Gingrich se impone en las primarias de Carolina del Sur

Univision.com | Jan 21, 2012 | 8:01 PM

SIGUIENTE:

El partido Republicano vota en Carolina del Sur, un Estado decisivo en los resultados finales.

Es la segunda derrota para Mitt Romney, quien compromete campaña por nominación republicana

El ex Presidente de la Cámara Baja, Newt Gingrich se impuso en la primaria de Carolina del Sur con el 40% de los votos republicanos en ese estado, frente al 27% obtenido por el líder hasta ahora, Mitt Romney. El conservador Rick Santorum, ex Senador de Pensilvania, quedó de tercer lugar con 17%.
Demostrando una recuperación increíble tras haber perdido en Iowa y New Hampshire, Gingrich habló ante una audiencia repleta criticando al Presidente Barack Obama como un "izquierdista radical". Tildó a Obama como un presidente que reparte subsidios (estampillas de descuentos de alimentos); mientras dijo que él quería ser conocido como un presidente que reparte cheques.
Por su lado, el ex Gobernador de Massachusetts, Mitt Romney admitió su segunda pérdida en la contienda republicana en un discurso ante sus seguidores a las 8:05 de la noche felicitando al ganador, Newt Gingrich. Sin embargo, Romney se dedicó a hablarles a los votantes de Florida, el público de la próxima carrera, y a arremeter contra Barack Obama, alegando que el Presidente está demonizando el éxito en Estados Unidos.
“Vamos a ganar esta nominación y vamos a ganarle al Presidente Obama en noviembre”, dijo Romney ante los gritos de la audiencia. “Yo no me minimizo ante la competencia, yo la abrazo. Yo creo que la competencia nos hace a todos mejores. Sé que está haciendo que nuestra campaña sea más fuerte”.
“El pueblo norteamericano estará buscando una opción real en esta campaña, y yo la voy a ofrecer”, dijo, enfatizando que esta elección es sobre reimponer la grandeza norteamericana en el mundo.
Con 41% de los votos escrutados, el aspirante Newt Gingrich llevaría una cómoda venta sobre Mitt Romney en las primarias de Carolina del Sur, una estratégica victoria que lo colocaría en el primer lugar de la lista de oportunidades con miras a enfrentar en noviembre al Presidente Barack Obama en la carrera por la Casa Blanca.
El ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, quien hace una semana se perfilaba como un seguro ganador, obtendría el segundo lugar. El tercer puesto lo disputan el conservador Rick Santorum y el médico libertario Ron Paul.
La victoria de Gingrich se convertiría, de esta forma, en una gran derrota para Romney. El ex gobernador de Massachusetts había fue notificado que perdió las primarias del 3 de enero en Iowa y sólo se adjudica, hasta ahora, la victoria de New Hampshire en un cerrado duelo que, en vez de catapultar a los republicanos los sujeta en una incierta campaña.
Tres horas antes del inicio de las votaciones en este simbólico estado del sur, los sondeos ya daban la victoria de Gingrich como un hecho.
Ron Paul, quien llegó de cuarto lugar, con 13% del apoyo republicano en ese estado, continuó haciendo hincapié sobre su mensaje libreprensador, basado en la disciplina fiscal y la reducción del rol del estado, así como una política exterior anti bélica, que mire hacia Estados Unidos.
 “¿Nos preguntamos por qué estamos en estas guerras?”, dijo. “Los fundadores de este país nos dieron la respuesta, no vayan a una guerra a menos que la guerra haya sido declarada contra ustedes”.
 Triunfo cabalístico
Desde 1980, el candidato republicano que gana las primarias de Carolina del Sur gana las primarias. En 2008 el senador de Arizona John McCain se impuso por un cómodo margen, pero en noviembre de ese año perdió la elección presidencial frente al entonces candidato demócrata Barack Obama.
Una encuesta realizada para The Associated Press y redes de televisión por Edison Research antes de la apertura de las urnas y que abarcó a más de 4,000 votantes al salir de los comicios en lugares escogidos al azar, dio como ganador a Gingrich con una sorprendente ventaja 40% a 26%, una diferencia de 14 puntos porcentuales.
"Gingrich ha ganado siete puntos porcentuales desde la encuesta del 17-18 de enero, y Romney ha perdido seis puntos porcentuales desde la misma encuesta", dijo la encuestadora en un comunicado.
