Fiscal presentó cargos de asesinato en segundo grado contra George Zimmerman

Univision.com | Apr 11, 2012 | 6:51 PM

SIGUIENTE:

Zimmerman es acusado de disparar y matar a Trayvon Martin. El acusado ya está en custodia de las autoridades por orden de la fiscalía.

El vigilante voluntario se encuentra preso y el jueves se presentará ante un juez

La fiscal que investiga la muerte del joven afroamericano Trayvon Martin anunció el miércoles que el hombre que presuntamente le disparó el pasado 26 de febrero se encuentra detenido en poder de las autoridades, y que presentó cargos en su contra acusado de asesinato en segundo grado.
Martin, quien se encontraba desarmado, recibió un disparo de Zimmerman, un vigilante voluntario de la comunidad donde vive en Sanford, Tampa, Florida.
La fiscal Angela Corey señaló que Zimmerman se encuentra preso pero no quiso revelar en qué lugar aduciendo razones de seguridad.
En general se acusa a una persona de homicidio simple, o en segundo grado, cuando se produce una pelea resultante en la muerte de alguien y no existe un plan premeditado para matar a alguien.
La muerte de Martin desencadenó una oleada de protestas a nivel nacional encabezada por la comunidad afro-estadounidense y el respaldo de otras minorías, y despertó el debate sobre el tema racial y la polémica ley Stand you Ground (Defiende tu espacio), promulgada en octubre de 2005 y que permite a los civiles que portan armas disparar en defensa propia cuando sienten que están en una situación de amenaza de muerte o resultar heridos de gravedad.
¿Qué opina de los cargos imputados a George Zimmerman? Participe en el Foro de Noticias.Reacción de la ACLU
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Florida, dijo en un comunicado que la tragedia se vio agravada por las “problemáticas” acciones adoptadas por la policía de Sanford y resaltó el avance en las investigaciones llevadas a cabo por la Fiscal Carey que permitieron presentar acusaciones contra Zimmerman.
ACLU resaltó que el avance de las investigaciones se debieron a las presiones ejercidas durante las manifestaciones de rechazo por la muerte de Martin, los rezos de la comunidad y las exigencias para la aplicación del sistema de justicia penal.
“Ahora que se han presentado cargos, debemos recordar que George Zimmerman tiene todos los derechos que asisten cada persona acusada de un crimen, incluyendo la presunción legal de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad”, subrayó la ACLU.
Agregó que "este no es el final de la historia” y advirtió que “continuará monitoreando este caso para garantizar que los derechos de todas las partes, tanto de quienes manifiestan en solidaridad con la familia de Trayvon Martin como del propio George Zimmerman, no sean violados".
 El 26 de febrero
Zimmerman, un hombre de la raza raza blanca de 28 años de edad, disparó a Martin la noche del 26 de febrero cuanto éste caminaba por su barrio con un sudadero con capucha, después de comprar en una tienda y volvía a la casa de su padre.
El vigilante voluntario argumentó, según los informes policíacos, que había usado el arma en defensa propia y aseguró que había disparado a Martin porque le parecía sospechoso.
En caso de ser hallado culpable de los cargos imputados el miércoles por la fiscal Corey, Zimmernan podría enfrentar una pena de cadena perpetua.
Un cargo de asesinato en segundo grado por lo general se presenta cuando una persona es acusada por la muerte de otra cuando durante una pelea, y que el fallecimiento resulta sin que exista un plan premeditado para matar.
Anticiparon acusación
A mediodía del miércoles versiones de prensa anticiparon que Zimmerman sería acusado de homicidio simple por la muerte a tiros de Martin.
La fiscal Corey dijo que Zimmerman comparecerá ante la corte en 24 horas y aseguró que las autoridades no tomaron la decisión bajo la presión de la opinión pública.
Zimmerman no fue acusado ni arrestado por alegar defensa propia el pasado 26 de febrero, algo que ampara una permisiva ley sobre el uso de armas de Florida denominada "Defienda su posición". La citada ley otorga inmunidad frente a la justicia a quienes hacen uso de ella.
La comunidad afroamericana insiste en que imperó el prejuicio racial en la decisión de Zimmerman de dispararle a Martin. En el duro debate nacional desatado tras la muerte de Martin, hasta el presidente Barack Obama se sumó a las propuestas.
