Republicanos eligen en Colorado, Minnesota y Missouri

Univision.com | Feb 07, 2012 | 4:26 PM

Mitt Romney encabeza el número de delegados, seguido por Gingrich, Paul y Santorum

Luego de cinco primarias y caucus (asambleas), los cuatro aspirantes a la nominación republicana buscan este martes seguir sumando delegados en tres estados, Colorado, Minnesota y Missouri, sin que ninguno por ahora de señales de abandonar la carrera por la Casa Blanca.
Santorum se impuso el 3 de enero en Iowa, Mitt Romney venció el 10 de enero en New Hampshire, el 21 de enero Newt Gingrich obtuvo una inesperada victoria en Carolina del Norte y nuevamente Romney se impuso el 31 de enero en Florida y cuatro días más tarde en Nevada.
Con estos resultados, Romney encabeza la lista de delegados con 100, Gingrich con 35, Paul 15 y Santorum 11. Para ganar la nominación en la Convención Republicana de agosto en Tampa, Florida, el elegido necesita 1,144 delegados.
Afinando la puntería
Tras su victoria en Nevada el sábado, Romney apuntó todos sus cañones a la campaña demócrata del presidente Barack Obama, quien busca la reelección. El ex gobernador de Massachusetts confía en que nada se interpondrá entre sus aspiraciones y el 27 de agosto, cuando los republicanos confirmen su candidato presidencial.
Los otros tres contendientes se ven forzados a dividir sus ataques entre Obama la carrera de Romney. Saben que si la distancia con el presidente se extiende de aquí a agosto, será imposible ganarle en noviembre, y también saben que si sueltan a Romney se quedarán sin combustible en unas cuantas semanas, quizás días.
Romney es favorito en Colorado, un estado con un buen porcentaje de voto latino. Pero Santorum puede dar la sorpresa en Minnesota. De conseguirlo, le daría fuerzas para acercarse a Gingrich y dejar en último lugar a Paul. Todo puede pasar esta noche.
Nuevo reto
El trío de Estados que tienen elecciones este martes (Colorado, Minnesota y Missouri) representan un nuevo reto para Mitt Romney en su lucha por la nominación republicana para la Presidencia”, dijo a Univision.com el analista Fabián Nuñez. Pero advirtió que primero, “tiene que ganar los tres Estados convincentemente para tener un verdadero impacto”.
En total este martes están en juego 150 delegados. “Pero se trata de estados muy divididos proporcionalmente”, dijo Niñez. “Y no hay que olvidar que Santorum tiene probabilidades en Minnesota, su estado natal. Si gana, le puede causar problemas a Romney en cuanto a su batalla por conseguiré los 1,144 delegados que necesita para ganar la nominación”.
Núñez también señaló que Gingrich “tiene que superar a sus contrincantes en el Súper Martes de marzo, porque si no lo consigue, se pondrá en riesgo de quedar fuera de la contienda”.
La apuesta de Gingrich
Tras su derrota en Florida a finales de enero, Gingrich apostó que la batalla por la nominación irá más allá de marzo y que muy probablemente se extendería hasta julio, un mes antes de la Convención.
Gingrich es el aspirante que ocupa el segundo lugar en la lista de fondos recaudados para la campaña. La encabeza Romney quien lleva una ventaja de al menos 4 a 1 frente al ex presidente de la Cámara de Representantes, y una distancia mayor ante Santorum y Paul. Esta situación hace trastabillar en su carrera por la Casa Blanca a los otros tres aspirantes. Pero nada está escrito, advierten analistas, quienes reiteran que esta noche Santorum puede dar una sorpresa en Missouri
El propio Gingrich se comprometió el sábado a reordenar su campaña tras la derrota en Florida y Nevada y dijo que volvería a la competencia en el Súper Martes del próximo 6 de marzo, cuando se efectúen primarias en 10 estados y se disputen 437 delegados.
Escenarios complejos
El periodista y analista político Alan Rivera comparte las opiniones de Núñez y se basa en resultados de recientes encuestas para anticipar lo que sucederá esta noche.
“Los sondeos favorecen a Romney en Colorado y a Santorum en Minnesota y Missouri”, y apunta que Missouri elegirá finalmente en un Caucus que se celebrará el 17 de marzo.
