Continúa operativo para capturar a joven asesino en Francia

EFE | Mar 21, 2012 | 1:27 AM

Autoridades realizaron detonaciones

PARIS - La energía eléctrica del barrio donde se encuentra atrincherado el presunto asesino de Toulouse desde hace más de 18 horas fue apagada a las 20:00 horas locales.
Poco antes, el ministro del Interior, Claude Géant, había declarado que el sospechoso, Mohamed Merah, había asegurado a los negociadores que se pensaba "entregar pronto".
Más tarde -de acuerdo con la agencia EFE-, pasadas las 22:45, se escucharon cuatro detonaciones en el lugar donde está refugiado el presunto asesino, en lo que parece ser el inicio del operativo para su captura.
Sin embargo, de acuerdo con las autoridades, las explosiones se realizaron con el objetivo de intimidar a Merah y hacer que se rinda.
Fuentes policiales -según reportó El Mundo.es- revelaron que el supuesto criminal está fuertemente armado en su domicilio, situado en la primera planta de un edifico de cinco pisos que fue evacuado poco después del inicio de la operación y que se encuentra rodeado por agentes de los cuerpos de élite de la policía francesa.
Aseguró pertenecer a Al Qaeda
El joven de 24 años, considerado el autor de siete muertes en esa ciudad y su entorno, asegura pertenecer a Al Qaeda, informó el ministro del Interior francés, Claude Guéant, que se encuentra en el lugar.
"Repite su compromiso con Al Qaeda y con medios yihadistas", señaló el ministro, que se trasladó al barrio residencial de Coté Pavé, donde se está negociando con el sospechoso.
Guéant confirmó que se trata de un joven de nacionalidad francesa y residente en Toulouse que había viajado a Afganistán y a Pakistán y que "tiene lazos con personas del salafismo y del yihadismo".
El ministro aseguró que el hombre afirma actúa "para vengar a los niños palestinos" y para "denunciar la presencia extranjera en Afganistán". El hermano del sospechoso fue arrestado. agregó el ministro, mientras que el fiscal antiterrorista señaló que "otras operaciones" están teniendo lugar en Toulouse.
Guéant aseguró que los policías acudieron de madrugada al domicilio del sospechoso que respondió inmediatamente con disparos, en los que un agente resultó herido. El lugar fue rodeado por agentes de un grupo especializado de intervención y se intercambiaron disparos antes de que comenzara una fase de negociación.
Los agentes de la policía francesa apelaron a la madre del sospechoso, que fue conducida al lugar pero que no quiso negociar con su hijo al considerar que no tiene influencia sobre el joven. La comunicación con el hombre tiene lugar a través de la puerta de la casa, indicó el ministro.
La decisión de intervenir se tomó anoche y la operación fue lanzada entorno a las 3.00 horas de la madrugada (1.00 GMT).
Más de 200 agentes desplegados para capturarlo
El joven formaba parte de los sospechosos que barajaba la policía desde la primera de las matanzas que se le atribuyen, la de un soldado magrebí el pasado día 11 en Toulouse.
Posteriormente, otros dos militares de un regimiento de paracaidistas fueron asesinados en Montauban, cerca de Toulouse, con la misma arma, y el pasado lunes tres niños y un adulto murieron en una escuela judía de Toulouse.
Hasta 200 agentes especializados fueron desplegados en la región para dar caza al sospechoso, que utilizó en los tres hechos la misma pistola y que, en cada uno de los casos, huyó en una moto de gran cilindrada de la misma marca.
Además, dejó dos heridos de gravedad, un tercer soldado de origen antillano en el tiroteo de Toulouse del día 15 y un adolescente en la escuela judía de esa ciudad. 
©EFE
Commentarios