Pese a reconocer que Romney es el favorito, Gingrich sigue tras la nominación

Univision.com | Apr 09, 2012 | 10:36 AM

Ex presidente de la Cámara de Representantes no renuncia y sigue en carrera por la nominación

El pre candidato republicano, Newt Gingrich, tercero en lo que va de contienda por la nominación presidencial, reconoció en una entrevista en el canal Fox News que su rival, Mitt Romney, el más probable ganador de la primaria para convertirse en el rival del presidente Barack Obama el primer martes de noviembre.
Pero no renuncia. El ex presidente de la Cámara de Representantes, seguirá compitiendo, dijo que no se arrepentía de haber lanzado su candidatura y expresó sentirse orgulloso de lo conseguido hasta ahora.
A la fecha, Romney acumula 659 delegados, Rick Santorum 275, Gingrich 140 y Ron Paul 71. Se necesita un mínimo de 1,144 delegados para obtener la nominación.
Tras revisar los números, Gingrich se limitó a decir que "la carrera presidencial es más dura" de lo que se pensaba.
¿Deberían Gingrich, Santorum y Paul renunciar a la nominación y sumarse a la campaña de Romney? Participe en el Foro Destino 2012.
Están preocupados
Pero no todos en las filas republicanas son tan optimistas. La analista Helen Aguirre Ferré mencionó no sólo la salida de Gingrich de la contienda, sino también de los otros dos precandidatos para que el partido cierre filas y defina cuanto antes la estrategia para enfrentar a Obama.
La misma noche que el ex gobernador de Massachusetts ganó las primarias de Maryland, Washington DC y Wisconsin, Aguirre dijo a Univision.com que “ya es tiempo para que Santorum haga sus maletas y abandone esta contienda que claramente está en manos de Romney”.
Agregó que el ex senador de Pennsylvania “quiere ganar el estado que le negó la reelección senatorial por más de 15 puntos, pero también hay algo evidente: el partido está cansado y ya quiere enfocarse en un solo candidato para enfrentar a Obama”.
Encuestas desfavorables
Las encuestas no favorecen a ninguno de los cuatro aspirantes republicanos frente Obama si las elecciones fueran hoy. Pero dan por contado que una vez resuelta la primaria, comenzarán a sumar votos en busca de la conquista de la Casa Blanca.
“De todos los candidatos, Romney es el que reúne la mayor cantidad de condiciones para enfrentar al presidente”, dijo Aguirre. “No obstante, todo candidato republicano tiene un problema fundamental, y es que las mujeres y los hispanos, hoy por hoy, prefieren a Obama”, reconoció.
En los comicios presidenciales 2008 participaron 10.2 millones de latinos de un total de poco más de 19 millones inscritos. De ellos, 6.7 millones sufragaron por Obama.
Apoyo intacto
Sondeos señalan que la tendencia de voto favor del mandatario se mantiene en los mismos niveles.
“Romney necesita ser explícito en sus mensajes para que pueda adelantar en las encuestas”, dijo Aguirre. “Obama es el Presidente, es vulnerable, y puede ganar si Romney y el partido no articulan mensajes que inspiren y orienten al país”.
Sobre las carreras de Gingrich y Paul, la analista republicana dijo que “no hay nada que decir. Trataron pero no llegaron. Lo que sí me es curioso, es que ninguno ha dado su respaldo ni a Santorum ni Romney”.
Danza de millones
La campaña presidencial 2012, sin duda, se convertirá en la más cara de la historia. Según el sitio OpenSecrets.org, hasta ahora entre los republicanos Romney encabeza la lista de donaciones con más de $74 millones, pero ha gastado más de $60 millones en campañas publicitarias para obtener el mayor número de delegados en la carrera por la nominación presidencial.
En segundo lugar se ubica Gingrich, con más de $20 millones recaudados pero una deuda, reconoció el propio aspirante, de $4.5 millones que socaban sus fondos personales. Pese a ello, no ha conseguido amenazar a Romney y se encuentra por debajo de Santorum en un distante tercer lugar.
El ex senador por Pennsylvania ha recaudado casi $16 millones de dólares y se mantiene en segundo lugar. Al igual que Gingrich, apuesta por el voto conservador del Partido Republicano. En el caso que Gingrich renuncie y traslada sus delegados a Santorum, éste no rebasaría a Romney. Se queda segundo con 415 frente a los 659 del ex senador de Massachusetts.
Pero es poco probable que los apoyos conseguidos por Gingrich vayan a parar a manos de Santorum. En la entrevista a Fox aseguró que si Romney consigue apoyos suficientes, él "hará todo lo posible" para apoyarle en su campaña y evitar que Obama sea reelecto.
Temores fundados
Los números de Gingrich, comparados con los de Romney, son desfavorables. El aspirante no gana ni está dejando a su principal adversario, Santorum, estrechar las distancias con el ex gobernador de Massachusetts.
“Gingrich demuestra que es un hombre que sabe contar los delegados para ganar y tiene razón que Romney, probablemente, será el nominado del partido”, dijo Aguirre. Y agregó: “el hecho de que formalmente no renuncien como pre candidatos republicanos también demuestra que ni a Gingrich ni Santorum ignoran la lógica de la política electoral o la unión del partido”.
Aguirre señaló que “los votantes republicanos están fatigados del largo proceso para elegir a un candidato”, y apuntó que “en este caso, Romney, y es posible que el estado de Pennsylvania, le de si no la mayoría, un número significativo de delegados a Romney” y con ello prácticamente asegure le anominación.
“Tanto Gingrich como Santorum, y también Paul, pueden seguir batallando hasta llegar a la Convención Nacional el 27 de agosto, pero perderían credibilidad política y, sin eso, nadie les guardara un asiento en la Convención en Tampa, Florida”, advirtió.
Sin posibilidades
El periodista Mathhew Jaffe, corresponsal de la Cadena ABC, Gingrich debería hacer algo más que reconocer el favoritismo de Romney, “debe renunciar”, dijo. “No tiene ninguna posibilidad de ganar la nominación ni tampoco tiene la menor relevancia su mensaje”.
“De hecho, creo que Santorum tiene que hacer lo mismo: darse por vencido y renunciar. Todos sabemos que Romney será el nominado, así es que el único resultado que habrá, si siguen luchando Santorum y Gingrich, es que su partido -y Romney específicamente- será perjudicado” y su esfuerzo por ganarle a Obama en noviembre y conquistar la Casa Blanca.
Jaffe dijo que a partir de ahora “Romney no debe enfocarse en la primaria Republicana, sino en la batalla que le espera en los próximos meses contra el Presidente Obama. El partido necesita unirse a un solo candidato, y obviamente es Romney”.
Añadió que la primaria republicana debe finalizar “lo más pronto posible”. Y que si lo consiguen, entonces podrían tener la posibilidad de ganar la Casa Blanca. “Ya es hora de unirse”, concluyó.
©Univision.com
Comentarios