Corte federal escuchará alegatos contra leyes migratorias de Alabama y Georgia

Univision.com* | Mar 01, 2012 | 10:04 AM

Proceso de lleva a cabo mientras la Corte Suprema se alista para revisar la Ley SB 1070 de Arizona

La Corte federal del 11 Circuito escuchará a partir de este jueves los alegatos contra las leyes migratorias HB 56 de Alabama y HB 87 de Georgia, ambas inspiradas en la polémica ley migratoria de Arizona que, entre otras medidas, criminalizó la estadía indocumentada en Estados Unidos.
Tanto los alegatos como las decisiones que adopte la Corte repercutirán en otros estados con leyes similares y que discuten leyes para combatir la inmigración indocumentada.
Las leyes migratorias de Alabama y Georgia fueron demandadas por grupos defensores de los derechos civiles y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, y también fue impugnada por el gobierno federal por intermedio del Departamento de Justicia.
Estados se unen
En el caso de Alabama contra el gobierno federal, los procuradores de justicia de otros nueve estados (Arizona, Georgia, Florida, Idaho, Kansas, Michigan, Nebraska, Oklahoma y Carolina del Sur) presentaron un recurso en apoyo al estado, en el que señalaron que desean asegurar que se respete su soberanía, reportó The Associated Press.
En los casos de Georgia y Alabama, diversos gobiernos extranjeros (entre ellos México y Centroamérica) presentaron recursos contra las leyes, las cuales, dicen, perjudican las relaciones diplomáticas.
La lista también incluye a Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú).
La Corte Federal de Apelaciones de Atlanta tiene jurisdicción sobre los estados de Georgia, Florida y Alabama. Pero las opiniones o fallos que emita pueden influenciar a los jueces de otras jurisdicciones, y demostrar a legisladores cuáles leyes federales pueden o no ser rechazadas o aceptadas por los tribunales.
Qué escucharán
Entre las medidas que revisarán los jueces de la Corte Federal del 11 Circuito se encuentran aquellas que permiten al estado de Georgia revisar el estatus migratorio de ciertos individuos sospechosos por parte de la policía. También si las escuelas del estado de Alabama pueden verificar la situación migratoria de estudiantes nuevos.
Ambas medidas se encuentran suspendidas temporalmente en espera de un fallo definitivo.
"La corte no estudiará si la ley migratoria de Alabama es buena o mala, sino si un estado puede promulgar leyes así", escribió Diane Clay en un correo electrónico a The Associated Press. Clay es la vocera del gobernador de Oklahoma, Scott Pruitt, quien se unió al tema en apoyo a la Corte.
Defienden soberanías
Pam Bondi, secretario de Justicia de Florida, y otro defensor de la soberanía estatal, dijo que los estados deben tener el poder de implementar sus propias soluciones a los problemas.
"El procurador general apoya defender la capacidad de cada estado para decidir por sí mismo cómo proteger a sus ciudadanos del crimen y los costos asociados con la inmigración ilegal", dijo Jenn Meale, vocera de Bondi, dijo AP.
Los argumentos orales que serán presentados a partir de este jueves se llevan a cabo mientras la Corte Suprema de Justicia se alista para las audiencias de abril sobre una demanda del gobierno federal contra la ley migratoria SB1070 de Arizona, promulgada en 2010.
La demanda contra la HB 87
A mediados de julio del año pasado México y otros 10 países se sumaron a la batalla legal contra la ley migratoria HB87 de Georgia que, entre otras medidas, criminalizó la estadía indocumentada y convirtió a ese estado en el segundo en tomar esta decisión después de Arizona.
Los 11 países demandantes advierten que la ley migratoria de Georgia pondrá en peligro los lazos entre Estados Unidos y sus vecinos latinoamericanos.
El grupo respalda a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), para que pida a un juez federal que declare inconstitucional la legislación.
Breve reseña
La ley migratoria de Georgia fue promulga por el gobernador Nathan Deal el 13 de mayo. Además de criminalizar la estadía sin papeles en el estado, otorga poderes extraordinarios a las policías locales para que sus agentes arresten a extranjeros indocumentados y obliga a los patronos registrarse obligatoriamente en el sistema federal de verificación de datos conocido como E-verify.
La HB87 también incluye sanciones a quienes dan transporte o refugio a inmigrantes indocumentados a sabiendas, y convierte en delito la presentación de documentos o información falsa al solicitar empleo.
Varios grupos, incluidos aquellos que representan negocios agrícolas, propietarios de restaurantes y organizaciones de interés comercial en Georgia, se oponen a la ley y han expresado preocupaciones por la posibilidad de ser sancionados por no revisar adecuadamente los documentos de contrataciones nuevas.
El último reporte de la Oficina del Censo reveló que la población hispana en Georgia casi se duplicó en los últimos 10 años. Los números muestran que unas 865,689 personas que se identificaban como hispanos vivían en el estado en 2010, una cifra comparada con las 435,227 personas que lo hicieron en 2000. El número representa un incremento de 96,1%.
La demanda contra Alabama
Un mes después, en agosto, México y 11 países latinoamericanos solicitaron a la Corte Federal del 11 Circuito un pedido "amicus curiae", o tercero interesado, para unirse a una demanda del gobierno federal contra la ley migratoria HB56 de Alabama.
Además de criminalizar la estadía indocumentada y otorgar poderes extraordinarios a las policías para detener a individuos si tiene dudas razonables que se trata de indocumentados, la HB 56 obliga a los empleadores a inscribirse y utilizar el programa federal E-Verify para verificar el estado migratorio de sus trabajadores nuevos.
También prohíbe a los estudiantes indocumentados asistir a la universidad tras graduarse de la enseñanza secundaria, prohíbe a los propietarios de viviendas o negocios alquilar propiedades a inmigrantes indocumentados y prohíbe la creación de “ciudades santuarios”.
Activistas de organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes convocaron a manifestaciones fuera de la corte en Atlanta para expresar su rechazo a las medidas que combaten la inmigración indocumentada.
Según datos de la oficina del Censo, en Alabama viven poco más de 187 mil latinos.
©Univision.com*
Comentarios