Santos lamentó muerte de padre de rehén de las FARC

EFE | Aug 30, 2010 | 8:37 PM

Lanzó advertencia a guerrilla

BOGOTA - El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, subrayó el lunes que luchará contundentemente contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mientras sigan con el "terrorismo" y lamentó el fallecimiento del padre del militar que lleva más tiempo en poder de esa guerrilla.
"Mientras las FARC persistan en el terrorismo, las combatiremos con toda la fuerza y la contundencia", advirtió Santos durante una ceremonia de posesión de la nueva Contralor General de la República, Sandra Morelli Rico.
Rehén más antiguo
En el mismo acto Santos lamentó la muerte, el domingo, de José Fidencio Martínez, padre del sargento Libio José Martínez, secuestrado hace más de doce años y medio por las FARC.
"Debo hacer un paréntesis para lamentar el fallecimiento del señor José Fidencio Martínez, en Pasto, padre del sargento Martínez, el secuestrado más antiguo del país", dijo Santos.
Subrayó que produce "mucho pesar tener que atestiguar hoy que el terrorismo sigue causando tanto dolor a las familias colombianas".
Al enviar sus condolencias a la familia, recordó que el padre del suboficial murió con la "esperanza de volver a ver a su hijo, pero la indolencia de la guerrilla, su insistencia en el secuestro y los actos de terrorismo, impidieron este reencuentro".
Martínez, que tenía 62 años, murió de un cáncer de estómago que le había sido diagnosticado hace un año y del que recibía tratamiento en el Hospital Universitario de Nariño, departamento fronterizo con Ecuador y del que es capital Pasto.
Santos instó a las FARC a que "reflexionen, recuperen el sentido de humanidad, y liberen a los secuestrados que mantienen en su poder, para que no sigan produciéndose estas situaciones tan dolorosas y sobre todo tan injustas".
Mayores esfuerzos
"De nuestra parte, seguiremos realizando todos los esfuerzos, ¡todos los esfuerzos!, para rescatar y traer a la libertad a todos los compatriotas que hoy están secuestrados", puntualizó Santos.
El militar Martínez fue hecho cautivo el 17 de diciembre de 1997 en un ataque de las FARC a un puesto de comunicaciones del ejército en el cerro de Patascoy, situado en la misma región de Nariño.
En el asalto perdieron la vida 22 uniformados, mientras que otros 18 fueron secuestrados, incluido él y Pablo Emilio Moncayo, que fue liberado el pasado 30 de marzo.
Las FARC mantiene secuestrados a 17 policías y militares con fines de canje por rebeldes presos.
©EFE
Commentarios