Izquierdista López Obrador rechaza protección oficial

AFP | Mar 28, 2012 | 3:07 PM

'El que lucha por la justicia no tiene nada qué temer', dijo

MÉXICO - El postulante de izquierda a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazó el martes la escolta ofrecida por el gobierno en el marco de un plan para garantizar la seguridad de los candidatos ante la amenaza latente del crimen organizado.
"No acepto el que haya un aparato que me impida la comunicación con los ciudadanos. El que lucha por la justicia no tiene nada que temer, así voy a la campaña a partir del viernes", día que inicia oficialmente la contienda, dijo en conferencia López Obrador.
"Vamos a seguir actuando así. Desde hace mucho tiempo, en nuestros actos, es la gente la que nos cuida y quiero mantener la comunicación directa con los ciudadanos", añadió el abanderado del Partido de la Revolución Democrática.
El presidente Felipe Calderón anunció en febrero pasado un plan para proteger a los candidatos presidenciales y al Congreso ante la amenaza del crimen organizado sobre los comicios a celebrarse el 1 de julio próximo.
Dos aspirantes aceptaron la protección
Alejandro Poiré, secretario de Gobernación (interior), se reunió el lunes por la noche con representantes del Partido de la Revolución Democrática para ofrecer la seguridad a López Obrador.
El funcionario indicó el martes que también ofreció seguridad a los demás candidatos y que hay avances con otros dos aspirantes a la presidencia para aceptar la protección, sin especificar quiénes son.
Representantes de todas las filiaciones políticas han sido presionados en los últimos años por cárteles de la droga que buscan mantener el control de las actividades delictivas en pueblos y ciudades mexicanas.
Un total de 28 alcaldes han sido asesinados en los últimos cinco años por el crimen organizado, mientras que el candidato a gobernador en el estado de Tamaulipas (noreste), Rodolfo Torre, fue emboscado y ultimado con varios colaboradores en junio de 2010, una semana antes de las elecciones en ese distrito fronterizo con Estados Unidos.
México enfrenta una escalada de violencia por las pugnas de los cárteles de la droga y la ofensiva militar contra ellos, con un saldo en cinco años de más de 50 mil muertos.
©AFP
Comentarios