Los suizos se niegan a tener más vacaciones

EFE | Mar 12, 2012 | 2:43 PM

Votaron en contra de una propuesta para ampliar las vacaciones anuales

 
Los suizos rechazaron por sexta vez consecutiva mejorar sus condiciones laborales tras rehusar en referéndum la propuesta de ampliar de cuatro a seis semanas las vacaciones anuales de los trabajadores.
El rechazo fue unánime, dado que todos los habitantes decidieron oponerse a la propuesta, y el "no" obtuvo el apoyo de 1,530,000 personas, el 66.5 por ciento de los votantes.
La propuesta "Seis semanas de vacaciones para todos" tenía el apoyo de las formaciones de izquierda y de los sindicatos, pero contaba con la firme oposición del empresariado y de los partidos de la derecha, mayoritarios.
Los empresarios, que pusieron mucho más empeño, esfuerzo y dinero para hacer campaña en contra que los proponentes para defenderla, expresaron inmediatamente su satisfacción.
Los críticos de la iniciativa habían esgrimido durante la campaña que imponer seis semanas sería inasumible por las pymes, dado que el 88 % de la empresas suizas tienen menos de diez trabajadores.
El rechazo a la propuesta "es un voto responsable", aseveró a su vez el presidente de la Conferencia Cantonal de directores cantonales de Economía, Jean-Michel Cina.
Por su parte, los sindicatos se mostraron decepcionados, pero reconfortados de que el debate se haya instalado.
"Estamos un poco decepcionados, pero orgullosos de haber tematizado la cuestión de la sobrecarga de trabajo", declaró Martin Flügel, presidente del sindicato Travail.Suisse, que lanzó la iniciativa.
"Sin embargo, nadie ha negado que el estrés exista" agregó.
Según datos oficiales, un tercio de la población activa suiza sufre de ansiedad y fatiga: el 20 por ciento de los hombres de 55 años está fuera del mercado laboral por invalidez y el 40 por ciento de las prejubilaciones involuntarias es por razones de salud.
El coste para la sanidad se eleva a 10,000 millones de francos suizos (8,263 millones de euros), un monto superior a los 6,800 millones de francos (más de 5.600 millones de euros) que la implantación de las seis semanas costaría al sistema, cifra que alegaron los detractores de la propuesta.
Los suizos son los campeones europeos en horas de trabajo semanal, con un máximo legal de 45 y una media efectiva de 42.4, frente a las 41.2 de los alemanes y las 38.4 de los franceses
©EFE
Commentarios