Campaña republicana se dirige a Nevada y luego a Colorado

Univision.com | Feb 03, 2012 | 5:12 PM

Romney tiene peso político y económico, pero la nominación sigue estando en duda

El martes Mitt Romney ganó holgadamente las primarias de Florida, el miércoles dijo que no estaba muy preocupado por los pobres, el jueves recibió el respaldo del millonario Donald Trump y el viernes llegó a Nevada como favorito para llevarse el triunfo, como en 2008, y dar un nuevo paso en su carrera por la nominación del Partido Republicano.
El ex gobernador de Massachusetts centra su discurso en Obama y la economía, el tema electoral más importante de acuerdo con una reciente encuesta Univision Noticias, ABC y Latino Decisions. Lanza duras críticas a la administración demócrata y se propone como el candidato que el país necesita para salir de la crisis.
Pero en medio de la guerra de palabras por la conquista de votos, el presidente Barack Obama recibió nuevas noticias el viernes, en la víspera del Caucus republicano de Nevada: el Departamento del Trabajo informó que la tasa de desempleo del país bajó a 8,3% del 8,5% de diciembre, la más baja en casi tres años.
Las cifras, señalan expertos, debilitan el ataque de Romney y obliga a los republicanos a revisar sus estrategias, porque si en marzo las cifras del desempleo vuelven a bajar, nada detendrá a Obama en la búsqueda de un segundo mandato.
Nadie de rinde
Detrás de Romney marchan Newt Gingrich, Rick Santorum y Ron Paul. Ninguno de los cuatro, por ahora, puede cantar victoria. Santorum ganó en Iowa, Gingrich se impuso sorpresivamente en Carolina del Sur y Romney es el único que ha ganado en dos ocasiones, New Hampshire y Flñorida.
La victoria del martes 31 de enero le dio a Romney un importante empuje político, un nuevo comienzo después de un arranque con altos y bajos. Simultáneamente, el partido insiste en despejar las dudas  y que la contienda, que acaba en la Convención de agosto, no le afectará en su contienda contra el presidente Barack Obama. Que tendrán el tiempo suficiente para reponerse, dicen los expertos.
Después de Florida vienen las asambleas partidistas en Nevada, este sábado, en Minnesota el martes de la próxima semana y luego Maine, el siguiente fin de semana.
"Siento como si tuviéramos un buen camino por delante", declaró Romney durante una entrevista televisiva un día después de su triunfo en Florida.
Pero también formuló declaraciones que de inmediato recibieron el ataque de los demócratas. El precandidato presidencial dijo a la cadena CNN que no estaba "preocupado por los más pobres" porque ellos "tienen una red de seguridad suficiente".
El ex gobernador de Massachusetts agregó que en lugar de ello está centrado en aliviar el sufrimiento de las familias de clase media golpeadas por la crisis económica.
"No, no, no, no, no, no, no", dijo poco después Romney a los reporteros en su avión de campaña, al ser cuestionado por sus comentarios. Hizo referencia a su declaración completa en la que había dicho que él se enfocaría en el estadounidense de clase media en lugar del pobre, que recibe ayuda gubernamental, o del rico, que no la necesita.
"Mi energía va a estar dedicada en ayudar a las personas de clase media", dijo.
Favorito en Nevada
Romney es favorito en Nevada, donde está en juego la designación de 28 delegados a la Convención Nacional Republicana que se celebrará en agosto, en Tampa, Florida. Y parece ser el único de los contendientes que cuenta con el dinero necesario para competir de manera agresiva en el resto de los estados.
La noche del 31 de enero Gingrich levantó su campamento de Florida con posibilidades mucho más remotas que Romney.
Tras un discurso en el que no concedió nada a nadie, el ex presidente de la Cámara de Representantes prometió mantenerse en la competencia y advirtió a sus seguidores que no está dispuesto a rendirse, y que la carrera por la nominación no se despejará por lo menos hasta junio o julio.
Su decisión de no llamar por teléfono al ganador de la primaria para felicitarlo llamó la atención.
"Creo que Gingrich no tiene nuestro número telefónico", dijo Romney.
La campaña de Florida estuvo marcada por el derroche en anuncios con contenido crítico. Romney invirtió más de $11 millones, mientras que Gingrich pagó menos de la cuarta parte, según reportes de prensa.
