Daños emocionales causados por el narcotráfico

Univision.com | Apr 01, 2012 | 4:30 PM

Los reporteros, víctimas en todos los frentes

MÉXICO – La cobertura de hechos de violencia como los que ocurren con frecuencia en México impactan de forma creciente no solo la libertad de expresión, sino la calidad de vida de los reporteros.
La versión digital del periódico mexicano El Universal narra la historia de un reportero de una localidad fronteriza del país, que se encargaba de cubrir la fuente policiaca, que solía decir “estoy acorazado” cuando se tenía que enfrentar con imágenes desgarradoras de crímenes, con tal de mantener a su público informado.
Sin embargo, la cobertura de un hecho le cambió la vida. Acudió a la escena de un homicidio en contra de un joven, cuyo cuerpo además fue descuartizado.
El reportero entró en la cuenta de que la víctima tendría la edad de su hijo, y no pudo arrancar de su memoria el gesto de terror de la víctima. Lo que siguió: pesadillas, inapetencia, ataques de pánico, depresión y angustia.
Pero luego pasó más allá de los síntomas, al darse cuenta de que estaba siendo perseguido, Las amenazas llegaron hasta su redacción, donde recibieron instrucciones precisas de no difundir información que vinculaba a un cártel narcotraficante. No se publicó. “Silenciaron nuestra palabra, siento rabia y miedo”, citó El Universal al reportero que pidió que ni su nombre ni el de su diario se difundieran.
Por ello, a consulta de El Universal, el psiquiatra Anthony Feinstein de la Universidad de Toronto, y el psicólogo Rogelio Flores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirmaron que el impacto en la cobertura de hechos de violencia es progresivo y puede llegar a mermar la calidad de vida.
Los dos especialistas han realizado estudios sobre estrés postraumático y salud emocional en general, de periodistas encargados de cubrir temas de narcotráfico en México.
Feinstein realizó en 2011 una investigación entre periodistas encargados de cubrir temas relacionados al narcotráfico, y descubrió que el 38 por ciento admitió recibir amenazas de cárteles narcotraficantes y 10 por ciento amenazas en contra de sus familiares.
Por su parte, las investigaciones de Flores revelaron que el 41 por ciento de los reporteros que cubrían temas del narcotráfico presentaba estrés postraumático, “el 77 por ciento presentaba síntomas de ansiedad, 42 por ciento síntomas depresivos y 25 por ciento vivía con niveles de consumo dañino de alcohol”, citó el medio.
De acuerdo a Feinstein, el cuadro psicológico que presentan los reporteros de la fuente policiaca es todavía más agudo que el que experimentan los corresponsales de guerra, de acuerdo a un comparativo que realizó entre periodistas mexicanos policiacos y corresponsales de guerra extranjeros.
©Univision.com
Comentarios