Nuevas leyes electorales, un revés para el voto hispano de Estados Unidos

Univision.com* | Mar 09, 2012 | 8:03 PM
Activistas de derecho... Activistas de derecho...
3 Pausar Auto Play

El líder de la organización, Kris Kobach, asesor de Mitt Romney, es el arquitecto de las leyes anti-inmigrante de Arizona y Alabama.

Los votantes hispanos son particularmente vulnerables por una variada gama de razones

Por Gerardo Reyes, Luis Megid y Casto Ocando
Millones de votantes hispanos en los Estados Unidos enfrentan una larga carrera de obstáculos para ejercer su derecho al voto en las próximas elecciones presidenciales de noviembre, según estudios obtenidos por Univisión Investiga y entrevistas con expertos.
Un alud de nuevas leyes aprobadas en al menos 38 estados en nombre de la lucha contra el fraude electoral, están limitando de diversas maneras el ejercicio del voto para minorías y sectores menos favorecidos de la sociedad. Las medidas abarcan desde severas restricciones a la registración de nuevos votantes, la exigencia de pruebas de ciudadanía y controversiales legislaciones que establecen como obligatorio la presentación de un documento de identidad con foto al momento de votar.
“Las diferentes leyes que se están proponiendo en los estados están limitando el derecho de la votación de las minorías, latinos, ancianos, afroamericanos a poder votar”, advirtió Giovani Cazarelli, directivo de la fundación Project Advacement, que sigue de cerca el fenómeno.
Cifras preocupantes
De acuerdo con un extenso estudio del Centro Brennan para la Justicia, adscrito a la Universidad de Nueva York, estas son algunas de las cifras que deben de preocupar a los votantes hispanos:
  - En 34 estados se han presentado leyes que exigen un documento para votar. De estos proyectos, siete ya han sido aprobado.
  - Otros 12 estados quieren que el votante presente una prueba de ciudadanía a la hora de registrarse, una medida ya en vigencia en tres de estas regiones.
  - Nueve estados han reducido drásticamente el tiempo de votación temprana y de boletas ausentes.
  - Los estados mantienen una estricta prohibición de reinstaurar el derecho del voto a ciudadanos con pasado criminal.
 - 13 estados planean nuevas regulaciones para hacer más difícil la registración de nuevos votantes por parte de organizaciones no gubernamentales.
Hispanos coartados
¿Pero por qué los hispanos resultan afectados con estas medidas?
Cazzarelli explicó a Univisión que en muchos estados la población latina no cuenta con documentos de identidad ya sea porque no tienen el dinero para obtenerlos o porque no los necesitan. Citó como ejemplo el hecho de que muchos sectores de la clase trabajadora hispana en el país usan el transporte público y no requieren de licencia de conducir.
Las medidas han sido justificadas por sus promotores como una forma de impedir el fraude electoral.
“Hay fraude de votos y es bien alto en algunas partes del país”, dijo a Univisión Kris Kobach, secretario de estado de Kansas y uno de  los principales patrocinadores a nivel nacional del paquete de leyes que limitan el derecho al voto.
Kobach, una figura influyente en el Partido Republicano, sostiene que en Kansas se han investigado 234 casos de fraude electoral desde 1997. Pero esa cifra, según los críticos, es mínima si se considera que el estado tiene 1.7 millones de votantes registrados.
Kobach citó el caso de una persona que había muerto en 1996 pero aparecía votando en las elecciones del año pasado. Una investigación del diario Wichita Eagle Beacon demostró que la persona citada por Kobach está viva. “No creo que este sea el cielo’’, le dijo el votante al diario.
Qué dice el gobierno
Según el gobierno del presidente Obama los mecanismos existentes son suficientes para prevenir el fraude electoral y no se requiere de nuevas normas.
“No hay ninguna estadística que indique que el fraude electoral en persona se podría curar con la presentación de los documentos de identidad del votante”, afirmó el secretario de justicia Eric Holder en una audiencia ante la Cámara de Representantes el mes pasado.
Holder agregó que las legislaciones aprobadas en ese sentido tienen un “impacto negativo” en el derecho al voto de “minorías, gente joven y ancianos”.
Las leyes han afectado a grupos que promueven el voto. En  la Florida los activistas voluntarios que organizan jornadas de registración de nuevos votantes, principalmente jóvenes y minorías como hispanos y afroamericanos, enfrentan multas hasta de $5,000 y cinco años de prisión, si no presentan los registros de votación en un plazo de 48 horas. Con anterioridad las organizaciones de votantes contaban con una semana de plazo.
