Las expectativas de Estados Unidos en la Cumbre de las Américas

EFE | Mar 10, 2012 | 4:37 PM

Buscará expandir la relación económica

WASHINGTON, DC - Estados Unidos llegará a la Cumbre de las Américas del próximo abril con la voluntad de expandir la "vibrante" relación comercial con el continente, así como aumentar la colaboración energética y en materia de seguridad.
Según declaró un alto funcionario de la Casa Blanca, que habló bajo la condición del anonimato a Efe y un reducido grupo de corresponsales extranjeros, "vemos un enorme potencial" en la relación comercial con América Latina, una región en alza económica.
El alto funcionario recordó que el presidente estadounidense, Barack Obama, llegará a la cumbre de Cartagena de Indias, en Colombia, tras la ratificación de los acuerdos de libre comercio con Colombia y Panamá.
Además, varios países latinoamericanos son socios de EU en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y otros, como México, han expresado su voluntad de unirse a este proyecto en el que Washington pone grandes esperanzas para crear una zona de libre comercio a ambas orillas de ese océano.
"Tenemos una relación comercial muy vibrante entre Estados Unidos y el resto de los países del continente y buscaremos expandirla", consideró.
Además, también resaltó el interés de Washington en establecer alianzas energéticas con los países latinoamericanos, para desarrollar "nuevas formas de energía".
Quiere tratar la seguridad ciudadana
Estados Unidos espera también que la seguridad ciudadana ocupe un amplio espacio en la agenda del encuentro de los próximos 14 y 15 de abril.
En este sentido, recordó que su país cuenta con la Iniciativa de Seguridad Regional Centroamericana (CARSI), "muy robusta", y una importante colaboración con México para hacer frente al narcotráfico y el tráfico de armas.
"Será una conversación de dos vías, lo que podemos hacer para apoyar a los países de la región en lo que se refiere a la seguridad ciudadana y lo que EU puede hacer no sólo para aportarles asistencia, sino para atajar el flujo hacia el sur de armas y la demanda de drogas" en este país.
Asimismo, recordó, la Cumbre de las Américas siempre incluye conversaciones "vibrantes y robustas" sobre la democracia, en las que Washington "seguirá expresando su apoyo al desarrollo democrático en las Américas".
Pese a los llamamientos en este sentido de algunos países de la Alianza Bolivariana (ALBA), que habían instado a que Cuba recibiera una invitación para la cumbre, finalmente Colombia, el país anfitrión, anunció esta semana tras el viaje del presidente Juan Manuel Santos a La Habana que este país no participará.
El anuncio ha causado la irritación de La Habana, que ha atribuido la falta de una invitación a la oposición estadounidense "inaceptable e injustificada" a su presencia.
En este sentido, el alto funcionario reiteró que Cuba se encuentra "fuera de las normas democráticas de las Américas, razón por la cual no ha asistido en el pasado" a estas cumbres.
Estados Unidos es el único Gobierno que ha manifestado abiertamente su rechazo a convocar a Cuba a Cartagena, al considerar que ese país caribeño no cumple con el requisito democrático que los participantes en las Cumbres de las Américas se fijaron en 2001.
La cita de Cartagena será la sexta continental y reunirá a gobernantes de 34 países de América, incluido el propio Obama.
©EFE
Comentarios