Inundaciones en Chile provocan daños y centenares de damnificados

EFE | Mar 12, 2012 | 12:04 PM

Como consecuencia de las lluvias torrenciales

SANTIAGO DE CHILE - Inundaciones causadas por lluvias torrenciales han dejado varios centenares de damnificados y daños aún no cuantificados en Arica y Punta Arenas, en el extremo norte y sur de Chile, respectivamente, según informaron fuentes oficiales.
Las autoridades declararon alerta amarilla en Arica, a 2.051 kilómetros al norte de Santiago, y alerta roja en Punta Arenas, a 2.400 kilómetros al sur de la capital, tras desbordarse los ríos San José y Las Minas, respectivamente.
El Gobierno, además, dispuso el traslado del ministro de Planificación, Joaquín Lavín, a Arica y de la titular del Trabajo, Evelyn Matthei, a Punta Arenas, para afrontar en terreno la situación, según confirmó el portavoz de La Moneda (sede de Gobierno), Andrés Chadwick.
Existe preocupación por minas antipersonales
En el extremo norte del país, junto a la frontera con Perú, el Ejército definió zonas de seguridad frente a la posibilidad de que el agua haya arrastrado de nuevo minas antipersonales y antitanques, como ocurrió hace tres semanas, cuando la carretera que une a ambos países debió ser cerrada por una situación similar.
Se trata de minas sembradas en la zona en la década de los años 80, debido a tensiones políticas entre las dictaduras militares que entonces regían en los dos países. Las lluvias, que comenzaron el domingo, han sido acompañadas de tormentas eléctricas y causado el desbordamiento del río San José y otros cursos de agua, inundaciones y el corte de algunos puentes, según las autoridades de emergencia.
Más de 300 personas sin hogar
Osvaldo Abdala, alcalde en funciones de Arica, cifró en "más de 300" los damnificados y confirmó, en declaraciones a periodistas, la suspensión de clases en el valle de Azapa, cercano a la ciudad. En Azapa, muchos agricultores perdieron tierras y animales, dijo por su parte Andrea Rivera, directora regional de Emergencia.
En Punta Arenas, en tanto, las lluvias que comenzaron la noche del domingo provocaron en las primeras horas del lunes el desborde del río Las Minas, cuyas aguas inundaron el centro de la ciudad, arrastraron vehículos estacionados y provocaron un corte de electricidad que afectó a unos cinco mil hogares.
"Estamos absolutamente sorprendidos, esta no es una ciudad de lluvias, es de mucho frío y nieve, pero de poca lluvia", dijo en declaraciones a radio ADN el alcalde de Punta Arenas, Vladimiro Mimica. Agregó que el promedio de lluvia en los últimos años ha sido de 400 milímetros y esta vez, en 22 horas, han caído más de 120 milímetros en la ciudad, donde los damnificados sumaban el medio centenar. 
©EFE
Comentarios