General Ríos Montt se negó a declarar tras ser acusado de genocidio

EFE | Jan 26, 2012 | 4:41 PM

'Prefiero guardar silencio'

GUATEMALA - El ex general golpista guatemalteco José Efraín Ríos Montt se negó a declarar ante el tribunal que ventila un proceso penal en su contra tras ser acusado de los delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad por la Fiscalía.
"Prefiero guardar silencio", respondió el militar retirado de 85 años, luego de que la jueza Carol Patricia Flores, titular del tribunal Primero de Mayor Riesgo, le preguntara si deseaba pronunciarse respecto a los cargos expuestos por la Fiscalía.
Ríos Montt, quien desde el pasado 14 de enero dejó de gozar de inmunidad judicial al dejar el puesto de diputado del Congreso para que el fue electo en 2007, se presentó en el tribunal tras ser citado a declarar sobre los señalamientos que pesan en su contra.
El jefe de la Fiscalía de Derechos Humanos, Manuel Vásquez, acusó a Ríos Montt, que gobernó de facto Guatemala entre 1982 y 1983, de haber "autorizado, diseñado, creado y supervisado" los planes contrainsurgentes por medio de los cuales el Ejército cometió genocidio y delitos contra la humanidad en poblaciones indígenas guatemaltecas durante los 17 meses que dirigió el país.
En concreto, precisó Vásquez, en ese período las Fuerzas Armadas asesinaron a 1,171 personas en 11 masacres y sometieron a abusos sexuales a 1,485 mujeres menores de edad en las comunidades indígenas de San Juan Cotzal, San Gaspar Chajúl y Santa María Nebaj, conocidas como el Triángulo Ixil, en el norteño departamento de Quiché.
El fiscal basó las acusaciones en 72 informes de expertos forenses, 11 informes militares en los que constaría que el exjefe de Estado de facto ordenó las operaciones contrainsurgentes de las Fuerzas Armadas, así como en el testimonio de más de un centenar de sobrevivientes y familiares de víctimas de las matanzas.
Ríos Montt, quien gobernó Guatemala entre 1982 y 1983, tras encabezar un golpe de Estado militar que derrocó al también general Romeo Lucas, lucía sereno en la audiencia pese al asedio de decenas de activistas de derechos humanos que llegaron a la sede del tribunal para exigir su procesamiento.
Durante los 17 meses que Ríos Montt gobernó de facto Guatemala, fueron asesinados y desaparecidos, supuestamente por las fuerzas de seguridad del Estado, miles de opositores al régimen militar, que intentaba aniquilar a los grupos guerrilleros con los que mantenía una guerra desde 1960.
Al finalizar la diligencia, la jueza deberá decidir si liga a Ríos Montt al proceso penal o lo exime de culpa, así como si ordena su detención preventiva, como pedirá la Fiscalía, o lo deja en libertad.
©EFE
Commentarios