Mexicano ruega al estado de Carolina del Norte que devuelva a sus hijos

EFE | Feb 15, 2012 | 5:34 PM

Él fue deportado; ellos son estadounidenses

CHARLOTTE - Un mexicano que fue deportado a su país desde Carolina del Norte hace poco más de un año pelea en la actualidad la custodia de sus tres hijos estadounidenses, quienes permanecen bajo la protección del Estado, el cual busca darlos en adopción.
Felipe Montes, quien trabajaba como jardinero, fue detenido por agentes de Inmigración en octubre de 2010 luego de que éste arribó al juzgado para pagar una serie de multas de conducción, tras lo cual fue deportado en diciembre de ese mismo año por permanecer en el país como indocumentado.
"No lo dejaron hablar con sus esposa ni despedirse de sus hijos, a los cuales ha cuidado y querido desde que nacieron", afirmó a Efe Arturo Carmona, director ejecutivo de Presente.org.
La organización, con la colaboración de Applied Research Center (ARC), comenzó ayer una campaña de recolección de firmas por la red para solicitar al Departamento de Servicios Sociales (DSS) del condado Allegheny que reconsidere su decisión de terminar con la patria potestad del mexicano.
A su turno, Marie Montes, esposa de Felipe, quien esperaba al tercer varón de la pareja cuando ocurrió la deportación, perdió custodia de los menores por "pasar dificultades económicas y deterioro de salud".
El próximo 21 de febrero un juez escuchará los argumentos del DSS de que los niños, todos menores de 5 años, estarían mejor con los padres adoptivos que con Montes en México, porque donde habita éste carece de "agua potable".
"Ser pobre no es un crimen", enfatizó Carmona. "Montes ha hecho todo lo posible para recuperar a sus hijos y que vivan con él. Tiene todo preparado en México", señaló.
Un dolor de muchos
"En el mundo hay muchas injusticias pero deseo que ellos (DSS) envíen a mis hijos a México", declaró Montes a Colorlines.com.
El reporte Shattered Families, elaborado por ARC, reveló que más de cinco mil niños en el país de padres deportados o en custodia de ICE se encuentran en hogares adoptivos.
Sólo en los seis primeros meses de 2011 más de 46 mil casos involucraban a madres y padres deportados de Estados Unidos que habían dejado a sus hijos ciudadanos en el país.
Ese año, el 22 por ciento del total de los 391 mil deportados fueron padres con hijos estadounidenses, según cifras de ARC.
Carolina del Norte es uno de los estados con mayor índice de esos casos, por esto, la petición de Presente.org incluye que la División de Servicios Sociales de Carolina del Norte desarrolle "políticas claras" para asegurar la reunificación rápida de familias separadas por la deportación de uno de los padres.
Las autoridades del Consulado General de México en Raleigh (Carolina del Norte) confirmaron a Efe que están en comunicación con la familia para "colaborar en lo que puedan" y para facilitar el traslado de los niños al vecino país.
"Nuestra meta es unir al padre con sus hijos, es su derecho", afirmó a Efe el cónsul Carlos Flores Vizcarra, "tramitaremos los documentos necesarios para que los menores obtengan su nacionalidad mexicana", enfatizó.
©EFE
Commentarios