También congresistas afroamericanos han llegado al Capitolio portando las sudaderas con capuchas que llevaba Martin el día de su muerte, convertida en símbolo de las manifestaciones que en varias partes del país reclaman justicia.
Declaraciones de Holder
Horas antes del anuncio formulado por la fiscal Corey, el Secretario de Justicia Eric Holder declaró acerca del caso Trayvon Martin y dijo que llevaría a cabo "acciones apropiadas" en caso de revelarse que se trata de un crimen racista.
"Si hallamos pruebas de que se trata de un crimen que afecta a los derechos civiles, tomaremos las decisiones apropiadas", explicó Holder en conferencia ante el grupo estadounidense de defensa de los derechos civiles National Action Convention.
Aunque no quiso dar detalles de "una investigación todavía en curso", Holder informó que agentes del Departamento de Justicia viajaron a Stanford (Florida), donde fue asesinado Trayvon Martin, para reunirse con sus familiares, vecinos y autoridades locales.
Abogados renuncian
En una inesperada declaración el martes, los dos abogados a cargo de la defensa de Zimmerman anunciaron que decidieron abandonar el caso. Manifestaron que su decisión obedece a que Zimmerman ha dejado de comunicarse con ellos y a que contactó al fiscal especial sin que ellos tuvieran conocimiento de esto.
Los abogados Hal Uhrig y Craig Sonner dijeron que Zimmerman dejó de llamarles desde el pasado domingo y que al parecer se ha escondido y se encuentra sometido a un gran estrés.
Poco antes de la conferencia, trascendió que Zimmerman hizo su primera declaración pública sobre el caso Martin a través de una página web, cuyo único propósito, según explicó, es asegurar que quienes lo apoyan reciben toda su atención “sin intermediarios”.
Quienes eran sus abogados confirmaron que, efectivamente, Zimmerman es el responsable de la web TheRealGeorgeZimmerman.com, en la que ofrece un número de cuenta para recibir donaciones con las que pagar sus gastos diarios y su defensa legal.
En la web explica muy brevemente: “El domingo 26 de febrero me vi envuelto en un acontecimiento de los que cambian la vida [de una persona] y que me convirtió en objetivo de una intensa cobertura mediática”.
“Me he visto forzado a dejar mi casa, mi escuela, mi trabajo, mi familia y, en última instancia, mi vida entera”, relata Zimmerman en esta escueta web, que mantiene como fondo de pantalla una ondeante bandera estadounidense.
Recaudaciones dudosas
Tras presentarse como “el verdadero George Zimmerman”, explica también que ha tenido noticia de que hay gente y organizaciones que han empezado a recaudar fondos en su nombre a través de distintas páginas web.
“No puedo dar fe de la legitimidad de esos otros sitios web, ya que no he recibido ninguno de los fondos recaudados, que se suponen destinados al apoyo de mi familia y de mí en este trágico y difícil momento”, explicó Zimmerman.
Por ello “he creado una cuenta Paypal (sistema de pagos por Internet) que solo está ligado a esta página, ya que me gustaría ofrecerles una vía para agradecer personalmente a quienes me apoyan y asegurar que cualquier dinero que se entregue será utilizado solamente para gastos diarios y defensa legal”.
“Yo mantendré personalmente la responsabilidad de todos los fondos recibidos. Les aseguro que toda donación es apreciada”, concluye Zimmerman, que incluye en su web la cita de Edmund Burke: “Lo único necesario para que el mal triunfe es que los hombres buenos no hagan nada”.
Paradero desconocido
Zimmerman no reveló dónde se encontraba, también explicó que no se le permite hacer comentarios sobre lo sucedido mientras las autoridades continúan con la investigación del hecho, y se limitó a decir que con el tiempo se conocerán los detalles de lo ocurrido.
“Una vez más, agradezco a mis amigos su paciencia y les aseguro que los hechos terminarán saliendo a la luz”, concluye Zimmerman en sus escasas alusiones directas a lo ocurrido el pasado 26 de febrero.
Ese día reconoció haber disparado y matado a Trayvon Martin, quien caminaba por la comunidad de vecinos por la noche, con la capucha de la sudadera puesta, cuando volvía de comprar unos caramelos y un té helado. Previamente Zimmerman llamó a la Policía para advertir de la presencia de alguien sospechoso.
A falta de testigos o pruebas que contradigan su versión, Zimmerman permaneció en libertad porque alegó defensa propia, lo que ha generó una ola de protestas a nivel nacional contra la ley que ampara a quienes recurren al uso de la fuerza letal para defenderse de una amenaza, incluso aunque haya opción de huir de una forma segura.
©Univision.com
Commentarios