Continúa el rescate de nueve mineros atrapados en Perú

Univision.com | Apr 10, 2012 | 10:29 AM

SIGUIENTE:

El presidente Ollanta Humala supervisó personalmente las labores de rescatistas durante la noche del martes.

El presidente Humala está en el lugar de los hechos

LIMA, Perú -  Las labores de rescate continúan para liberar a nueve mineros que permanecen atrapados desde el pasado jueves en la mina Cabeza de Negro, al sur de Perú.
Tras un derrumbe que postergó el trabajo de los rescatistas durante horas,Ollanta Humala, primer mandatario de Perú, llegó a la mina en la tarde del martes con la intención de asistir en las labores de rescate de los nueve trabajadores.
Acorde a información publicada por EFE, Humala arribó en el avión presidencial a las 19:20 horas locales, para posteriormente trasladarse en helicóptero con destino a la mina, ubicada en una zona de difícil acceso.
A su llegada, el mandatario saludó a los cuerpos de rescate que trabajaban arduamente para llegar hasta los mineros, y se reunió con tres ministros de estado en las inmediaciones de la mina.
Un derrumbe complicó las labores de rescatistas
El ingeniero Eduard Vejarano, experto que trabajó en la zona minera, informó que los rescatistas se vieron afectados por la presencia de una falla geológica y de un derrumbe.
Durante el martes, Vejarano informó a los periodistas que una falla geológica había perjudicado el rescate, que se esperaba culminaría en pocas horas.
"La expectativa, como tal, es simplemente eso. No hemos asegurado nosotros en ningún momento que va a ser el día de hoy. No podemos precisar la fecha exacta", enfatizó Vejarano, quien ha llegado a la zona como parte del apoyo enviado por la mina Buenaventura, una de las más grandes del país.
La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana Jara, había manifestado antes que se esperaba conseguir hoy el rescate, mientras que algunos de los rescatistas indicaron que se encontraban a pocos metros de los mineros atrapados.
"Compartimos el ánimo de la señora ministra; pero técnicamente no podemos precisar el término de esto", enfatizó Vejarano.
Mineros se encuentran tranquilos 
Roger Pariona, uno los atrapados, se comunicó hoy por una manguera que conecta a los mineros con el exterior y dijo que esperan "con tranquilidad y fortaleza" el momento de ser rescatados y reencontrarse con sus familias.
"Sí, podemos escuchar el sonido de los trabajos que están haciendo, sabemos que están cerca y creemos que en pocas horas saldremos. Esperamos que nos rescaten pronto", declaró Pariona a la agencia oficial Andina.
Los especialistas que llegaron a la mina han tenido que construir un encofrado de madera en el túnel de acceso a la mina para evitar los constantes derrumbes que dificultan el rescate.
La mina Cabeza de Negro, situada en el sector de Quilque, del distrito de Yauca del Rosario, está ubicada a unos 38 kilómetros de la ciudad de Ica, en una zona desértica y montañosa de muy difícil acceso.
Se acercan a mineros atrapados
Por la mañana del martes, un equipo de especialistas en ingeniería comenzó a encofrar el túnel principal de la mina en la que permanecen atrapados nueve mineros desde el jueves, en el sur del Perú, para poder llegar hasta ellos y evitar más derrumbes, sin embargo por la tarde se registró uno que ha dificultado un poco el rescate.
Según explicó el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, alrededor de 30 personas, entre obreros e ingenieros de minas cercanas, trabajan para encontrar el camino hacia los mineros, atrapados desde hace cuatro días por un derrumbe en la mina Cabeza de Negro, ubicada en la región Ica, en el sur de Perú.
El ministro llegó hasta la mina artesanal Cabeza de Negro para comunicarse con los mineros atrapados a través de una manguera, que se ha logrado introducir entre las piedras, y confirmó que "están tranquilos" y "confiados en que los vamos a sacar a todos".
Los rescatistas tienen la dificultad de que el terreno es muy frágil y que se siguen produciendo deslizamientos de rocas como el sucedido ayer y que deshizo lo avanzado hasta el domingo.
Merino informó que los mineros están recibiendo alimentos, agua y medicinas, a través de la manguera, y que dentro del socavón tienen suficiente espacio y se alumbran con las lámparas de sus cascos.
El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) informó que se ha implementado un sistema de comando de incidentes en el lugar integrado por bomberos, policías, trabajadores del Gobierno regional de Ica y de las mineras Milpo, Antapite y Buenaventura, asentadas en la zona.
Familiares esperan ansiosos
El Gobierno regional de Ica ha entregado carpas, colchones y camas para alojar a las familias de los mineros atrapados en la mina Cabeza de Negro ubicada en el caserío Quilque, distrito de Yauca del Rosario.
La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana Jara, pidió hoy al Gobierno regional de Ica "mano dura" en la concesión de licencias mineras para evitar las actividades informales en esta jurisdicción.
Jara reiteró que la ley de minería vigente sanciona las actividades ilegales en este sector porque pone en peligro la vida humana, daña los recursos naturales y el medio ambiente, y evade impuestos.
"Esperamos que hoy o mañana (martes) a primera hora sean rescatados con vida", dijo la ministra a los medios de comunicación, aunque los equipos de rescate no hicieron previsiones públicamente.
Nueve mineros siguen atrapados
A primera hora, Jesús Ccapatinta Raymi, uno de los nueve mineros atrapados, dijo a un programa de televisión que están "preocupados pero siempre rezando a Dios para que pronto nos rescaten de acá".
El minero, de 35 años, ha dicho que "nadie pensaba que pasara todo esto, pero lamentablemente se desprendió el cerro sobre la mina" y ha señalado que han adecuado para la espera la zona del socavón donde están atrapados y que "el ambiente es templado".
El minero ha precisado que los nueve atrapados visten pantalones cortos, sudaderas y botas.
Los mineros han sido identificados como Jacinto Pariona, de 59 años, y su hijo Roger Pariona, de 32; Félix Cucho Aguilar, de 41, Edwin Bellido, de 34, y los hermanos Santiago y Juan Tapia, de 22 y 23 años, respectivamente.
Además, Carlos Huamaní, de 47 años, Jesús Ccapatinta Raymi, de 35, y Julio César Huayta, de quien no se tiene otros datos. 

