El Vaticano descartó un encuentro entre el Papa y víctimas de Maciel

Notimex | Mar 16, 2012 | 3:41 PM

No está previsto en su visita a México

CIUDAD DEL VATICANO - El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, descartó un encuentro de Benedicto XVI con las víctimas de abuso sexual del fallecido sacerdote Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, durante su visita a México.
En un encuentro con representantes de la prensa internacional, Lombardi precisó que dicha reunión no fue solicitada por los obispos mexicanos y por tanto quedó excluida del programa oficial del viaje pontificio.
“Me parece que no fue solicitado, no tengo conocimiento y no está previsto en el programa, los obispos ciertamente no lo pidieron”, indicó el director de la sala de prensa de la Sede Apostólica.
“En los países donde otros encuentros (con las víctimas de sacerdotes pederastas) tuvieron lugar existía un contexto en el cual los obispos solicitaron al Papa hacerlo, porque era un problema sentido en la sociedad y por lo tanto se llevó a cabo”, explicó.
Insistió que, en el caso de México, tal cita no está en el programa y “no se debería esperar” que ocurriese a lo largo de la estancia de Joseph Ratzinger en el céntrico estado de Guanajuato, prevista del 23 al 26 de marzo.
Un doloroso caso emblemático
El caso de Marcial Maciel se convirtió en emblemático para la Iglesia católica en ese país por la importancia religiosa, económica y política que adquirió el personaje mediante su congregación religiosa los Legionarios de Cristo.
En 2010 El Vaticano reconoció que ese sacerdote tuvo una existencia “privada de todo sentimiento religioso”, durante la cual cometió toda clase de actos inmorales, algunos de ellos “verdaderos delitos”.
Se habla de abusos sexuales contra ex seminaristas menores de edad, pero también de consumo sistemático de drogas, de procreación de varios hijos con amantes y de uso de recursos de benefactores varios para financiar una vida licenciosa por el mundo.
Ya en mayo de 2006 la Sede Apostólica le había ordenado retirarse a una vida de oración y penitencia, para expiar sus culpas. Maciel falleció poco menos de dos años después, en enero de 2008, en una residencia de Jacksonville, en Estados Unidos.
En las últimas semanas se habló de la posibilidad que el Papa recibiera a algunas de las víctimas de Maciel, como lo hizo con otras personas en similares condiciones durante sus viajes apostólicos a Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Malta.
©Notimex
Comentarios