Niños presenciaron sacrificios a la Santa Muerte

Univision.com | Apr 05, 2012 | 10:15 AM
Familia mexicana sacr... Familia mexicana sacr...
3 Pausar Auto Play

Autoridades detuvieron a ocho personas que presuntamente ofrecían la sangre de sus víctimas a una figura relacionada con la delincuencia.

Los menores se encuentran bajo custodia de las autoridades

 
SONORA.- Autoridades mexicanas informaron que los sacrificios humanos que la familia Meraz hacía como ofrenda a la Santa Muerte, fueron presenciados por algunos menores, según publicó el periódico Reforma.
Hace unos días, la Procuraduría de Sonora detuvo a ocho integrantes de la familia Meraz, originaria del municipio de Nacozari, Sonora, acusados de matar a dos niños de 10 años y a una mujer de 55 años entre diciembre de 2009 y marzo de 2012, como parte de un ritual para pedir protección, dinero y salud a la ‘Niña Blanca’.
Además de lo estremecedor del caso, la policía sonorense declaró que el DIF estatal (encargado de la protección de menores) tiene bajo custodia a tres niños de 1, 2 y 5 años, quienes presuntamente habrían participado en el último sacrificio a finales de marzo, en el que fue degollado un menor de 10 años, además de que el Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para Adolescentes, tiene a una joven de 15 años que desde niña participaba en este tipo de cultos.
De acuerdo con los peritos, cuando se trata de niños de 1 o 2 años no hay daño, pero cuando el menor es de 4 o 5 años y ya alcanza a comprender el hecho, sí existe una afectación, por lo que el niño está bajo asistencia psicológica y psiquiátrica.
Se sospecha que uno de los niños realmente presenció el hecho delictivo, además de que se dijo que la adolescente ve como normal la práctica religiosa de la familia.
‘El informe que tenemos es que para la niña no era algo malo lo que estaba haciendo, porque desde muy chica le tocó ver ese tipo de prácticas en la familia y ella no veía ninguna maldad, creía que era algo normal; obviamente, le están haciendo ver que no’ comentó Ernesto Munro Palacio, Secretario de Seguridad Pública.
Agregó que recibiría terapia psicológica por bastante tiempo, además de que se le dará educación en el sentido de que las acciones que realizaba su familia estaban equivocadas y fuera de la ley, pues ella no sabía que estaba haciendo algo tan grave.
El descubrimiento de los hechos se hizo tras una investigación por la desaparición el 6 de marzo, del menor Jesús Octavio Martínez, lo que llevó a la detención de ocho integrantes de la familia Meraz, liderados por Silivia Meraz Moreno, por sacrificar a sus propios familiares.
Los presuntos homicidas aceptaron haber elegido a dos niños de 10 años y una mujer de 55 para degollarlos y ofrecer su sangre a la Santa Muerte.
La primera víctima fue Cleotilde Pacheco, amiga de Silvia, quien desapareció en septiembre de 2009, luego Martín Ríos Chaparro, de quien no se supo nada desde julio de 2010 y por último Jesús Octavio, hijastro de Silvia Meraz.
Sus cuerpos fueron encontrados el miércoles 28 de marzo en un lote baldío en la zona norte de la ciudad sonorense.
El vocero José Larrinaga Talamantes dio a conocer que Silvia Meraz declaró que estaba convencida de que al ofrecer sacrificios humanos a la Santa Muerte tendría beneficios tanto en lo económico como en la salud, además de que protegería a la familia, por lo que persuadió a los demás miembros de la familia para que realizaran los sacrificios.
©Univision.com
Commentarios