Alegría por visita papal en México

Univision.com | Mar 15, 2012 | 5:28 PM

Preocupación por actividades

CIUDAD DEL VATICANO - Sacerdotes mexicanos que residen en Roma viven la próxima visita del Papa Benedicto XVI a su país entre alegría y preocupación por el éxito en las labores organizativas para las cuales se tuvo poco tiempo.
En entrevista por separado con Notimex los presbíteros David Alba, de la arquidiócesis de León, que será la anfitriona, y Jorge Alberto Becerril, de la diócesis de Atlacomulco, destacaron la creciente expectativa que vive su país ante la llegada del pontífice.
Alba narró que en su demarcación eclesiástica en León, Guanajuato, “están saturados en los preparativos” para recibir al Papa que llegará a esa ciudad la tarde del 23 de marzo y permanecerá allí hasta el día 26 antes de abordar un avión con destino a Santiago de Cuba.
El clérigo reconoció que existe la natural “preocupación por el poco tiempo que se tuvo para preparar el viaje apostólico”, aunque destacó el palpable “entusiasmo porque las cosas salgan lo mejor posible”.
De hecho la visita pontificia a México se organizó de acuerdo con tiempos atípicos para el mismo Vaticano, que por lo general prepara con más de seis meses de anticipación los itinerarios internacionales del obispo de Roma.
En este caso, Benedicto XVI decidió en octubre pasado que visitaría América Latina antes de la Pascua de 2012, en una gira que incluirá México y Cuba. Apenas cinco meses antes del viaje.
Por ello el sacerdote Alba confesó que en varias conversaciones vía telefónica con su arzobispo, José Guadalupe Martín Rábago, percibió un sentimiento de alegría y preocupación simultáneas, con la tensión de que todo resulte lo mejor posible.
“Desde la última visita de Juan Pablo II a México (en 2002) el obispo nos compartió que él había extendido la invitación para que viajara a León. Aunque no se pudo con aquel Papa, nuestro obispo había insistido mucho”, reveló.
“Finalmente se dio con Benedicto XVI, quien desde el principio de su pontificado parecía no tener interés por visitar al Continente Americano. Para nosotros es motivo de alegría y un momento de gracia para todos los fieles”, apuntó.
Expectativas de la visita
Alba, al igual que el sacerdote Jorge Becerril, es residente en el Pontificio Colegio Mexicano de Roma donde comparte la vida cotidiana con más de 110 presbíteros de su país.
Ambos estudian en las pontificias universidades de la Santa Cruz y Gregoriana, de manera respectiva.
Ellos no viajarán para la estancia del Papa en México, pero la vivirán muy de cerca. De hecho en el ingreso del Colegio, ubicado en el residencial barrio de Monteverde Nuovo, ya fue colocada una manta que reproduce el cartel oficial de la visita apostólica.
“No importa el lugar concreto a donde llega, la expectativa es por el viaje al país, es una emoción en general, (existe) un esfuerzo común en el preparar su llegada y es admirable la disponibilidad de todo el mundo”, sostuvo el cura de Atlacomulco, estado de México.
Rechazó considerar a ese acontecimiento sólo en forma local, porque a su parecer tiene un valor de cercanía hacia toda América Latina.
La mayor expectativa de sus connacionales es por escuchar un mensaje de aliento ante las dificultades propias del caminar del pueblo de México, ponderó.
Consideró que respecto a la presencia del sucesor de San Pedro, la ilusión no es tanto de ver a un personaje específico –en este caso Joseph Ratzinger -, sino compartir el signo propio de ver al Papa como pastor, cercano y que acompaña.
“Es muy natural la comparación (entre Juan Pablo II y Benedicto XVI) en cuanto al cambio de personalidad, sin embargo aunque la figura del Papa permanece siempre tiene su connotación en cada hombre que asume esa responsabilidad”, explicó.
“Quizás Juan Pablo II era más carismático en cuanto a la comunidad, pero resalta que Benedicto XVI tiene una vasta claridad a nivel cultural y su mensaje pesa mucho por ello, además tiene el sentido de pastor y eso cuenta más allá de las diferencias”, subrayó.

Actividades en Guadalajara

La Arquidiócesis de Guadalajara informó que la visita de su Santidad el Papa Benedicto XVI la próxima semana a nuestro país, despierta gran interés en la comunidad jalisciense, por lo que se realizarán diversas actividades.
Destacó que la alegría de tener al Papa en México por primera vez motivó la creación de un movimiento juvenil a nivel nacional conformado por distintas organizaciones laicales, que representan el sentir de jóvenes que pretenden manifestar su agrado por esta vista papal.
Se trata del Grupo promotor de la Jornada Mundial de la Juventud en Guadalajara que busca, además de celebrar la presencia del Santo Padre en México, presentar a la capital jalisciense como posible sede para la Jornada Mundial de la Juventud.
El grupo realizará el viernes 16 de marzo una peregrinación nocturna “Yo sí creo, por eso pedaleo”. Partirá de la Plaza Liberación a las 21:00 horas hacia el Santuario de los Mártires. Concluirá con la celebración Eucarística presidida por el Obispo Auxiliar, Francisco González González.
Religiosos están emocionados
Para el sábado 17 de marzo se llevará a cabo la Jornada de oración “Yo sí creo, por eso rezo”. Iniciará a las 12:00 horas con la pega de calcomanías a automóviles alusivas a la visita papal, además de mantas que se mostrarán en cruceros importantes de la ciudad.
A las 15:00 horas de ese día se invita a la comunidad a rezar la Corona de la Divina Misericordia en Plaza Liberación, y en el Parián de Tlaquepaque; a las 16:00 horas se colocará el pendón, primero en todo el país, conmemorativo de la visita, será de tamaño gigante y se colgará en la Catedral Metropolitana.
El domingo 18 de marzo se efectuará un flashmob (teatro urbano) católico en Plaza Liberación a las 18:00 horas; el miércoles 21 de marzo será la “Fiesta de la esperanza”, concierto que se realizará en la Plaza Liberación a partir de las 20:00 horas.
Las actividades serán encabezadas por el presbítero Octavio Israel Ramírez Vázquez, asesor nacional del movimiento, quien detalló que aprovecharán la visita del Papa para presentar a Guadalajara como posible sede para la Jornada Mundial de la Juventud, reunión que se celebra cada tres años y convoca a jóvenes de todo el mundo.
Precisó que no establecerán un año específico para que la capital jalisciense sea la sede, sino que la intención es que sea considerada para cuando la Santa Sede los disponga.
©Univision.com
Comentarios