La oposición siria hace autocrítica

EFE | Mar 31, 2012 | 4:42 PM

Pide apoyar al Ejército Sirio Libre

ESTAMBUL - Burhan Ghaliun, presidente del Consejo Nacional Sirio (CNS), que aspira a representar a la oposición al régimen de Bachar al Asad, hizo una primera autocrítica al pedir apoyo para el Ejército Sirio Libre (ESL), compuesto por desertores, y reconocer que la oposición política es lenta y está poco unida.
"El punto débil es la oposición política: no es ni el Ejército Sirio Libre ni el frente internacional ni los grupos que coordinan las manifestaciones en Siria, que son mejores que nosotros", reconoció Ghaliun en una rueda de prensa celebrada en Estambul.
La confesión de Ghalium viene varios días después del último congreso del CNS, en el que varios grupos declararon abandonar esta institución, y un día antes de la cumbre de los "Amigos de Siria" que arranca mañana en Estambul con la presencia de más de 70 países.
Burhan Ghaliun, un profesor sirio que vive exiliado en París, reiteró que el CNS apoya plenamente al ESL, pero se negó a aclarar si llevará a la cumbre la exigencia de armar a esta guerrilla o no.
"Tal vez lo pongamos en la mesa mañana", dijo, al tiempo que se reafirmaba en el "derecho humano esencial" de defenderse.
La 'máquina de matar'
Aseguró que el ESL únicamente utiliza armas ligeras para proteger a los civiles ante la "máquina de matar" del régimen de Asad y que no se puede considerar un "ejército", ya que dejará las armas en cuanto cese la represión.
Ghaliun se reafirmó en que la creación de un pasillo humanitario y una zona de exclusión aérea, que pasaría a ser controlada por el ESL, "son exigencias comunes del pueblo sirio" y que el CNS las respalda, pero no aclaró si mañana propondrá esas medidas.
También se felicitó de que por fin se haya conseguido poner en pie una dirección unificada del ESL y añadió que ya existe una oficina de enlace entre el CNS y el ESL.
"A través de esta oficina de enlace, el CNS apoya al ESL mediante el envío de instructores militares sirios", aseguró Ghaliun.
Aparte del respaldo a la guerrilla, el presidente del Consejo enumeró como elementos estratégicos el apoyo a las manifestaciones pacíficas y la formación de un amplio frente internacional que convierta el conflicto sirio en un "problema internacional" ante el que nadie pueda cerrar los ojos.
Por otra parte, Ghaliun calificó de "muy positivo" su encuentro con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y añadió que éste le transmitió que no cree en la sinceridad de Asad respecto al plan de paz del enviado especial de Naciones Unidas, Kofi Annan, que Damasco ha dicho aceptar.
"Hay un consenso en que no se debe permitir que Asad utilice a Annan para mantenerse en el poder por más tiempo", concluyó Ghaliun.
©EFE
Comentarios