El candidato conservador Ron Paul ocupó el tercer lugar con 18%, mientras el ultraconservador Rick Santorum quedó último con un 13%.
Golpes contundentes
La caída y derrota de Romney en los últimos días obedece a dos reveses: el retiro de la contienda del candidato ultraconservador, Rick Perry, quien endosó su campaña a Gingrich, y su descenso a la segunda posición en el "caucus" (asamblea electoral) en Iowa el 3 de enero en favor de Santorum.
El viernes, Romney había admitido que se encontraba en una reñida competencia con Gingrich por las primarias en Carolina del Sur, una campaña republicana que repentinamente se tornó turbulenta, a juicio de The Associated Press.
Los ataques y las acusaciones entre los candidatos llueven desde mucho antes de Iowa y ahora muchos se preguntan cuánto desgaste sufrirán y soportarán los republicanos en la contienda, y si el daño auto infringido durante el proceso podrán revertirlo para luego enfrentarse a la maquinaria demócrata, con Obama a la cabeza. No hay respuestas.
Pronósticos fallidos
Una semana antes de Carolina del Sur Romney había pronosticado una clara victoria en Carolina del Sur. Pero las preguntas sin respuestas acerca de su fortuna y su declaración de impuestos cobraron facturas, y permitió que Gingrich avanzara en medio de polémicas revelaciones de una de sus ex esposas y un debate que le permitió blandir una buena actuación.
El viejo zorro de la política estadounidense sabe cómo utilizar el discurso para decirles los electores republicanos lo que ellos quieren escuchar en esta cerrada contienda. De eso no caben dudas. Como dice el refrán, más sabe el diablo por viejo que por diablo.
El equipo de campaña que ganó en Carolina del Sur colocaría ahora a su candidato en una posición dominante de cara a las primarias de Florida, a celebrarse el 31 de enero. Y se ahí en adelante el camino, aseguran los expertos, comenzará a aclararse para bien de los republicanos, y también para los demócratas, quienes entonces podrán completar su estrategia para que Obama gane la reelección.
La derrota de Romney
The Associated Press señaló que si el ex gobernador de Massachusetts tropieza en Carolina del Sur, eso podría augurar una interminable batalla por la nominación que se extienda por meses y exponga aún más las divisiones dentro del partido, entre aquellos que quieren un candidato que pueda derrotar a Obama más que cualquier otra cosa, y aquellos que prefieren un conservador sólido.
Mientras los republicanos resuelven la problemática y deciden al candidato, algunos se preguntan en qué estado llegará el partido a las elecciones de noviembre. Y aunque algunos de los candidatos mencione que las primarias cada día se vuelven más “emocionantes”, los electores temen que ese cúmulo de emociones los encandile y le otorgue a los demócratas el espacio de maniobra suficiente para ganar en noviembre, e incluso para recuperar el control de ambas cámaras del Congreso.
Por ahora Romney sólo ha ganado una primaria, New Hampshire. En Iowa se impuso Santorum y en Carolina del Sur Romney y Gingrich llegaban empatados. A partir de ahora se escribirá una nueva historia que apuntará hacia Florida, y después de Florida quién sabe. El escenario es complejo y los republicanos lo saben, pero sus estrategias no lo mencionan porque en política las debilidades y las incertidumbres hay que mantenerlas ocultas del adversario.
¿Demasiado temprano?
Hasta ahora sólo se han registrado tres primarias: Iowa, New Hampshire y Carolina del Sur. Han votado nada más que 371,910 electores, y otros 400 mil a 460 mil lo hicieron esta noche en Carolina del Sur, estimó The Associate Press.
Si sumamos, en las tres primeras elecciones republicanas internas habrán participado apenas alrededor de 834 mil, cantidad representa apenas 0,006% del total de votos que obtuvo el candidato republicano en las anteriores elecciones generales, el hoy senador John McCain, quien perdió en 2008 ante el presidente Barack Obama.
Otro dato interesante aportado por La Opinión: para este sábado sólo se conocieron 65 de un total de 2,286 delegados para la Convención Nacional Republicana. Para ganar la candidatura presidencial, el aspirante debe reunir el apoyo de 1,144 delegados en el curso de las asambleas partidistas y las elecciones primarias, que concluirá a finales de junio.
©Univision.com
Comentarios