“Insisto en que las cosas aún no están definidas debido a que hay un gran porcentaje del electorado republicano que no está satisfecho con ningún candidato en lista y, por lo tanto, el voto sigue siendo altamente volátil”, agregó.
En cuando a la disponibilidad de fondos para las campañas, Rivera dijo que “a pesar de todo el dinero que está gastando Romney en esta elección (en Florida gastó más de $11 millones en anuncios de prensa, radio y televisión), aún falta mucho pan por rebanar”.
Baraja de posibilidades
“Creo que el único que podría salir de competencia seria Ron Paul. Santorum no lo va hacer porque él está apuntando a volver a postular en 2016, donde habrá tenido mucho mayor exposición. Él ya dijo que seguirá hasta el final. Por su parte, Gingrich dijo que para abril estará empatado en delegados con Romney y eso es porque está calculando que aún faltan Estados fundamentales donde el volumen de delegados es mayor de los que han elegido hasta ahora y donde él tiene mejor respaldo, como Georgia, Ohio y Texas, entre otros”, explicó.
Al referirse a posibles abandonos a esta altura de la campaña presidencial republicana, Rivera opinó que “si alguien abandona, será un voto en contra de Romney porque en este momento la campaña del ex gobernador de Massachusetts, a pesar de haber sido efectiva, ha conseguido al mismo tiempo el efecto contrario de ganar animadversión de los que no lo apoyan”.
“Si se va Ron Paul, sus votos se dividirían entre Santorum y Gingrich y lo mismo con los otros. Creo que la batalla final se va a dar entre Romney y Gingrich, y esa sí es una batalla muy difícil de predecir, aunque me inclinaría a decir que Gingrich podría ganarla”, vaticinó el analista.
“Y esto por la razón que ya he dado, que es el hecho de que Ronmney es Mormón. Nadie quiere hablar de eso, pero es un factor muy fuerte que está ahí y que en su momento será definitivo para los resultados finales, matizó Rivera.
El duelo con Obama
Nuevamente ante la pregunta de quién puede ganarle a Obama en los comicios presidenciales de noviembre, Rivera dijo que “las perspectivas de la economía en crecimiento” (mejoras en las cifras del empleo y del consumo) muestran buenas posibilidades para el mandatario. “Otro factor es que Obama tiene un discurso más claro y estructurado, es mejor orador y tiene más carisma que sus contrincantes. Tendría que pasar algo muy grave para que Obama no vuelva a ganarle a los republicanos”.
El periodista Matthew Jaffe, de la cadena ABC y colaborador del noticiero Univision, dijo que "parece seguro que Romney va a ser el nominado, asi que las votaciones de hoy no son tan importantes. Sin embargo, segun las encuestas, Romney tiene la ventaja en Colorado, mientras Santorum la tiene en Missouri y Minnesota. Eso puede ser el resultado de hoy: que Santorum - y no Gingrich - quien emerge como el candidato conservador "anti-Romney".
Maribel Hasting, asesora ejecutiva de Americas’s Voice, dijo que “aunque Romney gane las asambleas populares de Colorado, Minnesota y Missouri esta noche, y luego alcance la nominación presidencial en agosto, “su prueba de fuego está en los comicios del primer martes de noviembre y en atraer el 40% del voto latino que los republicanos necesitan para ganar la Casa Blanca”.
En la elección presidencial de 2008 Barack Obama consiguió 6.7 millones de votos hispanos de los 10.2 millones que salieron a las urnas. El apoyo fue decisivo –sobre todo en el estado de Florida- para ganar la Casa Blanca.
Hasting dijo además que "muchos apuestan" a que Romney, una vez nominado, “tratará de moverse al centro para apelar a los votantes moderados e independientes y no al voto latino, porque ahí ya sufrió un serio revés al proponer una política de autodeportaciones, prometió vetar el DREAM Act si es aprobado por el Congreso y se asoció en su campaña con Kris Kobach, el arquitecto de las leyes antiinmigrantes de Arizona, Alabama y Carolina del Sur”.
"Como dice el refrán”, apuntó la activista, “dime con quién andas y te diré quién eres".
©Univision.com
Commentarios