Concluyen las autopsias de los 360 muertos en incendio en Comayagua

EFE | Feb 22, 2012 | 5:01 PM

Apoyo latinoamericano

TEGUCIGALPA- La autopsia de las 360 víctimas del incendio que consumió parte de una cárcel hondureña la semana pasada concluyó, y en adelante el trabajo se centrará en la identificación de los cadáveres, que en muchos casos se hará a través de pruebas de ADN, informó hoy una fuente oficial.
La necropsia de los cuerpos, a cargo de una veintena de forenses de Honduras, Chile, Perú, El Salvador, Guatemala y México, terminó anoche, indicó este miércoles el Ministerio Público en un comunicado.
El fiscal general del Estado, Luis Rubí, felicitó al equipo de expertos y dijo que el "esfuerzo" realizado "es uno de los mayores logros que en el área de Medicina Forense quedará registrado en el Ministerio Público" del país centroamericano.
"El total de víctimas ascendió a 360 con el último deceso registrado en el Hospital Escuela, del grupo de privados de libertad (diez) que fue atendido en ese centro", reiteró el comunicado oficial divulgado este miércoles.
Tragedia en penal 
El incendio en la Granja Penal de Comayagua, ubicada a unos 80 kilómetros de Tegucigalpa, se registró entre la medianoche del 14 de febrero y la madrugada del día 15 por causas accidentales, según el informe oficial de la investigación realizada por el Ministerio Público hondureño y un equipo de expertos de Estados Unidos.
Al momento del siniestro la cárcel contaba con 852 internos, muy por encima de su capacidad, 352 de los cuales fueron alcanzados por las llamas, además de una mujer que se encontraba en el lugar visitando a su marido.
Otros siete reos hospitalizados en Tegucigalpa han muerto, mientras que tres permanecen en situación "estable pero crítica", según explicó ayer el médico del Hospital Escuela Manuel Boquín.
Este miércoles "se entregará un mayor número de cuerpos a los dolientes", ya que la Unidad de Identificación Forense ha sido reforzada con más especialistas y "ha avanzado en el esfuerzo de identificación", destacó la nota del Ministerio Público.
Según ese despacho, ya se ha determinado la identidad de unos 80 cadáveres, de los que 35 ya fueron entregados y se espera que este miércoles otros 23 sean dados a los parientes.
Centenares de familiares esperan angustiados a pocos metros de la Morgue del Ministerio Público la entrega de sus deudos, en medio de un ambiente de dolor y de quejas por lo consideran un proceso muy lento de identificación.
Las autoridades han advertido que alrededor del 50 por ciento de los fallecidos presentan un alto grado de calcinación, por lo que en muchos casos se recurrirá a pruebas de ADN para su identificación, algo que ralentizará el proceso.
Los equipos forenses comenzaron hace varios días a recolectar muestras de sangre y también huellas a familiares, puesto que determinar la identidad de las víctimas también implica tareas como obtener una información positiva del Registro Nacional de las Personas, cuyos técnicos se han sumado al trabajo para contribuir a acelerar el proceso, de acuerdo a la información oficial. 
©EFE
Comentarios