Benedicto XVI conversó e intercambia obsequios con Raúl Castro

Univision.com | Mar 27, 2012 | 8:08 PM

SIGUIENTE:

Los discursos y los gestos del Papa han sido, en su mayoría, más religiosos que políticos. Hasta el momento no se han hecho concesiones a los disidentes.

Segunda jornada en Cuba

LA HABANA - El papa Benedicto XVI se reunió e intercambió regalos este martes con el gobernante cubano Raúl Castro en el Palacio de la Revolución de La Habana, en la jornada más política de su visita a Cuba, comprobó un periodista de la AFP.
De acuerdo con el programa oficial de la visita, el encuentro entre Raúl Castro y Benedicto XVI responde a una "visita de cortesía" del papa en su calidad de jefe del Estado Vaticano. 
Castro recibió al Papa al bajarse del auto cerrado en que llegó al Palacio para una reunión privada que se prolongó durante una hora y terminó hacia las 18:35 locales (23:35 GMT).
Al término de la reunión, el Papa y Raúl Castro intercambiaron obsequios: Castro le regaló una escultura de la Virgen de la Caridad del Cobre de un metro y medio, mientras que el pontífice le dio un enorme libro, réplica de la "Geografía" del astrónomo y geógrafo greco-egipcio Ptolomeo (100-170 DC).
El pergamino data de los años 1460-1470 que reproduce el manuscrito "Urbinate latino" que se encuentra en la Biblioteca Apostólica Vaticana y que contiene la versión latina de la "Geographia" de Claudio Tolomeo, del II siglo después de Cristo, obra Iacopo d'Angelo da Scarperia (1360-1410). 
El intercambio de regalos terminó con un apretón de manos en el Salón Sol de Nuestra América, y luego Benedicto XVI se marchó del Palacio. En la noche tiene programada una cena con los 15 obispos cubanos.
Reunión alterna 
Simultáneamente, se desarrolló en el palacio un encuentro entre el secretario de Estado (número dos) del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, acompañado de su "ministro de relaciones exteriores", monseñor Dominique Mamberti, y el vicepresidente cubano, José Ramón Machado Ventura.
Por parte de la Santa Sede acompañaron a Bertone el sustituto de la Secretaría de Estado (número tres del Vaticano), Ángelo Becciu, el secretario para las Relaciones con los Estados (ministro de Exteriores), Dominique Mamberti, y el nuncio apostólico en Cuba, Bruno Musaro. 
Los temas candentes -presos políticos, levantamiento del embargo estadounidense contra Cuba, mayores derechos para los católicos en campos como la enseñanza- deben ser abordados en esta reunión.
El Papa, que llegó el lunes a Santiago de Cuba, sureste de la isla, oficiará el miércoles una misa en La Habana antes de partir a Roma.
Tras las conversaciones, el presidente Raúl Castro presentó al papa a su familia.
Benedicto XVI y Castro saludaron a fotógrafos y camarógrafos en la escalinata del Palacio de la Revolución, sede del gobierno, mientras el líder cubano le explicaba al pontífice las características de la Plaza de la Revolución.
Visitó a la Virgen de la Caridad del Cobre
Antes de viajar a La Habana, el Papa visitó el martes el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad en El Cobre, patrona de Cuba, a 30 km de Santiago, donde rezó por los cubanos "privados de libertad".
Aunque no hay ninguna reunión prevista entre el pontífice y la disidencia, su presencia en la isla elevó la temperatura en la oposición.
Según un grupo de oposición, unos 150 opositores fueron arrestados de manera preventiva en los últimos días para impedir que se manifiesten y los teléfonos de muchos disidentes "han sido desconectados".
"Como parte de las medidas represivas adoptadas por el régimen, varios centenares de teléfonos fijos y celulares de disidentes, periodistas independientes, bloggers y otros activistas de la sociedad civil han sido desconectados", denunció la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos, que encabeza el disidente Elizardo Sánchez.
Al menos tres embarcaciones con exiliados cubanos anticastristas zarparon desde Florida para acercarse a unos 20 km de las costas cubanas durante la reunión del Papa con Raúl Castro, dijo el activista Rafael Tur a la AFP.
El Papa, que llegó a la capital al mediodía desde Santiago de Cuba, al otro extremo de la isla, tenía programado cenar el martes con los 14 obispos cubanos, incluido el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana.
Raúl Castro, de 80 años, saludó calurosamente al Papa este martes. El lunes le había dado la bienvenida en el aeropuerto y asistió en primera fila a la misa campal de Santiago de Cuba, sin comentar las declaraciones que el Pontífice formuló en su vuelo a México el viernes, cuando instó a los cubanos a dejar de lado el marxismo, que "no corresponde ya a la realidad", y a buscar "nuevos modelos".
El Papa también llamó a construir "una sociedad abierta y renovada", pero este martes otro vicepresidente cubano, Marino Murillo, descartó toda reforma política en la isla, último bastión del comunismo en Occidente, al responder preguntas de la prensa sobre esas palabras.
"En Cuba no va a haber una reforma política, en Cuba estamos hablando de la actualización del modelo económico cubano, que haga nuestro socialismo sustentable", dijo Murillo, quien dirige la reforma económica de Raúl Castro.
La expectativa de los medios sigue puesta en un posible y breve encuentro entre Joseph Ratzinger, de 84 años, y el padre de la revolución cubana, Fidel Castro, un año mayor que él, retirado de su cargo de gobernante desde 2006.
Ex alumno de los jesuitas, Fidel Castro, que ha expresado su admiración por Juan Pablo II, manifestó su deseo de reunirse con Benedicto XVI. Por su parte, el Vaticano manifestó la disponibilidad del pontífice.
©Univision.com
Commentarios