Otto Pérez insiste en despenalización de las drogas

EFE | Apr 08, 2012 | 3:27 PM

Hizo llamado en un periódico británico

LONDRES - El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, llama a la despenalización de las drogas en el contexto de un mercado "altamente regulado" en un artículo publicado el domingo por el periódico británico The Observer.
En el artículo, Pérez Molina argumenta que esa despenalización controlada sería una alternativa a la fracasada estrategia actual de "guerra contra las drogas", con la que no se ha conseguido reducir en las últimas décadas ni la producción ni el consumo de estupefacientes.
El presidente guatemalteco, que fue jefe de los servicios secretos de su país, aboga por tratar el problema de la droga como "un asunto de salud pública", y no de "justicia penal", igual que se hace con el alcohol y el tabaco.
Pérez Molina hace estas declaraciones en vísperas de que el próximo fin de semana se celebre en Colombia la sexta Cumbre de las Américas, cuando se espera que las iniciativas contra el tráfico de drogas ocupen un lugar destacado.
En opinión de Pérez Molina, que invita a mirar "los hechos" y a escapar de enfoques "ideológicos", la estrategia actual de combate mediante las fuerzas del orden "parte de una premisa falsa: que el mercado global de droga puede ser erradicado".
'Diálogo global intergubernamental'
El presidente admite que sugerir la "liberalización" del mercado de estupefacientes "sería irresponsable", pero señala que se puede avanzar hacia una despenalización en un mercado regulado, como se hace en los casos del tabaco y el alcohol, para proteger a los menores y reducir el consumo entre la población.
La propuesta de su Gobierno, escribe, es iniciar un "diálogo global intergubernamental dejando de lado posiciones ideológicas (como la prohibición o la liberalización) en base a un enfoque realista: el de la regulación de las drogas".
La producción, consumo y el tráfico de drogas deberían estar sometidos a exhaustivos controles, lo que significa que "el consumo y la producción deberían legalizarse pero dentro de ciertos límites y condiciones".
"El abuso de las drogas, así como el del tabaco y el alcoholismo, deben ser tratados como problemas de salud pública y no de justicia penal", insiste.
El Gobierno de Guatemala se ha esforzado en los últimos meses por extender su tesis al resto del mundo, y recientemente la planteó al Parlamento británico, que respaldó su propuesta de diálogo aunque rechazó la despenalización.
©EFE
Comentarios