Padres mexicanos y abuelas deportadas

Univision.com | Jan 27, 2012 | 5:26 PM

Guerra de palabras entre republicanos para conseguir votos

MIAMI - Tal parece que alguien le dijo a Mitt Romney que tenía que hacer un mejor esfuerzo para acercarse a los votantes hispanos, sobre todo ahora en la víspera de la primaria republicana en Florida, y el ex gobernador de Massachusetts, con algunas de las posturas más extremistas en el rubro migratorio, decidió que era hora de sacar ventaja de sus raíces mexicanas: “No soy antiinmigrante. Mi padre nació en México”, afirmó el precandidato en un momento del debate de Jacksonville, Florida.
Le rehuirán como el diablo a la cruz, pero los precandidatos republicanos no han podido evitar tener que hablar de inmigración. El debate del jueves, auspiciado por CNN y la Red de Liderazgo Hispano (HLN), previo a la primaria republicana floridana del 31 de enero, arrancó con el tema migratorio y con un jugoso intercambio entre Romney y el ex presidente cameral Newt Gingrich, quien había tildado al ex gobernador de Massachusetts de antiinmigrante en un comercial radial que terminó retirando del aire por presión de líderes hispanos republicanos.
Gingrich todavía dijo anoche que de los cuatro precandidatos republicanos, Romney es el más antiinmigrante, lo que Romney catalogó de “inexcusable” y "repugnante" para luego arremeter con la siguiente declaración: Señor (ex) presidente cameral: No soy antiinmigrante. Mi padre nació en México”. Nacido en México
El padre de Romney, George, nació en México, donde sus padres se radicaron en colonias mormonas huyendo de la persecución en Estados Unidos, pero tenía la ciudadanía estadounidense elegida por sus padres y regresó a Estados Unidos a los cinco años de edad.
El lunes, en un foro con Univision.com, el presentador Jorge Ramos le preguntó a Romney si se considera mexicoamericano o si se consideraría el primer presidente hispano, obviamente de ser electo, y Romney dijo medio en broma que “me encantaría convencer a la gente de eso, particularmente en una primaria en Florida… Pero sería deshonesto de mi parte”.
Sin embargo de un día para otro parece que alguien lo convenció de que no está de más poner sus raíces mexicanas sobre el tapete, sobre todo si resulta el nominado y tiene que buscar el voto hispano fuera de las costas floridanas.
Dedo en el renglón
Gingrich, sin embargo, no quitó el dedo del renglón criticando el plan de autodeportación de Romney, que ha tachado de una fantasía al estilo de Obama, e insistió en que es poco realista pensar que personas con décadas de vivir en Estados Unidos, como abuelas y abuelos, se autodeportarán o serán deportados. Hay que ser “realistas” y mostrar cierto nivel de “humanidad”, declaró Gingrich.
Pero Romney le refutó diciendo que “nuestro problema no son 11 millones de abuelas” sino 11 millones de indocumentados, aunque al final ninguno pudo ofrecer una solución ni realista ni sensata al asunto migratorio que siguen evadiendo aunque se vean obligados a hablar de él.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice
©Univision.com
Comentarios