El mercader de la muerte condenado a 25 años de prisión

AFP | Apr 06, 2012 | 12:54 PM

Sentenciado es el mayor comerciante de armas del mundo

NUEVA YORK - Viktor Bout, el ruso hallado culpable en Estados Unidos de tráfico de armas a favor de la guerrilla colombiana de las FARC, fue condenado el jueves a 25 años de prisión por una jueza federal en Nueva York, que no dio lugar a la sentencia de por vida pedida por la fiscalía.
"25 años es suficiente", dijo la jueza Shira Scheindlin al adoptar la condena mínima de prisión para uno de los cuatro cargos en los cuales Bout fue hallado culpable el pasado 2 de noviembre y 15 años para cada uno de los tres restantes.
La jueza consideró que no había evidencia de que Viktor Bout "estaba buscando activamente involucrarse con una organización terrorista", como afirmaba la fiscalía, y señaló que a su entender el ruso "aprovechó una oportunidad que se le presentó para hacer dinero".
¿Qué opina d ela condena a Bout? Participe en el Foro de Noticias.
"Dios sabe la verdad"
En sus últimas palabras antes de conocer la condena, Bout, de 45 años y acusado de ser el mayor comerciante clandestino de armas del mundo, reiteró su inocencia y dijo que "nunca quiso matar a nadie".
"Dios sabe la verdad. El tiempo responderá por mí", aseguró con firmeza el ruso de bigotes y vestido con traje carcelario verde claro, señalando al público en la sala de los tribunales federales situados en el sur de Manhattan.
Su mujer Alla y su hija Lisa, de 17 años, se encontraban sentadas en segunda fila. Muchos periodistas ocupaban el sector habitualmente reservado al jurado.
El arresto de Bout
Durante la audiencia, el abogado de Bout, Albert Dayan, pidió a la jueza no ir más allá de los 25 años de prisión, tras denunciar "un caso sin comparación en la historia de Estados Unidos en el cual se fue detrás de un hombre, no a investigarlo".
Dayan ya había acusado en varias ocasiones a las autoridades estadounidenses por haber montado el caso y haber decidido de antemano la culpabilidad de su defendido.
El ex piloto y traductor de las Fuerzas Armadas soviéticas fue detenido en 2008 en Tailandia en una operación encubierta de agentes estadounidenses y trasladado en 2010 a Estados Unidos luego de una larga batalla judicial por su extradición que provocó tensiones entre Washington y Moscú.
Armas para las FARC
Apodado por las autoridades estadounidenses "El mercader de la muerte", Bout fue acusado de intentar vender a agentes encubiertos de este país misiles tierra-aire y otras armas para que supuestamente las usara la guerrilla colombiana de las FARC contra miembros de la lucha antinarcóticos de Estados Unidos.
Las autoridades estadounidenses creen que Bout, que inspiró al personaje encarnado por Nicholas Cage de la película "Lord of War", utilizó una flota de aviones de carga constituida tras el fin de la Guerra Fría para llevar armas a África, América del Sur y Medio Oriente.
"Viktor Bout ha sido el traficante de armas internacional enemigo número uno durante muchos años, armando algunos de los conflictos más violentos del mundo. La sentencia de hoy es un final adecuado para su carrera como traficante de armas del más peligroso orden", sostuvo el fiscal federal Preet Bharara.
El colapso de la URSS
La defensa admitió que Bout gestionó una flota de aviones de carga adquirida tras el colapso de la Unión Soviética, pero insistió en que nunca vendió ni hizo de intermediario en negocios con armas.
Para Anna Macdonald, responsable de la ONG Oxfam, la condena de 25 años de prisión era "lo mínimo" que merecía Bout por complotar para vender a organizaciones consideradas terroristas por Estados Unidos "cien misiles tierra-aire, 20 mil ametralladoras, 20 mil granadas, 35 rifles, 10 millones de municiones y cinco toneladas de explosivos".
El pronunciamiento de la sentencia había sido postergado varias veces, luego de que la defensa pidiese más tiempo para preparar su alegato final.
Sin cargos en Rusia
La jueza Scheindlin había aceptado el pasado 24 de febrero un recurso presentado por la defensa de Bout para flexibilizar sus condiciones de detención y ser trasladado de una celda de aislamiento a otra normal.
Bout no ha sido acusado de ningún crimen en Rusia, que ha manifestado sus dudas sobre la investigación estadounidense, la última de ellas en una carta enviada a la jueza por su consulado general en Nueva York el 2 de abril, apenas tres días antes de la sentencia.
©AFP
Comentarios