hombre que gritó durante misa papal
La presidenta de MAR por Cuba también informó de que con motivo de la reciente visita del Papa Benedicto XVI a la isla, más de mil cubanos fueron detenidos y amenazados: "están todavía en la cárcel dos damas de blanco", recordó.
Contó también cómo durante la misa que ofició el sumo pontífice "hubo un hombre, Andrés Carrión, que elevó su voz, gritó que en Cuba no había libertad, fue inmediatamente golpeado, agredido, por un hombre que vestía una camiseta de la Cruz Roja, está preso, no se sabe que va a ser de él".
En tanto, el hombre que fue detenido tras gritar "Abajo el comunismo" durante la primera misa que ofició el papa Benedicto XVI en la ciudad oriental de Santiago de Cuba está en libertad, según informaron el domingo fuentes de la disidencia de la isla.
El portavoz de la disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, dijo a Efe que "Andrés Carrión Álvarez fue liberado el pasado viernes y está en su casa, según hemos confirmado por tres fuentes familiares".
El hombre que saltó una barra de seguridad y gritó consignas contra el Gobierno de la isla en la plaza de la Revolución "Antonio Maceo" el pasado 26 de marzo, cuando el Pontífice Benedicto XVI celebraba una misa tras su llegada a Cuba, "no se conoce que pertenezca a ninguna organización disidente", dijo Sánchez.
Carrión tiene 38 años y es licenciado en rehabilitación social, indicó el portavoz de la Comisión.
Sánchez dijo que Carrión fue liberado del centro de investigaciones de la seguridad del estado en Santiago de Cuba y que le han formulado el cargo de "desórdenes públicos".
©EFE
Comentarios