Capriles reta a Chávez y el Gobierno le da la bienvenida a la batalla

EFE | Feb 14, 2012 | 12:42 PM

Descarta debate con Chávez

CARACAS - El candidato de la oposición a las elecciones presidenciales venezolanas, Henrique Capriles, estrenó su condición de nuevo líder de los adversarios del presidente Hugo Chávez con un reto al mandatario para no usar dinero público en la campaña, mientras el Gobierno le daba la bienvenida a la batalla.
Desde temprano Capriles, de 39 años y profesión abogado, ofreció a los medios de comunicación sus primeras impresiones como vencedor de las primarias de la oposición venezolana con 1,806,860 votos frente a los 867,601 del gobernador de Zulia (oeste del país), Pablo Pérez.
Capriles, gobernador de Miranda (centro del país), consiguió un 63.9% de los votos válidos emitidos por los 2.9 millones de personas que participaron.
En una rueda de prensa con medios nacionales e internacionales, aprovechó para desafiar a Chávez de cara a la contienda de octubre, afirmó que no busca un debate con el presidente y señaló que las dudas sobre el Consejo Nacional Electoral (CNE) se han sembrado durante años.
Auditorías electorales 
"Le pongo el reto al Gobierno, hagamos unas elecciones equilibradas, respetando las reglas, yo las respeto, comprometámonos frente al país a no utilizar un bolívar del Estado para hacer campaña", dijo Capriles.
Al preguntarle si reconocería un posible triunfo de Chávez, Capriles señaló que el resultado será "el que el pueblo exprese" y después apuntó que "el que gane ganó. Para saber ganar hay que saber perder", dijo.
También afirmó que los resultados electorales deben ser sometidos a auditorías "y revisar todo el proceso".
Dudan sobre autoridad electoral 
Capriles manifestó que las dudas que la oposición ha tenido sobre la objetividad del Consejo Nacional Electoral (CNE) vienen de "la falta de equilibrio" en las campañas electorales.
Dijo que se observa que algunos candidatos pueden hablar 20 segundos en un canal de televisión, mientras otro "habla por cinco horas".
"Eso no es equilibrio, y ese es un poder que está llamado a garantizar el equilibrio electoral", dijo con respecto al CNE.
Agregó que "no está planteado" un debate con Chávez y tampoco lo ha buscado, "porque hay personas que no les gusta debatir".
"Si se da bien, si no se da también", dijo.
También adelantó que probablemente su primera vista al exterior la haga a Brasil, aunque no necesariamente de manera pública, y que en los próximas días hará un anuncio en relación a su cargo como gobernador de Miranda.
En una entrevista a primera del hora del día con el canal privado Venevisión, indicó que va a trabajar duro ahora para ganarse la confianza de todos los venezolanos.
"No soy un mesías, ni pretendo serlo, soy un servidor público con un compromiso absoluto con nuestro país y un compromiso con todos", dijo Capriles.
Rumbo a los comicios presidenciales
El vicepresidente ejecutivo del Gobierno, Elías Jaua, fue el primer miembro del Gobierno en valorar hoy el triunfo de Capriles en los comicios internos de la oposición.
"La derecha tiene candidato, bienvenido, bienvenido a la batalla pero prepárese para la gran victoria del pueblo bolivariano", dijo Jaua a los periodistas al asegurar que Chávez triunfará en las elecciones del 7 de octubre.
Jaua, que aspira precisamente a suceder a Capriles en la gobernación de Miranda en las elecciones de diciembre, celebró que la oposición haya aceptado al CNE "como una institución democrática", a la que solicitó su apoyo para las primarias, "como lo manda la constitución".
Asimismo, el vicepresidente vio como un aspecto positivo de la jornada del domingo el hecho de que la oposición haya reconocido "el papel de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana" en la custodia de las elecciones primarias.
"Esperamos que este mismo reconocimiento sea el 7 de octubre cuando Hugo Chávez gane las elecciones, que reconozcan los resultados y que se reconozca la imparcialidad y el papel institucional que juega la Fuerza Armada durante los procesos electorales", apuntó el funcionario.
Según una encuesta de fines de enero de la empresa Hinterlaces, la popularidad de Chávez era entonces del 64 %, tres puntos por encima del 61 % que la misma firma privada le dio en diciembre.
En el sondeo, elaborado con datos tomados del 15 al 22 de enero sobre una muestra de 1,333 personas con un margen de error del +/- 2,4 %, un 50 % de los encuestados manifestó que si hubiera elecciones entonces, votaría por Chávez; un 34 % señaló que votaría a la oposición, y un 16 % se mostró indeciso. 
©EFE
Comentarios