Republicanos abandonan moderación en tema de inmigración

Notimex | Feb 21, 2012 | 3:52 PM

El diario espera que aprovechen el debate en Arizona

NUEVA YORK.- Los candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos abandonaron la moderación que por décadas ha tenido su partido en el tema de inmigración, olvidándose de posiciones favorables de ex presidentes y líderes conservadores, publicó The New York Times.
El diario recordó las posiciones favorables a reformas migratorias integrales, realizadas por los ex presidentes Ronald Reagan y George Bush. También mencionó a destacados republicanos como Mel Martínez, Sam Brownback, Lindsey Graham y John McCain, quien alguna vez lideró una coalición para una reforma bipartidista pero que actualmente ha dejado de lado sus principios en el tema.
El rotativo agregó que el próximo debate en Arizona (zona hostil para los inmigrantes) será una buena ocasión para formular a los candidatos, cuestionamientos difíciles sobre inmigración aunque la publicación augura respuestas poco razonables.
Según detalló que Mitt Romney es quien más se ha alejado de la moderación ya que ha planteado una expulsión masiva de más de 11 millones de migrantes indocumentados mediante la ‘autodeportación’, algo que calificó como política engañosa.
Esta propuesta abarca, que abarca el arresto y expulsión de varios millones de indocumentados sería imposible.
Romney busca que los indocumentados sean tan desgraciados que no puedan trabajar, conducir, alquilar vivienda o llevar a sus hijos a la escuela o al médico y por ende decidan salir por su propia cuenta del país.
Añadió que el alguacil Joe Arpaio, del condado de Maricopa, lleva adelante detenciones y redadas masivas por lo que la gente teme salir de casa.
En lo que se refiere a Alabama, trabajadores agrícolas y de la construcción han salido de forma masiva y las víctimas de los tornados tienen miedo de acudir a refugios.
De acuerdo con The New York Times, estas medidas secuestran la responsabilidad del gobierno federal en el tema de inmigración y provoca una situación de emergencia en cuanto a derechos civiles. Sin embargo, la respuesta de Romney es condenar al Departamento de Justicia de a pelear estas medidas en corte.
En tanto, Newt Gingrich, aunque un poco menos extremista, se burla de la ‘auto deportación’ y apoya la legalización de unos cuantos estudiantes que se alisten en el Ejército, pero al igual que Romney, se les negaría cualquier oportunidad de convertirse en ciudadanos estadounidenses.
Gingrich se comprometió a completar la construcción de la doble pared del muro fronterizo para finales del próximo año.
Por su parte, tanto Rick Santorum como Ron Paul, han sido menos explícitos en cuanto a condenar a los indocumentados, Paul expresó dudas sobre un muro en la frontera y reconoció  que los hispanos se convierten en ‘chivos expiatorios’.
Paul y Santorum también apoyan un bloqueo inmediato en la frontera, se oponen al Dream Act y quieren que el gobierno imponga el idioma inglés como lengua oficial.
Encuestas recientes demuestran que el público estadounidense apoya una reforma migratoria moderada, incluyendo a grupos conservadores.
El diario añadió que aunque Obama logró récords de deportaciones y ha fallado en lograr una reforma  migratoria más humana, entiende que la solución correcta es una que no recompense la ilegalidad, pero que canalice la energía y aspiraciones de los inmigrantes.
©Notimex
Comentarios