'Ví como los edificios se movían como si fueran simples estampas'

Univision.com | Mar 20, 2012 | 4:26 PM

La eternidad del sismo

MÉXICO - Las puertas del edificio comenzaron a tronar y de repente todo se volvió un mareo completo,  un  mareo que no se detenía y lo que provocó el caos entre la gente. Todos notaban que estaba temblando aunque nadie sabía de la intensidad. Según los reportes del Instituto Sismológico Nacional fue de 7.8 grados Ritcher.
El caos no se dejó esperar, mientras el edificio de 20 pisos, se seguía balanceando. Al estar en el piso 12 las salidas no son fáciles de tomar, mientras los encargados nos pedían que guardaramos la calma hay quiénes no pudieron controlarse y se soltaron en llanto.
A nadie se le permitía bajar las escaleras y eso fue lo que provocó  mayor presión entre los que vivían en el caos. 
Tiene años que no se sentía algo así, tal vez la alarma de la gente fue mayor ya que por lo menos en la Ciudad de México, no hubo daños mayores.
Sin embargo las indicaciones de Protección Civil lograron controlar  a la gente que intentaba bajar del edificio corriendo.
De inmediato fuimos pegados a la pared del piso y todos tomados de la mano se sentía el  nerviosismo que invadía a los que estaban sintiendo el fenómeno.
Las lámparas se movían cada vez más aprisa y desde el fondo del piso, se veían las ventanas que mostraban los edificios de enfrente que parecían peor que una calcomanía. Parecían caer con un sólo soplido.
Eso fue lo que escuché que les asustó más a mis compañeros, ver que nuestro edificio, llamado la Torre del Angel, podía caer.
Un foco tronó junto a mí y cayó directo a la alfombra. Fue entonces cuando las autoridades de la oficina nos permitieron bajar por las escaleras de emergencia.
Una vez bajando ya no se sabía si el sismo seguía o fue simplemente los nervios de cada uno, que entre el ajetreo y las ganas por salir, nos hacían sentir mareados.
El nerviosismo superó a la calma
Bajar 12 pisos a pie fue una eternidad. Rodeados de cuatro paredes y sólo viendo escaleras parecía que el fin nunca iba a llegar.
De pronto la luz sevio entre la desesperación y ya la calle mostraba a cientos de oficinistas en la acera que buscaban a sus compañeros.
La gente de Protección  Civil fue organizando a todos por compañías y esperamos abajo un largo rato, donde los minutos se hicieron más largos.
Durante el recorrido del edificio pudimos notas como la estructura mostraba algunos daños leves. Esto sorprendió ya que Torre del Angel es de los edificios mejor equipados para cualquier eventualidad.
Las autoridades no han reportado víctimas mortales de este sismo pero lo que sí vimos en la calle fue a una mujer embarazada que tuvo que ser llevada por una ambulancia de emergencia.
Habían pasado 20 minutos desde el sismo y seguíamos esperando en la calle para poder ingresar al edificio. 
Una vez ingresando las réplicas no se han dejado esperar, una tras otra, hasta que algunos jefes de departamento han pedido a su personal que abandone por hoy las instalaciones para evitar más caos.
©Univision.com
Commentarios