El Foro Mundial del Agua comienza en Marsella con la vista puesta en Río+20

EFE | Mar 12, 2012 | 2:42 PM

En una búsqueda de soluciones para la gestión de ese vital recurso

El Foro Mundial del Agua se inauguró en Marsella en su sexta edición con el objetivo de profundizar en la búsqueda de soluciones para la gestión de ese recurso y la intención de que sus resoluciones sirvan para hacer del agua un elemento central de discusión en la cumbre "Río+20".
Jefes de Estado y de Gobierno, ministros, representantes locales, del sector público y privado y de ONG toman el relevo a los encuentros trienales de Marraquech, La Haya, Kioto, Ciudad de México y Estambul para centrarse en los compromisos que deben tomarse tras esas cinco cumbres sobre el diagnóstico de la problemática.
El presidente del Consejo Mundial del Agua, Loïc Fauchon, en tanto que representante del ente organizador, indicó durante la apertura que la movilización de estos años ha demostrado que "el futuro del agua se juega hoy en el campo político y de la sociedad".
Como marco estratégico de acción se han fijado doce prioridades centradas en la garantía del bienestar, la contribución al desarrollo económico y el mantenimiento del planeta, así como tres "condiciones de éxito", que según el programa pasan por la buena gobernanza, una financiación del agua para todos y la creación de condiciones favorables de gestión.
La amplitud del trabajo pendiente quedó hoy reflejada en el IV informe de la ONU sobre el desarrollo de los recursos hídricos, que indica que el aumento de la población en unos 3.000 millones de personas para 2050 y el consiguiente alza de la demanda de energía o producción agrícola, unidas al cambio climático, amenazan la cantidad y calidad de ese elemento si no se actúa para remediarlo.
Participación de personalidades influyentes
El primer ministro francés, François Fillon, consideró en su intervención que ante la inmensidad de los retos ha llegado la hora de pasar a "la velocidad de crucero" en la aplicación de lo que calificó de "nueva revolución industrial".
A la presencia de Fillon se unieron otras como la del príncipe Alberto II de Mónaco, el presidente del Gobierno marroquí, Abdelilah Benkirán; el de Níger, Mahamadou Isufu, y el primer ministro de la República de Corea, Hwang-sik Kim.
Pero el plato fuerte de la semana en términos políticos llegará con la celebración de la cumbre ministerial y la adopción de una declaración no vinculante que se confía que revierta en la mejora de las respectivas políticas públicas.
Su falta de obligatoriedad, no obstante, fue objeto de críticas de ONG como la estadounidense "International Rivers", cuyo coordinador, Zachary Hurwitz, lamentó a Efe también que en este encuentro se promuevan proyectos en países como Etiopía o Kenia que no aplican más que un "maquillaje verde" a las prácticas de siempre.
Esa ONG y otros grupos ecologistas y solidarios darán eco a su mensaje en un Foro Alternativo Mundial del Agua (FAME), que de miércoles a sábado espera reunir a unos 2.000 militantes en pro de su distribución justa y en contra de su mercantilización.
Mensajes de aliento
Entre tanto, no han faltado mensajes de aliento por parte de otros participantes oficiales, como la petición de Alberto II a que este encuentro "muestre el camino" a la cumbre de Río del próximo junio, o la confianza de Benkirán en que "la bondad de Dios siempre dará agua a los humanos".
Pero el mensaje más sincero partió de una pareja de hermanos de Mali a la que se le dio voz en la apertura, y que en francés solicitaron "verdaderas soluciones, no aquellas que se aplauden en los foros", y las pidieron "para mañana, y no para dentro de cinco años".
©EFE
Commentarios