Las FARC liberaron a 10 uniformados que tenía desde hace una década

Univision.com | Apr 02, 2012 | 5:11 PM

SIGUIENTE:

Los liberados se reunirán con sus seres queridos en la ciudad de Villavicencio, cerca de Bogotá.

Buen estado de salud

VILLAVICENCIO, Colombia - Visiblemente emocionados, con trajes limpios y afeitados, aunque delgados, los 10  policías y militares que fueron liberados por las FARC llegaron a la ciudad colombiana de Villavicencio en un helicóptero brasileño.
Tras una misión que se prolongó durante más de cinco horas, los policías y militares arribaron aparentemente en buen estado de salud.
Los policías y militares fueron recibidos a las puertas del helicóptero por equipos médicos, que los abrazaron para caminar junto a ellos sobre la pista del aeropuerto La Vanguardia de Villavicencio, frente a los medios de comunicación.
Reencuentro con la familia 
Del helicóptero también bajaron dos sonrientes miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que actuó de coordinador de la misión humanitaria, la exsenadora Piedad Córdoba y la directora de la Casa de la Mujer Olga Amparo Sánchez.
Mientras los liberados iban descendiendo del aparato, Córdoba y Sánchez, ambas integrantes de Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), el colectivo que actuó de mediador en estas liberaciones, sollozaban entre abrazos.
Los familiares no se acercaron a la aeronave, tal y como habían establecido las autoridades, y permanecieron en una sala especial habilitada en el aeropuerto, donde podrán fundirse en abrazos con sus seres queridos.
Los liberados 
Los liberados son los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina, todos ellos secuestrados entre 1998 y 1999.
Uno de los secuestrados, Wilson Rojas Medina, el más joven de todos con 36 años, lleva consigo un pecarí como mascota.
Los uniformados, que pasaron entre 13 y 14 años cautivos, fueron recibidos en la pista del aeropuerto por el general de la Policía Nacional Orlando Vale Mosquera y por el general del Ejército Jairo Salguero, comandante de la IV División.
Por la tarde el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) confirmó la liberación del grupo de 10 uniformados. 
La confirmación de la entrega de todo el grupo de seis policías y cuatro militares fue dada por María Cristina Rivera, vocera del CICR, ante reporteros en el aeropuerto de Villavicencio, en el departamento de Meta y a unos 75 kilómetros de Bogotá.
Una sola entrega 
Inicialmente las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) habían anunciado que los 10 retenidos serían liberados en dos grupos en fechas diferentes, este lunes y el próximo miércoles, y no quedó claro porqué decidieron hacer una sola entrega, lo cual ya había sido una petición informal de algunas de las familias.
"En las últimas horas, en una zona rural entre los límites de los departamentos del Meta y Guaviare, las FARC-EP liberaron a cuatro militares y seis policías, la totalidad de las personas que había sido anunciada por este grupo armado los pasados meses de diciembre y enero. Estas personas fueron entregadas a una misión humanitaria conformada por miembros de Colombianas y Colombianos por la Paz y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)", dijo Rivera.
Al ser consultada sobre la entrega de todos los 10 uniformados en un sólo grupo, Rivera dijo solamente que para ellos la misión se cumplió y que carecía de otros datos de inmediato.

