Soldado acusado en el caso Wikileaks, evitó declararse culpable o inocente

EFE | Feb 23, 2012 | 4:51 PM

No se ha fijado una fecha para el juicio

El soldado estadounidense Bradley Manning compareció este jueves en la base de Fort Mead, a la afueras de Washington, para escuchar formalmente los cargos que se le imputan por filtrar supuestamente miles de documentos a WikiLeaks, en la primera fase del consejo de guerra que afronta.
El soldado, de 24 años, se presentó ante la juez militar, coronel Denise Lind, con traje de servicio, a diferencia de la audiencia preliminar de diciembre pasado, también en Fort Mead (Maryland), cuando acudió a la corte en uniforme de trabajo.
El acusado tiene la opción de proponer cómo quiere ser juzgado: bien por un juez, que tiene potestad de decidir si es culpable o inocente, por un grupo de oficiales o por otro tipo de panel en el que un tercio de los designados para ese jurado sean reclutas, como Manning.
Por el momento, Manning evitó declararse culpable o inocente, retrasando así su declaración como parte de su estrategia. Además, tampoco se fijó fecha para el juicio.
Podrían sentenciarlo a cadena perpetua
Manning afronta 22 cargos, entre ellos "ayuda al enemigo", robo de bienes públicos y documentos, difusión de información relativa a la defensa o violación del reglamento del programa de seguridad de información de las Fuerzas Armadas.
Algunos de estos cargos podrían haberle acarreado la pena de muerte, algo que la Fiscalía ha descartado, aunque sí podría ser sentenciado a cadena perpetua.
El abogado de Manning, que basó su defensa en sus problemas mentales, ha solicitado una pena máxima de treinta años de cárcel.
El acusado trabajó como analista de información en Irak desde octubre de 2009 hasta su detención en mayo de 2010, cuando un informante del Pentágono, el pirata informático Adrian Lamo, supuestamente le delató.
En la audiencia preliminar de diciembre, la acusación presentó testimonios y pruebas informáticas que, en su opinión, demuestran que Manning transfirió más de 700 mil documentos clasificados a WikiLeaks, fundada por el australiano Julian Assange.
©EFE
Commentarios