Kofi Annan expresó al Consejo de Seguridad su decepción con autoridades sirias

EFE | Mar 16, 2012 | 9:11 PM

Se mostró decidido a continuar las negociaciones

NACIONES UNIDAS - El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, expresó hoy ante el Consejo de Seguridad su decepción ante las respuestas logradas de Damasco a su mediación en la crisis que impera en Siria, pero se mostró decidido a seguir negociando después de lograr el respaldo unánime de los quince miembros de ese órgano.
Annan se dirigió hoy al máximo órgano de seguridad internacional por videoconferencia desde Ginebra y le informó de su "decepción" con las autoridades sirias, pero también le pidió su respaldo para seguir adelante con su labor mediadora para detener la violencia en Siria, según indicaron a Efe fuentes diplomáticas presentes en el encuentro.
Esas fuentes indicaron que, pese a que Annan esperaba más, el exsecretario general aseguró que "todavía hay espacio para el diálogo" con el presidente sirio Bashar al Asad, y anunció que ha recibido luz verde del Gobierno sirio para enviar al país el domingo una misión técnica para seguir adelante con las conversaciones.
"Lo que es importante para nosotros es asegurar que la otra parte se compromete seriamente. Creo que mientras las discusiones y las conversaciones sean significativas, hay que continuar", dijo Annan desde Ginebra al término de su intervención ante el Consejo.
Hizo peticiones concretas al gobierno de Bashar al Asad
Recordó que ha hecho tres peticiones muy concretas a Al Asad: acabar con el derramamiento de sangre, establecer conversaciones políticas creíbles y permitir el acceso humanitario al país, aunque no precisó si ha obtenido respuesta a ellas.
El diplomático africano logró que todos los miembros del Consejo, incluidos Rusia y China, mostraran un "apoyo total" a su figura y misión, dijo ante la prensa el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador del Reino Unido Mark Lyall Grant.
"Los quince acordaron que un mensaje de unidad del Consejo será de ayuda a la misión", añadió el diplomático británico, quien avanzó que, tras haber recibido cierta orientación de Annan, las negociaciones continuarán ahora en ese órgano para aprobar una resolución sobre la crisis siria.
Otras fuentes del Consejo indicaron a Efe que no se prevé la reanudación inmediata de las reuniones que la semana pasada tuvieron los cinco miembros permanentes y Marruecos sobre un proyecto de resolución estadounidense, y abrieron la puerta a que el respaldo del Consejo a Annan llegue "de otra manera".
ONU busca adoptar una resolución sobre Siria
Hasta el momento el Consejo de Seguridad de la ONU ha sido incapaz de adoptar una resolución de condena a Damasco, ante el doble veto que han ejercido en dos ocasiones Rusia y China, mientras que sí han actuado el Consejo de Derechos Humanos (CDH) y la Asamblea General, que ha adoptado dos resoluciones contra Al Asad.
Las negociaciones en la ONU para adoptar una resolución se siguen centrando ahora en que el texto, además de respaldar oficialmente a Annan, pida el cese de la violencia, la entrada de la ayuda humanitaria y el inicio de un proceso de transición.
Todos los miembros coinciden en que una eventual resolución subraye la necesidad de lograr el fin de la violencia y el acceso de la ayuda humanitaria, pero difieren en la manera de pedir un alto el fuego y en la equivalencia que Moscú quiere imponer entre la responsabilidad que tienen las fuerzas de Al Asad y la oposición.
Los occidentales apuestan, subrayó Lyall Grant, por que sea Damasco el que detenga primero la violencia para luego pedir lo mismo a la oposición, mientras que Moscú quiere que no se hagan distinciones. "El Gobierno sirio tiene claramente la responsabilidad de dejar de matar primero a sus propios ciudadanos, ya que tiene la artillería y el armamento pesado", aseguró el embajador británico.
Tras la reunión, fuentes de la misión de Francia en la ONU calificaron la misión de Annan como "muy complicada" y señalaron que "pronto se conocerá si Al Asad desea dialogar en serio o explotar la apariencia del diálogo para seguir matando civiles".
"Siria está comprometida con hacer de la misión de Annan un éxito", dijo ante la prensa el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jafari, quien señaló que Damasco espera la llegada el domingo de ese equipo técnico "para iniciar las negociaciones diplomáticas entre las dos partes".
Continúa la represión contra civiles
También en la ONU, el secretario general de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), Ekmeledin Ehsanoglu, animó a los miembros del Consejo a aprobar una resolución sobre la crisis siria, lo que será "el principio de una solución pacífica o al menos del final del baño de sangre que vive el país".
"Creo que cada vez hay más consenso entre los cinco miembros permanentes", dijo a la prensa Ehsanoglu, quien aseguró que "todos los miembros están de acuerdo en que la intervención militar está excluida" porque "puede llevar a más devastación y a no a la paz, y no solo en Siria, sino en toda la región".
Mientras Annan hablaba ante el Consejo, el Gobierno sirio bombardeó varias zonas de la provincia central de Homs como Al Rastan y continuó la represión de las protestas en el resto del país y en las que se pedía una intervención militar para acabar con una crisis que cumplió el jueves su primer aniversario. Cifras oficiales de la ONU revelan que son más de 7 mil seiscientos muertos en los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los manifestantes civiles desde marzo del 2011.
©EFE
Commentarios