Lluvia retrasó liberaciones

La ex senadora  Córdoba partió el lunes en un helicóptero de Brasil con la insignia de la Cruz Roja en busca de los rehenes que serían liberados.
Tras un retraso de casi dos horas debido a un intenso aguacero, la nave con Córdoba, otra activista y dos delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja despegó a las 10.30 (15:30GMT) desde el aeropuerto de Villavicencio, capital del departamento de Meta, a unos 75 kilómetros de Bogotá, y donde ya en el pasado han llegado desde la selva rehenes entregados por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Córdoba, vestida de pantalón negro, camiseta blanca y su tradicional turbante, dijo que como en pasadas liberaciones, esperaba regresar al aeropuerto de Villavicencio aproximadamente a las 14.00 (19:00GMT). Antes de despegar hizo la señal de que todo estaba bien levantando el pulgar de la mano derecha.
Suspenden operativos militares 
Por su parte, el general José Pérez, jefe del estado mayor conjunto de las fuerzas militares, ratificó ante reporteros en Bogotá que las operaciones militares fueron suspendidas el domingo a las 6 de la tarde en un cese de operativos que se extenderá hasta el miércoles, también a las 6 de la tarde.
Las FARC sólo informaron sobre esos últimos 10 uniformados retenidos y no ha dado cuenta de cuántos civiles aún mantienen en su poder a cambio del pago de rescate. En febrero los rebeldes anunciaron que terminarían con la práctica de los secuestros extorsivos.
Temprano Córdoba dijo a los reporteros en Villavicencio que una vez concluida la entrega y liberación de los 10 uniformados culminará su labor porque para los secuestros extorsivos, como hay dinero de por medio, no quiere como activista involucrarse.
Sólo dijo que a nombre del grupo de activistas que encabeza --llamado Colombianas y Colombianos por la Paz-- enviaría nuevas cartas públicas a las FARC para que ese grupo diga exactamente cuántos civiles y quiénes siguen en poder.
Pero lo que "sí queremos es ayudar a que realmente se sepa cómo y de qué manera esta derogatoria (de no secuestrar)... se pone en funcionamiento", dijo la ex congresista.
Liberaciones anteriores 
Agregó que "la declaración de las FARC de la dejación de la retención o del secuestro de personas con fines extorsivos, es un tema que interesa muchísimo al país, nosotros vamos a trabajar para... (saber) cuántas personas están en poder de las FARC", dijo Córdoba.
La ex senadora, a quien las FARC han entregado 20 secuestrados desde enero de 2008, reiteró la complejidad del tema del secuestro y las cifras sobre personas víctimas de ese delito porque algunos casos no son secuestros, sino retenciones de pocos días y otros son obra de otros grupos ilegales.
Aunque ni Pérez ni la ex senadora han dado detalles de la zona exacta en que se produce ese cese de operaciones --información que se mantiene bajo reserva por razones de seguridad-- generalmente se dan en un área del sur del país, que puede ser Meta o el vecino departamento de Guaviare.
Esa suspensión de operativos se da cuando rebeldes y la fuerza pública han mantenido tanto en Meta como en Arauca, en la frontera con Venezuela, acciones que han dejado al menos 11 militares muertos en un ataque rebelde a mediados de marzo en Arauca y más de 60 rebeldes fallecidos en dos distintos bombardeos de la fuerza aérea a fines del mes pasado, uno en Arauca y otro en Meta.
El uso de dos helicópteros y sus respectivas tripulaciones con 18 miembros de la fuerza aérea de Brasil para buscar a los liberados --modelo Super Cougar, uno que viaja a la selva y otro que queda en el aeropuerto en caso de cualquier emergencia-- y el cese de operativos militares son parte de las condiciones de seguridad que demandan las FARC para las liberaciones.
El uso de naves de otro país se convirtió en una exigencia desde que en julio de 2008, 15 rehenes en manos de las FARC fueron rescatados en un operativo de miembros del ejército que se hicieron pasar por una misión humanitaria internacional.
Las FARC anunciaron en diciembre y en febrero que liberarían a esos policías y militares como un gesto de reconocimiento al trabajo de Córdoba y otras mujeres activistas en favor de la paz.
Entre esas mujeres está la guatemalteca ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992, Rigoberta Menchú, quien llegó el domingo a Villavicencio.
"Entiendo que esta liberación se da en una medida unilateral de las FARC", dijo Menchú. Ahora "le toca al gobierno la otra parte... queremos ver esa voluntad política" por parte de las autoridades, agregó.
El presidente Juan Manuel Santos ha dicho en reiteradas ocasiones que da la bienvenida a esas liberaciones, que espera que no se produzcan más secuestros y que las FARC cesen los ataques armados para entonces poder considerar el inicio de eventuales diálogos de paz.
©Univision.com
Comentarios