Al menos 20 muertos en nuevos ataques en Siria

EFE | Feb 24, 2012 | 2:16 PM

Coinciden con la conferencia de Túnez

EL CAIRO - Al menos 20 personas, entre ellos tres menores, murieron en distintos ataques de las fuerzas de seguridad sirias, la mayoría en el bombardeo del bastión opositor de Homs, que coinciden con la celebración en Túnez de la conferencia de "Amigos de Siria".
El grupo opositor Comités de Coordinación Local (CCL) informó en un comunicado de la muerte de trece personas en Homs (centro), dos en Deraa (sur), dos en Alepo (norte), una en Deir el Zur (este), otra en Hasaka (noreste) y una última en Idleb (norte).
La ciudad de Homs, asediada desde principios de mes, continúa siendo el blanco de los bombardeos de las tropas leales al régimen de Bachar al Asad, que han dejado centenares de víctimas y hace dos días causaron la muerte de dos periodistas extranjeros.
Los CCL señalaron que, desde primera hora de la mañana, se reanudaron los ataques contra varios barrios de la ciudad, en especial contra el de Baba Amro, el más castigado por la ofensiva.
Las manifestaciones en apoyo a la población de Baba Amro se han extendido hoy por las provincias de Idleb, Alepo, Deir el Zur y en localidades de los alrededores de Damasco. Varias marchas fueron reprimidas con violencia por las fuerzas del orden.
En las afueras de la capital, algunas poblaciones han sido asaltadas por los efectivos de seguridad y el ejército, que efectuaron campañas de arrestos y desplegaron tanques cerca de las principales plazas y mezquitas para evitar protestas.
Las fuerzas del régimen también irrumpieron en dos aldeas de la zona de Yabal al Zauya en Idleb, cerca de la frontera con Turquía, y prendieron fuego a varias viviendas.
Entre las casas incendiadas, según los CCL, figura la del comandante en jefe del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), Riad al Asaad, que lidera a los desertores desde su base en el sur de Turquía.
Esta nueva jornada de violencia se produce el mismo día en que la reunión de "Amigos de Siria" busca en Túnez avanzar hacia la resolución del conflicto, con la ausencia de Rusia y China.
El presidente tunecino, Moncef Marzuki, propondrá a los participantes en la conferencia la creación de una "fuerza de intervención no militar" formada básicamente por cascos azules árabes, además de fuerzas de pacificación de la ONU.
Ese plan tratará de proteger a la población civil de la represión, que ya ha causado desde el inicio de la revuelta en marzo pasado más de cinco mil muertos, según la ONU, y 8.500, según los grupos de la oposición siria.
El embajador francés regresó a Siria
En tanto, el embajador francés en Damasco, Eric Chevallier, ha vuelto a Siria dos semanas después de ser llamado a consultas, informó una fuente diplomática, en un posible intento de lograr la evacuación de los periodistas franceses heridos.
La fuente de la legación francesa indicó que Chevallier llegó a Damasco el jueves por la noche, pero declinó ofrecer detalles sobre los motivos de su regreso.
Tan solo indicó que una delegación de la Embajada francesa se ha reunido con responsables del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores para "tratar la situación".
El pasado miércoles, el bombardeo de las tropas del régimen sirio de Bachar al Asad contra la ciudad central de Homs se cobró la vida de la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo galo Rémi Ochlik.
Junto a ellos cuatro periodistas resultaron heridos, entre ellos los franceses Edith Bouvier, que se encuentra en estado grave, y William Daniel, quienes ayer hicieron un llamamiento en un vídeo para pedir su evacuación inmediata.
En respuesta a ese ataque, el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, convocó a la embajadora de Siria en París y exigió que se abra un corredor de seguridad en Homs que permita al Comité Internacional de la Cruz Roja socorrer a las víctimas.
Por su parte, el ministro sirio de Información, Adnan Mahmud, aseguró que no tenía constancia de la presencia de estos periodistas y exigió a "los informadores extranjeros que han entrado en Siria de manera ilegal recurrir a los centros de extranjería para regularizar su situación".
Con estas nuevas víctimas se eleva a siete el total de periodistas que han perdido la vida en Siria, la mayoría en Homs, desde el inicio de la revuelta contra el régimen de Al Asad en marzo pasado, según la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).
El primer periodista occidental fallecido en Siria fue el francés Guilles Jacquier, prestigioso reportero de la televisión pública France 2, que murió el pasado enero en Homs al caer un proyectil cuando cubría una manifestación a favor del régimen.
©EFE
Comentarios