Mitt Romney ganó primarias de Arizona y Michigan

Univision.com | Feb 28, 2012 | 9:49 PM

Sin embargo, la victoria del martes no despeja las dudas en la carrera republicana

La estrategia de campaña de Mitt Romney dio resultados favorables el martes en Arizona, donde obtuvo una fácil victoria, pero no los que esperaba en Michigan. Su rival Rick Santorum le pisa los talones y le arrebató varios de los 30 delegados en juego en el norteño estado natal del ex gobernador de Massachusetts.
Pero además de sumar apoyos, la carrera de Santorum volvió a ponerle una cuota extra de presión a la campaña de Romney y, como en Colorado, Minnesota y Missouri, hace tambalear la base del partido republicano que sigue sin hallar la fórmula para despejar el camino de la elección del rival que el primer martes de noviembre enfrentará al presidente Barack Obama.
Al tiempo que se contaban los votos en Michigan, en Arizona las proyecciones de la cadena CNN le dieron el triunfo a Romney sobre Santorum. Un importante número de electores republicanos en ese estado fronterizo con México profesa la religión mormona.
Poco después de las 23:50 del martes CNN proyectó ganador a Romney en Michigan con el 41% de los votos, seguido por Santorum con el 38%, Ron Paul 12% y Newt Gingrich 7%, cuando iba tabulado el 92% de las mesas.
En Arizona, Romney obtuvo el 47% de los votos, mientras que Santorum alcanzó el 26%, Gingrich 16% y paul 8% con el 80% de los precintos tabulados.
Resultados inciertos
Horas antes del cierre de la elección en ambos estados, Matthew Jaffe, corresponsal de la cadena ABC y colaborador del noticiero Univision, anticipó que "todo parecía indicar" que Romney se impondría en Arizona, "donde tenía una gran ventaja: más de 15 puntos sobre Santorum".
Pero Míchigan las cosas se presentaban de manera diferente. Nada estaba claro hasta poco antes del cierre de las mesas electorales. "Romney tenía que ganar como sea, es su estado natal. Pero Santorum no le concedió nada". Incluso la victoria de Romney "tenía que haber sido por un amplio margen, un resultado tan decisivo que le permitiera sentirse bien. (Romney) Tenía que vencer a Santorum por un resultado contundente, porque de lo contrario parecería casi una victoria de Santorum".
Y la victoria fue apretada, con una diferencia del 3 al 4 por ciento de los votos escrutados.
Al conocer los resultados de las primarias, Jaffe dijo que los triunfos de Romney "fueron necesarios para el, pero la contienda republicana seguirá por lo menos hasta el Súper Martes y probablemente después". Y agregó: "Romney tuvo que ganar en Michigan y lo hizo. Y su triunfo en Arizona se veía venir". Pero apuntó que "a pesar de sus victorias, Romney no lo tendrá fácil en los proximos días" y señalò que "hay serias dudas de si Romney pueda convencer a la base del partido republicano de si él puede obtener el apoyo de los votantes mas conservadores" para ganar finalmente la nominación en agosto.
Santorum dijo en Ohio, al enterarse de los resultados de las dos primarias, que continuaría con el mismo discurso conservador que ha utilizado desde el arranque de la carrera por la nominación presidencial.
El Súper Martes
Del Súper Martes, Jaffe dijo que Romney será el gran favorito en cuatro de ellos (Vermont, Virginia, Idaho y Massachusetts), donde fue gobernador. "Pero en los cuatro estados mas importantes de ese día, Ohio, Tennessee, Georgia y Oklahoma, tiene serios problemas".
Santorum lidera las encuestas en Ohio, Tennessee y Oklahoma, mientras que Gingrich va ganando en Georgia. "Santorum, despues de ganar en Colorado, Minnesota y Missouri, hace tres semanas, y poner las cosas dificiles para Romney en Michigan esta noche, tiene mas posibilidades que Gingrich de ganar la nominacion", analizó Jaffe.
En cuanto al futuro de Paul, quien no ha ganado hasta ahora en ningún estado, dijo que "es casi irrelevante".
Sobre la incertudumbre para el Súper Martes, Jaffe dijo que las probabilidades de que Romney afirme su carrera por la nominación "son pocas", razón por la cual "la contienda podría extenderse por unas semanas o unos cuántos meses más".
Estrategia de ataque
Para el periodista y analista político Alan Rivera, el resultado del martes "es lo que venimos diciendo desde el inicio de este proceso electoral: los candidatos ens liza no logran ser todo lo convincentes que necesitan ser para cautivar el entusiasmo del electorado republicano".
Agregó que el proceso que arrancó en Iowa el 3 de enero, y que fue ganado por Santorum, "no entusiasma porque (los aspirantes) no tienen claro un discurso de lo que quieren hacer", y que "el único discurso que tienen (hasta ahora) es atacarse entre ellos y decir que (el presidente Barack) Obama es el peor presidente de la historia, y que debe terminar su gobierno en este único periodo. Pero no dicen qué es lo que ellos quieren decir" (qué harán en el caso de ser electos).
