María Elena Salinas: Hay que frenar la epidemia de violencia en América Latina

Univision.com | Aug 30, 2010 | 12:10 PM

Más peligroso que Irak

“Si el nivel de violencia en algunas ciudades latinoamericanas fuese medido por los estándares utilizados por la Organización Mundial de la Salud sería considerada una epidemia.” Así es como José Miguel Insulza, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, describe la violencia desenfrenada en América Latina.
Una región que tiene una larga historia de conflictos armados y luchas por la justicia social, es tomada ahora por maleantes, narcotraficantes, rebeldes de izquierdista, paramilitares de derecha, pandillas, criminales comunes y el crimen organizado. Insulza dijo en un discurso reciente que entre los primeros 10 países en los que más crímenes son cometidos, hay más de la mitad en Latinoamérica.
El descubrimiento de 72 cuerpos en una hacienda en el estado de Tamaulipas, México, es un recordatorio cruel de como avanza la violencia en ese país como consecuencia de la guerra del narcotráfico. Los cuerpos fueron hallados después de que el único sobreviviente de un ataque mortal contra inmigrantes pudiera escapar e informó del incidente a miembros de la marina en un punto de revisión cercano.
La marina cercó el área, sostuvo un enfrentamiento con los presuntos agresores y encontró los cuerpos de 58 hombres y 14 mujeres dentro de una estructura, amontonados unos encima de otros.
Todavía no está claro cuánto tiempo llevaban allí o si fueron asesinados todos al mismo tiempo. El sobreviviente, quien recibió un disparo en el cuello, dijo a las autoridades, según informes de medios de comunicación, que estaba con un grupo de inmigrantes de Ecuador, Brasil, El Salvador y Honduras.
Trataban aparentemente de llegar hasta la frontera para entrar a Estados Unidos cuando fueron emboscados por miembros del cartel de las drogas conocido como Los Zetas. Cuando rechazaron exigencias de dinero y colaboración, los agresores abrieron fuego, dijo el sobreviviente ecuatoriano.
La masacre en Tamaulipas es una de varias ocurridas en los últimos meses. Fosas comunes con docenas de cuerpos han sido descubiertas en el norte y centro de México. Desde que el Presidente Felipe Calderon lanzó su guerra contra los carteles de las drogas en el 2006, más de 28,000 personas han sido asesinadas.
Aunque el índice de criminalidad es muy elevado en México, es todavía peor en Venezuela. Un artículo reciente del New York Times destacó la gravedad de la situación: 43,792 asesinatos han sido cometidos en Venezuela desde el 2007.
Según el Instituto Nacional de Estadísticas, tan sólo en el 2009 se cometieorn 19,133 homicidios.Eso es uno cada 30 minutos, en su mayor parte atribuidos a tensiones sociales, económicas y políticas. Más del 90 por ciento de los crímenes están sin resolver y sin un solo arresto. Es tres veces más peligroso vivir en Venezuela que en Irak, destaca el artículo del Times.
Colombia ha tenido su período de violencia con una guerra interna entre fuerzas del gobierno apoyadas por paramilitares de derecha contra grupos guerrilleros de izquierda. Pero los más recientes actos de violencia son inquietantes.
Dos listas separadas aparecidas en Facebook advierten, a ciertos jóvenes de Puerto Asís que aparecen en dichas listas, que tienen que abandonar el pueblo en menos de tres días. Tres de los que aparecían en las listas en edades de 16, 17 y 19, fueron asesinados en distintos incidentes. Un cuarto fue herido.
Oficiales del gobierno colombiano y expertos forenses en Internet, trataban de determinar quién está detrás de la lista negra que incluyó los nombres de 69 chicos y 31 chicas.
La juventud es también la principal protagonista de la violencia rampante en Centroamérica, especialmente en El Salvador y Honduras. Pandillas rivales se exterminan unas a otras. Los narcotraficantes se infiltran en las pandillas.
Y aunque los gobiernos lo nieguen, existen informes de que escuadrones de la muerte hacen limpieza social. El Arzobispo de El Salvador hizo recientemente un llamado a las autoridades de ese país para que detenga la violencia después que una niña de 6 años de edad fuera hallada decapitada.
Estos son tan sólo unos ejemplos de la violencia que destroza a varios países latinoamericanos. El secretario general de la OEA tiene razón, la violencia en América Latina alcanza proporciones de epidemia. Los síntomas son visibles y las causas son muchas: La pobreza, la falta de oportunidades, la corrupción, la impunidad y la falta o distorsión de valores.
Parece como si algunos miembros de la sociedad no tuvieran respeto por la vida y ningún temor a la muerte. Esperemos que una cura sea encontrada pronto. El derramamiento de sangre tiene que parar.
©Univision.com
Commentarios