Mitt Romney allana camino a la nominación republicana

Univision.com | Jan 31, 2012 | 11:06 PM

SIGUIENTE:

Con un 46% contra un 32% superó a Newt Gingrich, quien aseguró que aún quedan 46 estados.

Gingrich prometió seguir batallando y advirtió que quedan 46 estados en disputa

MIAMI – El multimillonario Mitt Romney se impuso cómodamente el martes en la elección primaria de Florida, logrando una sólida ventaja sobre el conservador Newt Gingrich. El ex gobernador de Massachusetts se llevó la totalidad de los 50 delegados y volvió a situarse como claro favorito para ser el nominado del Partido Republicano que enfrente a Barack Obama el primer martes de noviembre.
Romney confirmó las predicciones de las encuestas de una ventaja de al menos 15 puntos sobre Gingrich (47%/32%), según proyecciones de las cadenas de televisión estadounidenses considerando el 94% de los votos escrutados.
Con la victoria de Florida Romney logra un segundo triunfo en unas apretadas primarias que tienen profundamente dividido al partido. El 3 de enero Romney perdió por escasos votos ante el ex senador Rick Santorum. Una semana más tarde se impuso en New Hampshire, pero hace 10 días (21 de enero) sufrió una contundente derrota por parte del conservador Newt Gingrich, que cuenta con el apoyo de la ex candidata a la vice presidencia (2008) Sarah Palin y el ex pre candidato Herman Cain.
El médico libertario Ron Paul marcha cuarto en la contienda y aseguró que sigue en carrera.
Clima de confianza
"Una primaria competitiva no nos divide, nos prepara y vamos a ganar", dijo Romney en alusión a los ataques personales que se hicieron con Gingrich para esta campaña que cerró victorioso con un multitudinario evento en Tampa (centro de Florida), siendo presentado por su esposa Anne, sus cinco hijos y algunos nietos.
"Bueno señor Presidente, usted fue elegido para dirigir, usted prefirió ser un seguidor y ahora es tiempo de que se salga del camino", lanzó el ex gobernador de Massachusetts en referencia a Barack Obama ante una muchedumbre eufórica.
Durante la campaña de Florida Romney invirtió más de $11 millones en anuncios publicitarios. La campaña de Gingrich gastó una cuarta parte de ese capital, según versiones de prensa. En Florida el Partido republicano cuenta con más de 4 millones de afiliados.
Romney se llevó los 50 delegados en disputa de los 1,144 necesarios para conseguir la candidatura presidencial republicana, la cual se decidirá en una convención del partido en agosto en Tampa.
Quedan 46 estados
Luego del discurso de victoria pronunciado por Romney, su principal adversario, Gingrich, reconoció la derrota confiando en que sus credenciales conservadoras -y el apoyo de líderes ultraconservadores del Tea Party como Palin y Cain- le permitirán al final vencer a Romney y luego a Obama, escribió la Agencia Francesa de Noticias (AFP).
"Si Barack Obama es reelecto será un desastre para Estados Unidos", dijo el ex presidente de la Cámara de Representantes en su discurso final en Florida, que al igual que Romney borró de un plumazo el tono agresivo hacia su rival y se enfocó atacar al Presidente.
"Aún quedan 46 Estados", decían leyendas en el comando de Gingrich aclarando que pese al tropiezo del martes sigue adelante.
"Voté por Romney porque es el más positivo de los candidatos y creo que su experiencia como empresario es lo que necesitamos hoy en el país", dijo a la AFP Steve Avila, un recién graduado en Economía de 22 años, en un centro de votación en Brickell, el centro financiero de Miami.
Antes de llegar a la Florida, Romney había conseguido 37 delegados, Gingrich 26, Santorum 14 y Ron Paul cuatro. Ahora Romney cuenta con 87 delegados. Después de Florida la campaña por la primaria republicana se reanuda el 4 de febrero en los caucus de Nevada y Maine.
Economía, tema preocupante
La mayoría de los electores que se inclinaron por Obama piensa que Romney tiene mejores probabilidades de recuperar la economía del país.
La economía estadounidense creció el 1,7% en todo el 2011, la mitad que en 2010 y el menor porcentaje desde la recesión.
Entre los hispanos, el índice de desempleo alcanza al 11%, por encima del 8,5% nacional, citó la AFP.
El gobierno indicó recientemente que prevé crear próximamente 2 millones de trabajos en manufactura y 600 mil en energía, de los cuales 500 mil y 100 mil, respectivamente, serían ocupados por hispanos.
Mientras se realizaba la votación, el equipo de campaña de Obama difundió un documento en el que criticó la "retórica extremista" en temas de inmigración de Romney y Gingrich, que ha "rechazado nuestra historia como una nación de inmigrantes y ha distanciado a millones de votantes hispanos de todo el país".
El documento, indicó que Obama podría recibir el mayor apoyo que los hispanos que le hayan ofrecido hasta ahora a un candidato presidencial, superior incluso al 73% que recibió Bill Clinton en su reelección de 1996.
El Comité Nacional Republicano (RNC), en tanto, destacó a través de otro documento la "debilidad del presidente Obama" en la Florida en una elección nacional.
"El estado del sol (como se le dice a la Florida) está muy nublado para Obama", expresó Rick Willey, director político del RNC. "Si vemos las posibilidades de que el presidente Obama gane su reelección, va a tener muchas dificultades en Florida", dijo.
Inmigración, menos importante
El diario español El Mundo dijo que Romney perdió por la mínima entre los evangélicos y se impuso a Gingrich entre los simpatizantes del Tea Party: un grupo que representa dos tercios de los republicanos que expresaron su voto en las urnas. Agregó que sólo un 3% decidió su voto con la vista puesta en la inmigración y un 62% votó pensando en el aspirante que mejor puede gestionar la economía.
Otro aspecto importante señalado por el periódico en su página digital se refiere a que la victoria de Romney abre un interrogante sobre la duración de la carrera republicana. A priori se antoja difícil que al aspirante moderado se le pueda escapar la candidatura a la Casa Blanca. Pero nadie se atreve a aventurar la duración de una carrera que ha dado demasiados giros inesperados desde mediados de diciembre.
Si bien Romney cuenta con los recursos para ganar la nominación, por ahora todo indica que deberá seguir esperando, probablemente hasta junio. Algunos, entre ellos el propio Gingrich, aventuran que la nominación republicana se mantendrá en vilo hasta el día de la convención, los primeros días de agosto, en Tampa.
Sin embargo, los menos optimistas estiman que el 6 de marzo la carrera quedará prácticamente decidida, cuando se celebre el Súper Martes, jornada en la que se llevarán a canbo primarias en una decena de estados.
Nadie se rinde
La victoria de Romney el martes en Florida le permitió sepultar el resultado obtenido en este estado hace cuatro años. Esta vez el precandidato ganó el codiciado voto Latino y recibió la ayuda de cubanos-americanos influyentes.
Uno de ellos fue la congresista Ileana Ros-Lehtinen, señaló el Noticiero Univision. El informativo recordó que en 2008 la representante no le dio su voto a Romney sino al entonces candidato, el senador John McCain, quien fue derrotado por Obama.
Ana Navarro, una analista Republicana, le dijo Univision que (el partido) no daba por “enterrado” a Gingrich, y que el precandidato conservador todavía tiene "para un buen rato".
Gingrich se limitó a decir que tras la primaria de Florida, queda claro que la nominación presidencial de su partido está entre dos precandidatos, apuntando a Romney y minimizando las participaciones de Paul y Santorum.
Habrá que ver qué sucede este sábado 4 de febrero en Nevada.
©Univision.com
Comentarios