Blog: Conviértete en abogado de tus hijos

Univision.com | Feb 20, 2012 | 6:21 PM
La columna de hoy es una contribución de Lynn Jennings, Asociada de Asuntos Legislativos en The Education Trust. Puede dejar preguntas y comentarios para Lynn al pie, en la sección de comentarios.
La semana pasada ocurrieron dos desarrollos relacionados a la reforma educativa en Washington, D.C.: el representante John Kline (R-), quien preside el Comité de Educación y Trabajo de la cámara de representantes, reveló formalmente su plan para revisar la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás (NCLB); y el Departamento de Educación le otorgó dispensas excusando a 10 estados de cumplir con ciertas partes de NCLB, a cambio de que implementasen reformas educativas.
Si usted es como la mayoría de las personas, está un tanto alejada de los debates en la esfera de educación en Washington, y estos eventos posiblemente pasaron desapercibidos para usted.  Sin embargo, millones de niños en escuelas públicas podrían afectarse con esas políticas, para bien o para mal.
La buena noticia es que nunca es tarde para involucrarse y abogar por los estudiantes.  De hecho hay cinco cosas que usted puede comenzar a hacer hoy mismo, con respecto a estos y a otros asuntos:
Organícese. En la abogacía ("advocacy") la fuerza está en los números.  Los legisladores le prestan mucha atención a las voces amplificadas, colectivas, que exigen cambio.  Pídale a sus familiares, amigos y colegas 10 minutos de su tiempo para educarlos sobre el asunto que le interese.  (Pulse aquí para mayor información sobre el proyecto de ley de Kline, mencionado arriba, y acá para leer más sobre las dispensas a los estados.)  Luego, pregúnteles si están dispuestos a escribir o una carta, hacer una llamada telefónica, ir a una reunión o sencillamente hablarle del asunto a cinco personas más.  Ayúdelos en estas tarea proveyendo información básica sobre el asunto, incluyendo opiniones de ambos lados.
Escríbale una carta a su legislador. Envíe la carta por fax o correo, y describa su preocupación de manera clara y concisa.  Si puede, utilice datos (los datos que comparte regularmente Ed Trust le pueden ser muy útiles) para apoyar sus preocupaciones. Mantenga su información y declaraciones honestas; proveer información falsa o incorrecta afecta negativamente su credibilidad y el impacto que puede tener.  Los legisladores y sus ayudantes  dependen de sus constituyentes para enterarse de lo que está pasando en sus ciudades, distritos, y estados.  Termine su carta con alguna solicitud.  Por ejemplo, puede pedirle a su congresista que de a conocer su posición sobre un asunto, o que apoye o se oponga a un proyecto de ley particular.  Finalmente, si la oficina de su congresista le responde, dele seguimiento a su carta con una nota breve de agradecimiento.  Una nota de cautela sobre el correo electrónico: Las oficinas de los congresistas están inundadas de correos electrónicos, y su correspondencia puede perderse o mezclarse con muchas otras en un cartapacio de mensajes pendientes
Haga una llamada. Cuando hay un proyecto de ley particular que le interese, llame a la oficina de su legislador y comuníquele su posición sobre ese proyecto.  Las llamadas le proveen a los congresistas información sobre cómo se sienten sus constituyentes sobre un asunto particular. Es posible que le pidan su nombre, dirección, y teléfono
Escriba cartas al editor o columnas de opinión en su periódico local. Las oficinas de los congresistas le prestan mucha atención a los periódicos locales.  Las columnas son una buena manera de crear conciencia sobre un asunto o una legislación pendiente, y las cartas son muy útiles para mantener un asunto frente a los lectores y vincularlo con otras noticias de interés
Visite la oficina de su legislador. Probablemente le den una audiencia con algún ayudante, y eso está bien. Con frecuencia, los ayudantes son los expertos en políticas educativas, y le sirven de asesores a sus jefes.  Comunicarle sus preocupaciones a un ayudante y hacerle una petición puede ser tan efectivo, si no más, que hablar directamente con el senador o representante.  Tal vez le sorprenda saber que su visita es, probablemente, muy apreciada.  Los congresistas quieren escuchar a la gente y saber qué piensan.
Haga una búsqueda en internet de organizaciones de reforma educativa. Hay muchas organizaciones a través del país que estudian y atienden los detalles de las políticas públicas que impactan a las escuelas y los niños. Familiarícese con estas organizaciones para mantenerse informado.
Con demasiada frecuencia, el primer encuentro que los padres y encargados tienen con una ley que afecta a sus niños es después de que un proyecto ya se ha convertido en ley.  No permita que esto le ocurra a usted: conviértase en abogado de sus hijos.
No olvide seguirnos en Twitter@CerrandoBrechas  y Facebook, Cerrando Brechas. y visitar la página web de Cerrando Brechas en http://cerrandobrechasblog.org.
DEJA TUS PREGUNTAS EN EL ÁREA DE COMENTARIOS PARA QUE LAS CONTESTE LA EXPERTA.
©Univision.com
Commentarios

Presentado por

Encuéntranos en