Fe en que la visita de Benedicto XVI detenga violencia en México

Notimex | Mar 19, 2012 | 7:35 PM
LEON, Guanajuato - El nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, confió en que la visita del papa Benedicto XVI pueda ser una oportunidad para la sociedad mexicana, de encontrar un camino para que se termine la violencia.
En conferencia de prensa realizada en conjunto con el gobierno de Guanajuato y la Conferencia del Episcopado Mexicano, el representante del papa en México expuso que es evidente que el jefe del Vaticano, como cada miembro de la Iglesia, como cada mexicano, pide que se acabe la violencia.
“Por qué no, si la venida del papa puede ser una oportunidad para esta sociedad, de encontrar un camino para que se termine esta violencia, eso sí, lo deseo profundamente”, externó.
Pierre aclaró que “no hay que decir que porque el papa viene vamos a tener una tregua, eso me parece que no puedo opinar, el deseo es que esta violencia en profundidad se termine, por qué no”.
En otro tema, el nuncio apostólico descartó que en la agenda dispuesta para Benedicto XVI se haya contemplado reunión con víctimas de abusos por parte de algunos integrantes de la Iglesia.
En tanto, a otra pregunta mencionó que los Legionarios de Cristo también forman parte de la organización de la visita del papa y son parte de la Iglesia mexicana.
Por su parte el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, exhortó a los feligreses a no hacer caso de mensajes de grupos criminales, que sólo buscan reconocimiento y publicidad.
Un sentido a su mensaje
Mediante mantas colocadas en días pasados en algunos municipios de Guanajuato, un grupo de la delincuencia habría señalado que daría una tregua durante la visita del papa.
El prelado invitó por ello “a que no le demos mayor importancia a este tipo de mensajes que vienen a través de las narcomantas que buscan hacerse notar, que se les dé reconocimiento y publicidad”.
Manifestó que “lo peor que podemos hacer es darles publicidad y darles importancia; mi invitación es de ignorar ese tipo de mensajes, no les sigamos el juego”.
Detalló que el papa Benedicto XVI no viene a México a presentar las tácticas a través de las cuales se puede acabar con la violencia en el país, porque no es su función.
“Sí puede en cambio invitar al pueblo mexicano, a que transformemos nuestro corazón, para entrar en un ambiente de reconciliación y de paz, de mayor justicia, de lo que son las raíces que provocan la violencia, porque hay una raíz, en el fondo de carácter ético, y ahí sí puede el papa intervenir”, resaltó.
Expresó que el mensaje se dará “desde el Evangelio, para que la transformación del corazón, desde una perspectiva moral, nos haga más fraternos, más hermanos”.
©Notimex
Comentarios