Benedicto XVI oficiará misa multitudinaria al pie de estatua de Cristo

Univision.com | Mar 25, 2012 | 10:27 AM

Miles de mexicanos se congregan a los pies de una estatua de Cristo de 22 metros de altura

SILAO, México - El papa Benedicto XVI pidió el sábado a los niños de México que sean los mensajeros de la paz y luego se preparó para el momento culminante de su visita a este país estremecido por la violencia del narcotráfico: La misa al aire libre de este domingo a los pies del monumento a Cristo Rey, uno de los símbolos más importantes del catolicismo mexicano.
Cerca de las 09:00 horas locales, abordo del helicóptero Super Púma presidencial TPH01 de la Fuerza Aérea Mexicana, Benedicto XVI sobrevoló el monumento, el cual miraba con mucha atención, como dejaron ver las imágenes difundidas en la televisión mexicana.
Con sombrero de charro
Luego, el pontífice descendió de la aeronave para ser transportado en el papamóvil del helipuerto al lugar del Parque Bicentenario donde se alistaría para presidir la celebración eucarística, no sin antes pasar por las zonas más alejadas del altar, para poder estar cerca de todos los feligreses que acudieron a verlo. En la parte final del recorrido, Benedicto XVI se puso un sombrero de charro.
El Sumo Pontífice de la Iglesia Católica deseaba acudir al estado de Guanajuato específicamente para ver y bendecir la estatua, que quiso ver su antecesor Juan Pablo II pero nunca pudo, dijo el vocero del Vaticano, el reverendo Federico Lombardi.
La guerra al narcotráfico, declara por el gobierno en 2006, ha dejado más de 50 mil muertos. En ese marco, víctimas de la violencia del país tuvieron la oportunidad de estar cerca del papa, como la madre de una de las víctimas de la masacre de Villas de Salvárcar, la viuda de Edelmiro Cavazos, asesinado siendo alcalde, madres y esposas de personas muertas, entre otras.
Participe en el Foro de Benedicto XVI.
Revuelta de los Cristeros
La estatua de bronce de Cristo Rey, de 22 metros (72 pies) de altura, representa al Altísimo con los brazos abiertos y recuerda a los mexicanos la cruenta revuelta de 1926-1929 de los cristeros contra el gobierno por sus leyes anticatólicas que llegaron a prohibir incluso las misas en público, como la que oficiará Benedicto ante unas 350 mil personas, según los pronósticos de los organizadores del evento.
Guanajuato fue escenario de algunos de los enfrentamientos más cruentos en la Guerra de los Cristeros y la región sigue siendo un bastión del conservadurismo católico en México.
La estatua "expresa una identidad del pueblo mexicano que tiene una historia en relación con el testimonio de la fe, de quienes lucharon por la libertad religiosas en su momento", dijo monseñor Víctor René Rodríguez, secretario general de la Conferencia episcopal mexicana, reportó The Associated Press.
Además de buena parte del gabinete del presidente Felipe Calderón, los aspirantes a la presidencia Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto y Gabriel Quadri, también hicieron acto de presencia en la celebración eucarística.
Itinerario del Papa
De acuerdo con la agenda, al anochecer del domingo inaugurará por control remoto el nuevo sistema de iluminación de la estatua del Cristo Rey.
El sábado, Benedicto XVI sostuvo un encuentro privado con el presidente Felipe Calderón. El Pontífice bendijo a los miles de niños reunidos en la llamada Plaza de la Paz, a quienes dijo que rezará por ellos y les pidió hacer lo mismo por él.
El Papa les aseguró que los niños de México ocupan un lugar importante en su corazón, "particularmente los que soportan el peso del sufrimiento, el abandono, la violencia o el hambre, que en estos meses, a causa de la sequía, se ha dejado sentir fuertemente en algunas regiones" del país.
En la plaza, los miles de niños, adolescentes y jóvenes siguieron al papa mientras ondeaban banderas del Vaticano y de México, aplaudían y gritaban.
