Renuncia jefe de policía de East Haven tras escándalo de racismo

Notimex | Jan 30, 2012 | 1:45 PM

SIGUIENTE:

Primer despido por abuso a hispanos en East Haven, Connecticut por su parte, el alcalde del lugar también empezó a suavizar su discurso sobre los inmigrantes.

Se hará efectiva a partir del 10 de febrero

NUEVA YORK.-  Leonard Gallo, jefe de la policía de East Haven, Connecticut, renunció tras el escándalo por el arresto de cuatro policías acusados de violar los derechos civiles de integrantes de la comunidad latina.
La renuncia de Gallo (que tendrá efecto a partir del 10 de febrero) fue anunciada por su abogado Jonathan Einhorn y el alcalde de Connecticut, Joseph Maturo Jr.
El abogado señaló que el retiro de Gallo no es una admisión de haber obrado mal y no debe interpretarse como tal ya que el ex jefe de la policía ama la ciudad de East Haven, al pueblo y le encanta su trabajo.
Por su parte, Maturo Jr. quien ha sido muy criticado por el manejo de la situación y su incondicional apoyo al departamento de policía y a Gallo, resaltó la labor del jefe de policía durante su desempeño en la institución y anunció que establecerá un comité para que se elija al nuevo jefe de Policía.
La renuncia se presentó a menos de una semana en la que cuatro policías fueron arrestados por el FBI por golpear, intimidar y realizar falsos arrestos contra residentes latinos del sector.
Los tres oficiales: Dennis Spaulding, David Cari, Jason Zullo, así como el sargento John Miller, se declararon no culpables de cargos que incluyen privación de los derechos y obstrucción de la justicia.
Al parecer, Gallo ha sido mencionado como un cómplice no identificado en la investigación y acusado de bloquear los esfuerzos de la comisión de la policía para investigar la mala conducta de sus miembros. Sin embargo, Einhorn negó dichas acusaciones.
La división de derechos civiles del Departamento de Justicia de Estados Unidos señaló en una investigación, su preocupación de que Gallo ayudara a crear un ambiente hostil contra aquellas personas que colaboraran en la investigación federal, pues según el informe, Gallo advirtió al personal que el Departamento de Justicia le daría los nombres de quienes cooperarán con dicha investigación, pese a que no era el caso.
Hay que recordar que hace algunos días, The New York Times pidió la renuncia de Maturo Jr. por su falta de capacidad para reconocer la gravedad del escándalo de su gobierno debido a los oficiales acusados de racismo y brutalidad contra la comunidad hispana de su localidad. Esto, después de que un reporteo le preguntara a Maturo cómo manejaría dicha situación y éste contestara que luego ‘comería tacos’, comentario por el que se disculpó.
De inmediato la organización pro-inmigrante Reforma Migratoria para América, inició una campaña en la que reunió más de 15 mil firmas que solicitaban la renuncia de Gallo. Esta organización fue la que también envió cerca de 500 tacos al alcalde de Connecticut tras su despectivo comentario.
©Notimex
Commentarios