En Nevada harán lo mismo y también en el resto de estados. Y la promesa de Gingrich para seguir en la contienda aumenta la posibilidad de que la lucha dure meses, y también el gasto. La primaria republicana 2012 amenaza con convertirse en la más cara de la historia.
No hay nada seguro
Más de la mitad de los hispanos que votaron en las primarias republicanas del martes 31 de enero en Florida apoyó a Mitt Romney, pero esto no significa que el precandidato tenga el camino allanado entre los electores latinos de otros estados.
Tampoco quiere decir que el triunfo en las primarias de la Florida garantice la victoria en los comicios presidenciales de noviembre si Romney se convierte en el candidato presidencial de su partido.
¿Por qué? En las elecciones nacionales no votarán solo los electores republicanos, sino todos los votantes registrados, y la Florida es un estado cuyos votos están indefinidos y pueden ir tanto para los republicanos como para los demócratas.
El 25 una encuesta de Univision Noticias, ABC y Latino Decisions propuso dos escenarios: Romney vs. el presidente Barack Obama y Gingrich vs. el presidente Barack Obama. En ambos, Obama resultó vencedor, siendo su victoria más contundente sobre Gingrich (70 por ciento sobre 22 por ciento de este último) que sobre Romney (67 por ciento sobre 25 por ciento de este último), pero con amplio margen igual.
El pasado 8 de noviembre una encuesta similar reveló que en el duelo entre Obama y Romney el presidente lograría el 67 por ciento  de las preferencias versus el 24 por ciento del candidato republicano. Gingrich figuraba en los últimos lugares con un respaldo apenas del 8 por ciento.
Pero no todas son buenas nuevas para el Partido Demócrata. La audiencia encuestada se encuentra seriamente dividida entre calificarle "Haciendo un buen trabajo" (39 por ciento) y “No le importa mucho” (37 por ciento) respecto a la comunidad latina. El Partido Republicano es descrito entretanto como “Hostil” hacia la comunidad latina (27 por ciento) y que “No le importa mucho” acercarse a ella en un 45 por ciento.
Por último, si bien el presidente Obama resulta vencedor en los escenarios proyectados, se reafirma la deuda pendiente con su electorado ya en la recta final de su mandato: Un firme 53 por ciento se manifiesta “Menos emocionado” respecto a sus logros. Si bien en el ámbito nacional Obama mantiene un 63 por ciento de aprobación y un 31 por ciento de desaprobación, en Florida un 54 por ciento le aprueba pero 45 por ciento le desaprueba.
Un dato importante: la economía fue el tema principal que contemplaron los electores republicanos en Florida al emitir sus sufragios, ya que el 63% de los latinos dijo que era lo que más les importaba, de acuerdo con la encuesta a boca de urna.
Caucus y primarias
Este sábado en Nevada se lleva a cabo un caucus. ¿Cuál es la diferencia con una primaria?
La elección de los candidatos presidenciales en Estados Unidos supone un largo proceso de asambleas y primarias, pero con el presidente Barack Obama buscando la reelección la contienda se concentra en la definición de su rival republicano. He aquí una guía para entender el sistema.
CAUCUS (o asambleas): se utilizan en alrededor de una docena de estados. En estas asambleas vecinales, simpatizantes de cada partido se reúnen para elegir a sus delegados a la convención nacional partidaria y definir su candidato.
Los electores se reúnen en escuelas, iglesias, estaciones de bomberos y otros edificios públicos, y se dividen en grupos alrededor de cada candidato. Los indecisos son "cortejados" por los otros grupos.
Al final del proceso, los funcionarios partidarios cuentan el número de votantes en el grupo de cada candidato y luego cuántos delegados a la convención ganó cada uno.
PRIMARIAS: La mayoría de los estados celebran elecciones primarias para elegir sus delegados a la convención partidaria y definir su candidato. En las elecciones primarias el voto es secreto, similar al día de las elecciones.
Una primaria puede ser abierta o cerrada. En el primer caso, la votación no está restringida a miembros del partido, por lo que los votantes demócratas registrados pueden votar en las primarias republicanas, mientras que en el segundo caso, sólo los miembros registrados de cada partido podrán emitir su voto.
El "Super Martes" del 6 de marzo, donde se realizarán primarias en 10 estados, puede ser un día decisivo para los republicanos. Las últimas primarias están previstas en junio.
©Univision.com
Comentarios