Terremoto causó graves daños en Nueva Zelanda

Univision.com y Agencias | Sep 04, 2010 | 9:56 AM

Sismo de 7.1 grados dejó el país a oscuras

WELLINGTON - Un potente sismo de magnitud 7,1 grados en la escala de Richter remeció el sábado buena parte de la Isla Sur de Nueva Zelanda, donde causó daños y al menos dos heridos graves. Saqueadores ingresaron en tiendas dañadas en Christchurch, dijo la policía.
El temblor ocurrió a las 04:35 hora local (16:35 GMT) y tuvo su epicentro a 10 kilómetros de profundidad y a 40 kilómetros al oeste de Christchurch, según la agencia geológica estatal GNS Science.
El movimiento telúrico afectó una amplia zona, derrumbó varios edificios e interrumpió el suministro de electricidad. No se emitió alerta de tsunami.
Varias réplicasAl principal temblor siguieron 12 réplicas con magnitud de entre 5,3 y 3,9 grados en la escala de Richter que afectaron la región, afirmó GNS Cience en su página de internet.
GNS Science había dicho en un principio que el sismo fue de 7,4, pero modificó a la baja la magnitud tras una revisión de los registros sísmicos. El Servicio Geológico de Estados Unidos estableció en 7 la magnitud del terremoto.
El alcalde de Christchurch, Bob Parker, declaró el estado de emergencia cuatro horas después del temblor y advirtió que las réplicas podrían causar la caída de mampostería en los inmuebles dañados.
La emergencia implica que partes de la ciudad serán cerradas y algunos edificios serán clausurados por inseguros, agregó.
Revisan los dañosEl primer ministro John Key, el de la Defensa Civil, John Carter, y el titular de Energía, Gerry Brownlee, tenían previsto dirigirse a Christchurch para inspeccionar los daños y revisar la situación, dijeron las autoridades.
Carter dijo que se ha declarado el estado de emergencia civil debido a que el sismo causó "un desastre considerable", y que efectivos militares estaban en alerta para facilitar asistencia.
Parker afirmó que el "sismo, fuerte y atroz, causó daños considerables en partes de la ciudad... Varios muros se vinieron abajo y cayeron en las calles".
Chimeneas y paredes se vinieron abajo en inmuebles viejos, algunas calles quedaron obstruidas, los semáforos dejaron de funcionar y el suministro de electricidad, gas y agua quedó interrumpido, afirmó.
"Las fachadas de al menos cinco edificios en la ciudad central se vinieron abajo y los escombros cubren numerosas calles", dijo la residente de Christchurch, Angela Morgan, a The Associated Press.
Dos heridosEl Hospital de Christchurch dijo que atendió a dos hombres que sufrieron heridas graves y a varias personas que presentaban lesiones menores.
Expertos dijeron que las tasas bajas de heridos refleja los estrictos códigos de construcción que se aplican en Nueva Zelanda, país que registra más de 14,000 sismos al año.
"Nueva Zelanda tiene muy buenos códigos de construcción... (eso) significa que los edificios son fuertes comparados con, digamos, Haití", que sufrió este año una amplia devastación y muerte con un terremoto de magnitud 7,0, comentó la profesora de ciencias de la Tierra Martha Savage.
"Es aproximadamente de la misma dimensión que el de Haití, pero el daño es mucho menor. Aunque cayeron chimeneas y algunas fachadas viejas, las estructuras están bien construidas", señaló Savage, una profesora de la Escuela de Geografía, Medio Ambientes y Ciencias de la Tierra en la Universidad Victoria, en la capital, Wellington.
El portavoz del servicio de Bomberos de Christchurch, Mike Bowden, dijo que varias personas quedaron atrapadas dentro de inmuebles debido a la caída de chimeneas y a causa de que los accesos quedaron bloqueados, pero no hay información de que haya atrapados bajo escombros. Equipos de socorro inspeccionaban inmuebles.
Primeros informesExtensas zonas de la región quedaron sin electricidad, las carreteras fueron bloqueadas por los escombros y las conducciones de gas y agua quedaron interrumpidos, dijo el alcalde de Christchurch, Bob Parker.
Chimeneas y paredes de edificios viejos quedaron reducidas a escombros y Parker advirtió que la continuidad de los temblores secundarios podría hacer que se desprendieran restos de los edificios dañados.
"Todos nos sentimos asustados, hemos tenido algunos remezones significativos, dijo Parker a un canal de televisión. "Esta noche somos personas que enfrentan un gran desastre natural, tratando de ayudarnos mutuamente... y estamos agradecidos de que no haya habido pérdida de vidas humanas".
El primer ministro John Key, advirtió que podrían pasar meses antes de que sea conocida la cuantía de los daños, aunque según las primeras valoraciones podrían costar por lo menos 2,000 millones de dólares neozelandeses ($1,400 millones) las reparaciones.
Toque de quedaA medida que se acercaba la noche y se incendiaba un edificio histórico cerca del centro de la ciudad, las autoridades ordenaron a los residentes que permanezcan en sus casas hasta el domingo por la mañana.
Parker dijo que el toque de queda ayudará a evitar que la gente se acerque a unos 120 edificios del centro urbano que resultaron extensamente dañados.
Unos 90 policías adicionales fueron enviados por aire a Christchurch para ayudar, y es muy probable que se les sumen fuerzas militares el lunes en las tareas de recuperación, agregó.
Los equipos de rescate establecieron centros de acomodo en las escuelas de las áreas suburbanas para alojar a centenares de personas que tuvieron que abandonar sus domicilios dañados, dijo el vocero de la defensa civil Murray Sinclair.
©Univision.com y Agencias
Commentarios