Al final de su mensaje, niños que lo acompañaban en el balcón soltaron palomas blancas y una lluvia de papeles cayó a la plaza. El periodista mexicano Joaquín López Dóriga informó que quienes se encargaron de lanzar las palomas fueron los hijos de los ex secretarios mexicanos de Gobernación (Interior) Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake Mora, muertos en dos percances aéreos durante el sexenio de Felipe Calderón.
La mayoría católicos
De los 43.5 millones de mexicanos menores a 20 años, 36.2 millones (83.2%) son católicos, ligeramente por debajo del promedio nacional. El mayor grupo de mexicanos son niños de entre 5 y 9 años, un sector al que Benedicto XVI ha apuntado para fortalecer a la Iglesia.
La Presidencia de México informó en un comunicado que en el encuentro privado, Calderón y Benedicto XVI revisaron los desafíos que enfrenta el mundo como el cambio climático, la lucha contra el hambre, la necesidad de avanzar hacia el desarme nuclear y la proliferación de armas que favorecen la acción del crimen organizado, un problema que ha afectado particularmente a los mexicanos en los últimos años.
México mantiene relaciones diplomáticas con el Vaticano desde 1992.
Miles de fieles
La Agencia Francesa de Noticias (AFP) dijo que este domingo se esperan unos 300 mil feligreses en la misa papal.
Benedicto XVI recibió una calorosa acogida el viernes, pero no ha escapado a reacciones por el escándalo por casos de pederastia en la Iglesia católica.
Decenas de miles de personas comenzaron a llegar el sábado a los alrededores del parque del Bicentenario (de la independencia), en la ciudad de Silao a unos 40 km de León, para la ceremonia que se anticipa será tan masiva como los otros actos cumplidos en México por el Papa, próximo a cumplir 85 años.
Benedicto XVI regresará en la tarde a León, donde dará un discurso ante obispos de toda América Latina, un mensaje que genera expectativa en una región donde el catolicismo tiene aún una presencia mayoritaria, pero que se ha sentido marginada durante los siete años de su papado.
Deserción de católicos
La Iglesia en América Latina vive además una importante deserción de fieles y enfrenta el avance de posiciones ajenas a su doctrina en temas como el aborto, el matrimonio homosexual y la contracepción.
Grupos de jóvenes pero también matrimonios y hasta algunas familias, acamparon cerca del parque para obtener un lugar privilegiado durante la celebración de la eucaristía considerada el punto culminante del viaje.
Tras el encuentro del sábado con el presidente Calderón, un grupo de víctimas de abusos sexuales por parte del fallecido sacerdote mexicano Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios de Cristo que falleció en 2008, leyeron en León, la ciudad donde Benedicto XVI se ha alojado durante la visita, un manifiesto en el que acusan al Papa de haber hecho oídos sordos a su drama.
"No se nos escuchó ni se nos creyó oportunamente. Durante mucho tiempo fuimos ignorados", señaló el manifiesto.
El portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi consideró que es "muy injusto" considerar que el Papa buscó ocultar el escándalo sobre Maciel o que no hizo nada. Señaló que hay muchos documentos que muestran lo contrario.
A diferencia de lo que ocurrió en sus visitas a otros países como Irlanda o Estados Unidos, en México el Papa no se reunirá con las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes.
Pese a su avanzada edad, el Papa no mostró signos de fatiga durante los largos desplazamientos por carretera y lucía un semblante complacido ante las efusivas manifestaciones de cariño de miles de mexicanos.
"Ha sido el premio para tantos kilómetros de viaje, un viaje tan largo. Casi no dormimos de la emoción y ahora le pudimos dar la mano al Papa", comentó emocionada Xóchitl Alvarez, una indígena del estado de Oaxaca (sureste) que consiguió acercarse a Benedicto XVI.
©Univision.com
Comentarios