Acusados de Tulsa enfrentan cargos de asesinato en primer grado

Univision.com | Apr 13, 2012 | 4:26 PM

SIGUIENTE:

Los sospechosos asesinaron a quemarropa a varias personas en un barrio afroamericano en Tulsa, al parecer un crimen por odio racial.

Fue crimen de odio

Oklahoma - El fiscal de Oklahoma presentó los cargos contra los acusados detenidos por la muerte de tres personas en Tulsa. Estos son asesinato, hostigamiento malicioso, que es considerado un crimen de odio en el estado, informó CNN.  
Alvin Watts, de 33 años, y Jake England, de 19, enfrentan tres cargos de asesinato en primer grado en relación con la muerte de Bobby Clark, 54 años, Dannaer Fields, 49, y William Terrell Allen, de 31. También enfrentan dos cargos por disparar con intención de matar en relación con las otras dos personas que resultaron heridas.
Además, enfrentan cinco cargos de hostigamiento. El fiscal dijo que según la ley de Oklahoma, esto implica que una persona actuó “maliciosamente y con la intención específica de intimidar u hostigar a otra persona debido a su raza, color de piel, religión, ascendencia, discapacidad o lugar de origen”.
La policía identificó a Watts y a England como personas de raza blanca, y a las víctimas como afroamericanos. Esta es la razón por la cual se decidió presentar el cargo de crimen de odio, pues son dos blancos que acudieron a una comunidad mayormente afroamericana. Además, líderes de comunidades afroamericanas presionaron para que se acusara de esta forma a los detenidos.
¿Cuál crees que debería ser el castigo para este tipo de crímenes? Visita nuestros Foros de Noticias.
Hace unos días, England lamentaba la muerte de su padre a manos de un afroamericano en un mensaje de Facebook, empleaba un lenguaje racista. El mismo mensaje mencionaba el suicidio de su novia. 
Las autoridades dicen que él y Watts acudieron a una comunidad afroamericana en Tulsa poco después de la medianoche y dispararon contra desconocidos en cuatro puntos diferentes. 
Fueron detenidos luego de una denuncia anónima y de pistas que llevaron a la policía a dar con la pickup de England, que se ajustaba a la descripción proporcionada por testigos. 
Los detenidos confesaron poco después de su arresto. Jake England dijo a los investigadores que disparó a tres de las cinco víctimas. Por su parte, Alvin Watts confesó haber disparado a dos personas, según el reporte de la policía.
El juez a cargo fijó una fianza de $9.16 millones bajo los cargos de homicidio en primer grado, intento de homicidio y posesión de armas.
La sentencia máxima para los cargos de asesinato que enfrentan es cadena perpetua. Podrían incluso ser sentenciados a la pena de muerte. El proceso será largo y complicado. 
©Univision.com
Commentarios