Juicio contra Mubarak tendrá sentencia el 2 de junio

EFE | Feb 22, 2012 | 6:00 PM

Tribunal necesita tiempo para evaluar el caso

EL CAIRO- Tras más de seis meses de proceso, la corte que juzga al expresidente egipcio Hosni Mubarak dejó hoy visto para sentencia el juicio por su presunta implicación en la masacre de manifestantes y en casos de corrupción, y anunció que el fallo se conocerá el próximo 2 de junio.
Mahmud Faruq Hashem, uno de los abogados de la defensa, aseguró a Efe que esta fecha es "adecuada", porque el juez Ahmed Refaat, presidente del tribunal, deberá revisar más de 40.000 páginas que incluye este proceso, entre los alegatos de la defensa, los de la fiscalía, los testimonios de los testigos y las diferentes pruebas.
"Si la corte pronuncia su sentencia con base a la documentación que acumuló durante el juicio, no hay ninguna prueba que implique a los acusados en la matanza de los manifestantes", opinó.
Para Hashem, los documentos del juicio "solo podrían condenar a Mubarak y a sus dos hijos, Alaa y Gamal, por corrupción y enriquecimiento ilícito". Junto a Mubarak y sus dos hijos, son procesados en este juicio el exministro del Interior Habib al Adli y seis de sus asesores.
Mubarak se niega a tomar la palabra
El expresidente y sus vástagos renunciaron a declarar en la sesión de hoy pese a que el tribunal les dio la palabra, explicó a Efe uno de los abogados de la acusación, Ozman al Hafnaui.
Mientras, Al Adli defendió durante más de una hora su inocencia y negó que la policía disparara contra los manifestantes.
El principal abogado defensor de Mubarak, Farid al Dib, argumentó en su turno que Mubarak perdió su estatus de "presidente civil" en el momento en que sacó al ejército a la calle, el 28 de enero, y puso en duda que el tribunal sea competente para juzgarlo.
La Fiscalía General pidió el pasado 5 de enero la pena de muerte en la horca para Mubarak, quien al inicio del juicio se declaró inocente de todos los cargos que se le imputan.
El abogado acusador Al Hafnaui cree que la condena no atenderá las demandas populares que piden la ejecución de Mubarak.
"Pienso que el castigo será de trabajos forzados perpetuos u otras condenas agravadas para satisfacer al pueblo, pero sin que sea la pena de muerte", explicó.
Por el contrario, otro abogado de las víctimas, Abdul Fatah Hamed, pronostica que el veredicto "será justo y complacerá a los familiares de los mártires y a todo el pueblo egipcio".
Manifestantes con opiniones encontradas
A pocos metros de la entrada de la corte, situada en la Academia de la Policía en El Cairo, se concentraron una veintena de personas, que levantaron muñecos con una soga en el cuello y repitieron consignas en las que pedían la ejecución del expresidente.
Entre los manifestantes, había un niño enseñando varias marionetas de color rojo colgados del cuello con un hilo fino y en los que estaban escritos los nombres de Mubarak, sus dos hijos Gamal y Alaa, y de los otros exresponsables egipcios procesados con ellos.
"El pueblo quiere ejecutar al asesino", "muerte, muerte para los que asesinaron a nuestros hermanos" y "Mubarak, la horca te está esperando" eran algunas de las consignas más repetidas por los manifestantes.
Otro de los manifestantes se paseaba vendiendo zapatos con las caras del exmandatario y de sus dos hijos dibujadas en la suela.
"Vengo aquí en cada sesión porque hay una palabra que no solo yo quiero oír, sino todo el pueblo egipcio, y esa es la ejecución de los asesinos", aseguró a Efe una manifestante que se identificó como Shadia Bint al Nil.
No muy lejos de esa protesta se concentró otro grupo de gente que enseñaban fotos de Mubarak como apoyo al expresidente y para "defender su inocencia".
"Hemos venido para apoyar al señor presidente Hosni Mubarak. Nos sentimos tranquilos aquí fuera cerca de él y no hay ninguna prueba que demuestre que está implicado", dijo a Efe Noha Ali, una de los participantes.
Entre los dos grupos y alrededor de la Academia de Policía se desplegaron varias brigadas de antidisturbios de la policía, además de una unidad militar de blindados que vigilaba la entrada del tribunal con dos vehículos de combate.
Mubarak, de 83 años, está ingresado en un centro médico internacional en las afueras de El Cairo, mientras que sus hijos y el resto de los inculpados en este juicio están presos en varias cárceles. 
©EFE
Comentarios