Rivera comentó que el mensaje negativo de las cuatro campañas republicanas (Romney, Santorum, Gingrich y Paul) aleja el voto latino, y señaló que el poderío económico de la campaña de Romney todavía "no logra llegar a convencer" al partido.
En similares términos comentó Juan José Gutiérrez, coordinador de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes en Los Angeles, California. "La victoria de Romney en Michigan fue apretada", dijo. "Yo creo que Santorum comienza a causar estragos al encabezar las encuestas".
Pese a ello, Gutiérrez estimó que las victorias de Romney el martes en Arizona y Michigan le dan el impulso necesario para el Súper Martes, cuando se celebren elecciones en 10 estados y estén en juego 419 delegados.
Cuesta arriba
Los triunfos de Romney en Arizona y Michigan no terminan por convencer a Maribel Hasting, asesora ejecutiva de la organización America´s Voice. "Todavía queda un trecho por recorrer para determinar la nominación. Se requieren 1,144 delegados para obtenerla y el ex gobernador de Massachusetts todavía no llega a los 200", dijo. "La complicada distribución proporcional de delegados en ciertos estados sin duda complican la situación".
Hasting agregó que "el hecho de que la contienda en Michigan fuera cerrada, en el estado donde Romney nació y donde su padre fue gobernador, evidencia una vez más que la base del Partido Republicano sigue sin estar del todo inspirada con las opciones existentes para enfrentar a Obama en las elecciones generales de noviembre. Esto, a pesar del nivel organizativo y monetario de la campaña de Romney".
Romney la invertido al menos cuatro veces más capital que sus contrincantes. En Florida, a finales de enero, el aspirante invirtió cerca de $12 millones en anuncios de radio y televisión.
La activista dijo además que con los resultados de Arizona y Michigan no cabe duda que "el marathón republicano continuará el Súper Martes", y señaló que a causa de la democra en clarificar al candidato el discurso se sigue moviento hacia el ala ultra conservadora y antiinmigrante.
Buenas noticias para Obama
Durante los días previos a la celebración de las primarias en Arizona y Michigan, los cuatro aspirantes republicanos criticaron la política económica de Obama y fustigaron las acciones de la Administración para revertir la crisis. Pero las buenas noticias de este martes, en que la bolsa de valores se colocó por primera vez desde 2008 por encima de los 13 mil puntos, desvirtuaron los ataques de la oposición y fortalecieron el discurso demócrata.
"Con noticias como las de hoy en Wall Street y en el Senado estadounidense, será una cuesta hacia arriba para los republicanos quitarle la Casa Blanca o el Senado a los Demócratas", dijo Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA).
Cabrera también mencionó que el discurso antiinmigrante mostrado por los cuatro aspirantes republicanos “aleja” el voto latino, pieza clave para las elecciones de noviembre.
En 2008 votaron 10.3 millones de electores hispanos de un total de 19 millones aptos para emitir sufragio. De ellos, 6.7 millones votaron por Obama, número clave que le permitió llegar a la Casa Blanca.
Pero el distanciamiento del voto hispano de la oferta republicana no significa un apoyo para los demócratas. La falta de una reforma migratoria y el incumplimiento de una promesa de campaña lanzada por Obama en 2008, de empujar un plan para legalizar a la mayoría de los 11 millones de indocumentados, generaron malestar entre los votantes de la primera minoría del país.
Cabrera ha dicho que el compromiso fallido de Obama "no lo olvidamos" y ha asegurado que "será tomado en cuenta" durante la actual campaña presidencial, sobre todo el día de las elecciones, el primer martes de noviembre.
Cómo van
Romney era el favorito para llevarse Arizona y sus 29 delegados. Michigan dividió sus 30 delegados, y dará dos al ganador de cada uno de los 14 distritos legislativos del estado.
Los últimos dos delegados son otorgados en proporción con el voto en todo el estado, probablemente a los dos candidatos al frente, en caso de que ambos obtengan más del 25% de los voto.
Antes de las primarias de Arizona y Michigan el conteo de la cadena CNN otorgaba a Romney 123 delegados, Newt Gingrich 38, Santorum 37 y Ron Paul 19. Con las victorias en Arizona y Michigan, Romney alcanzó 165 delegados, Santorum 44, Gingrich 38 y Paul 27.
Se requieren 1,144 para ganar la nominación del partido a finales de agosto en la Convención Nacional Republicana en Tampa, Florida.
©Univision.com
Comentarios