Alan Gross solicita permiso a Cuba para visitar a su madre enferma

EFE | Mar 16, 2012 | 3:28 PM

Quiere viajar dos semanas a EU

WASHINGTON, DC - El contratista estadounidense Alan Gross, encarcelado en Cuba desde diciembre de 2009, ha solicitado al Gobierno cubano permiso para viajar a Estados Unidos dos semanas con el fin de visitar a su madre enferma, informó su abogado.
El abogado Peter Kahn distribuyó en Washington una copia de la carta que a nombre de Gross envió al presidente cubano, Raúl Castro, el 7 de marzo, en la que le pide el permiso por razones humanitarias y le asegura que regresará a Cuba al cabo de las dos semanas.
"Nos dirigimos a usted directamente, sabiendo que tiene el poder de otorgar estas peticiones humanitarias, como lo ha hecho en el pasado, y con la esperanza de que extenderá un gesto humanitario no sólo a Alan sino también a su madre enferma", se señala en la carta.
El abogado solicita específicamente permiso para que Alan viaje dos semanas a EU, ya que su madre, Evelyn, que el próximo 15 de abril cumplirá 90 años, no está en condiciones de viajar y probablemente tampoco llegue a celebrar otro cumpleaños.
El último deseo de su madre
La madre de Gross padece un cáncer inoperable en ambos pulmones, que le fue diagnosticado en 2011, y, según la misiva, "su último deseo es poder ver a su hijo una vez más".
"Alan regresará a Cuba a completar el resto de su sentencia tras su visita" a Estados Unidos, aseguró Kahn, quien se dirigió a Raúl Castro como un "hombre compasivo" que ha tenido gestos humanitarios con otros presos en el pasado.
Además del problema de su madre, Gross sufre por no ver a su hija Shira, de 26 años, a la que se le detectó en 2010 un cáncer de mama por el que fue sometida a quimioterapia y a una mastectomía doble.
El propio Gross, de 62 años, sufre de varios problemas de salud desde su detención el 3 de diciembre de 2009 y ha perdido más de 45 kilos en prisión.
Esta no es la primera vez que la familia y los abogados de Gross han solicitado permiso al Gobierno de Cuba para que viaje, pero hasta ahora sin éxito.
Aducen razones humanitarias
"En cada solicitud, Alan dio garantías al Gobierno de Cuba de que regresaría a completar los procedimientos penales en su contra. En efecto, las garantías de Alan fueron respaldadas por el Gobierno de Estados Unidos", dijo Kahn.
Agregó, como prueba, que esas garantías fueron ofrecidas por representantes del Departamento de Estado ante la Sección de Intereses Cubanos en Washington y que el propio Departamento del Tesoro aprobó un "permiso específico" a Alan para que pudiese regresar a la isla.
La solicitud de Gross es similar a la que, también por razones humanitarias, presentó recientemente al Gobierno de Estados Unidos René González, uno de "los cinco" cubanos condenados en este país por espionaje, que quiere viajar a Cuba para visitar a su hermano enfermo de cáncer.
Gross fue condenado en marzo de 2011 a 15 años de cárcel, acusado de participar en planes subversivos contra el Estado por distribuir tecnología de comunicaciones en la comunidad judía de la isla.
Entonces Gross, oriundo de Baltimore (Maryland), trabajaba para Development Alternatives (DAI), una empresa subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID, en inglés).
©EFE
Comentarios