Exponen debilidad de rescates en Perú

La situación de los mineros atrapados ha puesto en evidencia la improvisación en rescates de este tipo en el Perú, uno de los más grandes exportadores de minerales a nivel mundial.
El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, pidió ayuda a mineras privadas para liberar a los nueve hombres de la mina informal de cobre Cabeza de Negro, ubicada entre los cerros del caserío de Quilque, a 1,347 metros de altitud y a 282 kilómetros al sur de Lima.
"Hacemos una invocación para pedirle ayuda a mineras que tienen experiencia en armado de cuadros, necesitamos que vengan rescatistas y gente que sepa hacer limpiezas de derrumbes", dijo Merino a periodistas desde la boca del socavón.
José de Echave, experto en temas mineros y ex vice ministro de Gestión Ambiental, dijo a The Associated Press que Perú "no tiene un equipo especializado en rescates mineros y el estado tampoco tiene estrategias para atender diversos tipos de emergencias".
Echave recordó que pese a las víctimas en accidentes mineros "poco se ha hecho en tener equipos estatales de rescate, el estado deja eso a las empresas privadas y esto es una diferencia con Chile donde ese país minero mantiene una presencia pública en el sector y donde la principal empresa minera es la estatal Codelco", la primera productora mundial de cobre.
Un trabajador de Codelco, el ingeniero André Sougarret, lideró en 2010 la operación de rescate de 33 mineros atrapados 69 días en el desierto chileno de Atacama, a cientos de metros bajo tierra.
Varias televisoras peruanas mostraron el domingo cómo los bomberos cortaban maderos para armar estructuras de contención y proteger excavaciones que se realizaban dentro del socavón en cuyo extremo final están atrapados los mineros.
El derrumbe se produjo tras una explosión ejecutada por los mineros para facilitar la extracción artesanal de cobre. La mina dejó de explotarse formalmente en la década de 1980 tras la violencia desatada en la zona por Sendero Luminoso.
Merino explicó a periodistas que ocho metros cúbicos de tierra y roca caídos recientemente en el socavón horizontal separan a los mineros atrapados de las decenas de personas que intentan rescatarlos desde el exterior.
Cada vez más cerca
El jefe de la policía de la zona, José Saavedra, quien estuvo desde el inicio de la emergencia, dijo por teléfono a la AP que hasta el momento se han retirado varias toneladas de tierra y piedras del interior del socavón.
"Es una verdadera suerte que tengamos una manguera por donde nos comunicamos y les enviamos alimentos licuados, los mineros están comiendo, pero lo más difícil es la actitud mental de alguien encerrado por cuatro días", dijo Saavedra.
Otro gran problema que afrontan los mineros es el frío. "Están sujetos a mucho frío, la temperatura es baja por la humedad", dijo el primer ministro Oscar Valdés, quien habló con los mineros tras visitar el lugar de la emergencia.
Valdés señaló que los mineros podrían ser rescatados en dos o tres días y que ha conversado con ellos.
Otros mineros llegaron el domingo en la noche desde dos minas cercanas para ayudar en las excavaciones a fin de rescatar a los mineros, señalaron las autoridades.
La presencia de Valdés y Merino en la mina Cabeza de Negro, ubicada a 1.347 metros (4.400 pies) sobre el nivel del mar puso de relieve lo que algunos consideran la falta de preparación del gobierno ante accidentes de este tipo.
Según cifras oficiales, 52 mineros murieron el 2011 en accidentes de trabajo y un tercio falleció por desprendimientos de rocas. Adicionalmente desde enero a la fecha han fallecido otros 16 mineros.
La minería es el motor económico de Perú y el 61% del total de las exportaciones corresponden a ese rubro. Es el segundo exportador mundial de cobre y el sexto de oro.
©Univision.com
Comentarios