“Hoy por hoy, si no mandamos estas registraciones en 48 horas, exponemos a nuestros voluntarios a una multa de hasta $5 mil, cinco años de prisión o una felonía de tercer grado. Como comprenderás, no vamos a exponer a nuestros voluntarios a un riesgo tan grande”, explicó a Univisión Investiga Elizabeth Pines, directiva de la Liga de Mujeres Votantes de la Florida.
Florida y Texas
Las restricciones para registrar nuevos votantes tanto en Florida como en Texas, los dos estados que han instaurado severas medidas, podría afectar a una población combinada de 202 mil nuevos votantes.
Otras medidas similares están reduciendo las oportunidades de registración para nuevos votantes, como la eliminación en Maine de la inscripción como votante el día mismo de la votación, un derecho en vigencia desde 1973, y que podría afectar unos 60,000 electores.
Si un nuevo votante ha tomado la decisión de registrarse, todavía deben enfrentar más dificultades en otros estados.
Actualmente cinco estados tienen en vigencia leyes que prohíben el voto sin un documento de identidad con fotografía: Georgia, Indiana, Kansas, Tennessee y Wisconsin. Otros tres estados esperan la aprobación del Departamento de Justicia: Texas, Alabama y Carolina del Sur.
Las medidas que exigen presentar un documento de identidad para registrarse podrían afectar a cientos de miles de hispanos.Por ejemplo, el 46 por ciento de los hispanos que residen en el estado de Wisconsin no tienen una licencia de conducir, y obtener una representaría un costo económico prohibitivo para muchos, estableció un estudio de la organización Advancement Project. La medida podría afectar a unos 76,600 votantes hispanos en capacidad de votar pero que todavía no se han registrado, de acuerdo a las cifras del Censo 2010.
Estas nuevas restricciones afectarán a un estimado de 3.2 millones de votantes que en la actualidad no cuentan con un documento de identidad exigido en estos estados.
Presión en aumento
Pero el documento de identidad no es la única limitación que enfrentarán votantes en toda la nación. Una incipiente tendencia que ya ha ganado tracción en tres estados, Alabama, Kansas y Tennessee, exige que el votante presente una prueba de que es ciudadano norteamericano para poder registrarse como votante.
Entre los documentos que pueden presentarse para probar la ciudadanía se encuentran certificados de nacimiento, pasaportes o documentos de naturalización y documentos de identidad para cuya obtención fue necesaria la presentación de prueba de ciudadanía, de acuerdo al informe Brennan.
En total, unas 240 mil personas en esos tres estados enfrentan estas restricciones al voto, entre ellos miles de hispanos.Los electores tienen ahora menos tiempo para votar en tres estados, Florida, Georgia y Ohio, luego que se aprobaran leyes para reducir significativamente el período de votación temprana.
Según estimaciones del Centro Brennan, hasta dos millones de votantes en esos estados podrían no votar por la reducción del tiempo de votación.
Según los estudios, otras 100 mil personas con antecedentes penales podrían no votar debido al establecimiento de nuevas medidas en Florida y Iowa que dificultan notablemente el restablecimiento del derecho a votar a personas que han sido condenadas por delitos graves.
Grupo vulnerable Según expertos y activistas, los votantes hispanos son particularmente vulnerables por una variada gama de razones. “Muchas veces tienen aversión a tener contacto con el gobierno, muchas veces es ignorancia que tienen el derecho de participar como ciudadanos, o por razones económicas”, dijo Pines.
Coincidencialmente, la mayoría de las legislaciones que limitan el voto están siendo aprobadas y promovidas en estados bajo control republicano, indicaron activistas.
“Estas leyes estamos diciendo que van contra la comunidad hispana, y los progenitores, los que originaron las mismas y los que la apoyaron, pertenecen al partido Republicano. Coincidencia o no, pero eso son los hechos”, dijo Julio Alva, activista de la Liga Unida de Ciudadanos Latinoamericanos (Lulac).
Los republicanos podrían tener Fuertes razones para reducir el registro de nuevos votantes. Por ejemplo, de acuerdo con cifras del Censo 2010, dos tercios de nuevos votantes en 29 estados se registraron como demócratas entre 2007 y 2008, y votaron mayoritariamente a favor de Barack Obama en una proporción del 70 por ciento.
La organización Rock The Vote, que promueve jornadas de registro de nuevos votantes, registró 2.5 millones de votantes para las presidenciales de 2008. Y en Florida, los nuevos votantes que fueron a las urnas favorecieron a Obama sobre el candidato republicano John McCain por 19 puntos de diferencia.
©Univision.com*
Commentarios